Carlos Fierro con un grupo de egresados del Diplomado en Gastronomía de la UJAP

Carlos Fierro con un grupo de egresados del Diplomado en Gastronomía de la UJAP
Carlos Fierro con un grupo de egresados del Diplomado en Gastronomía de la UJAP del cual fue su Coordinador al inicio. GASTRONOMIA (del griego γαστρονομία)es el estudio de la relación del hombre con su alimentación y su medio ambiente o entorno.Gastrónomo es la persona que se ocupa de esta ciencia. A menudo se piensa erróneamente que el término gastronomía únicamente tiene relación con el arte culinario y la cubertería en torno a una mesa. Sin embargo ésta es una pequeña parte del campo de estudio de dicha disciplina: no siempre se puede afirmar que un cocinero es un gastrónomo. La gastronomía estudia varios componentes culturales tomando como eje central la comida.Para mucha gente, el aprender a cocinar implica no solo encontrar una distracción o un pasatiempo cualquiera; pues cocinar (en un término amplio) es más que solo técnicas y procedimientos... es un arte, que eleva a la persona que lo practica y que lo disfruta. Eso es para mi la cocina, con mis obvias limitaciones para preparar diversos platillos, es una actividad que disfruto en todos sus pasos, desde elegir un vegetal perfecto, pasando por el momento en que especiamos la comida, hasta el momento en que me siento con los que amo a disfrutar del resultado, que no es otro más que ese mismo, disfrutar esta deliciosa actividad o con mis alumnos a transmitirles conocimientos que les permitirán ser ellos creadores de sus propios platos gracias a sus saberes llevados a sabores

sábado, 29 de abril de 2017

Israel Morales, fusión y creatividad en la cocina La cocina es para él un laboratorio, un refugio y un sitio de creación lleno de sabores, sustancias, suspiros y secretos que se develan al saborear sus exquisitos platos. Para ser un chef, primero hay ser un buen cocinero. La diferencia es que un chef tiene el mayor compromiso, ya que debe asegurarse de que todo salga muy bien. La responsabilidad es grande, pero al final es muy gratificante cuando los comensales te dan las gracias con una sonrisa en sus rostros.


Cortesía
Israel Morales
Por EL NACIONAL WEB
25 DE ABRIL DE 2017 06:38 PM | ACTUALIZADO EL 28 DE ABRIL DE 2017 19:05 PM
El talento de Israel Morales está en mezclar todo lo que necesita, como un alquimista, en medidas exactas, para elaborar recetas llenas de sabores y olores que nos invitan al placer del buen comer: Pero además, su gran pasión es poder crear platos con ingredientes autóctonos que puedan viajar por el mundo dejando en alto nuestra rica gastronomía.
 Por otro lado, se define como un gran apasionado de la gastronomía, que llena de energía positiva su entorno. Asimismo, trata de ir por la vida con la más cálida de las sonrisas, pero además, como buen venezolano, es alegre y conversador.    
Así es Israel Morales, quien está desde los diecisiete años en el mundo de la gastronomía.
“Inicié mi carrera como ayudante de sushero en la agencia Festejos Mar cuando tenía solo 17 años, gracias a esta experiencia decidí integrar el arte culinario en mi vida. A partir de ese momento, comencé mis estudios como chef internacional en la Escuela de Gastronomía High Training Educational Institute, graduado de la misma escuela, especializado en cocina asiática”, recordó Morales.
Este venezolano visualiza el éxito con trabajo y dedicación, y así ha alcanzado importantes metas, mismas que lo llevaron a la creación de su propio negocio: “Luego de ser contratado por prestigiosos restaurantes, quise experimentar y probar por mi cuenta y nació entonces nuestra compañía Sushi Eventos, junto a mi hermano Rafael Morales, quien se encarga de captar a los clientes, crear los distintos tipos de eventos, la logística, conseguir los materiales necesarios para hacer varias temáticas y promociones de sushis. Junto a él empecé a hacer delevrys y realizar cursos para personas que desean aprender elaborar sushi”, comentó el profesional de la gastronomía.  
Ha obtenido numerosos reconocimientos nacionales e internacionales, por sus vanguardistas y exóticas creaciones envueltas en la magia de la fusión y la creatividad. Todo un banquete gourmet que impresionan al paladar de quienes prueban sus platos. Un ejemplo de ello es la elaboración de rolls, combinados con frutas tropicales como mango, fresa, mandarina, mora y kiwi, técnicas innovadoras que se han convertido en su sello distintivo como chef. 
-¿Cómo nace tu pasión por la gastronomía?
Nace por el deseo de ayudar a mi mamá en la cocina de la casa, ya que ella había sido sometida a una operación y tenía que estar de reposo. Desde ese día me enamoré de la cocina.
-¿Qué es lo que más te apasiona de ser chef?
El poder crear, alimentar, servir, complacer, hacer feliz… Me encanta cada una de las acciones anteriormente mencionadas. De seguro se quedarán otras, pero ¡hacer feliz! No puede haber algo más bonito en la vida que hacer feliz a una persona, haciendo algo que te hace feliz a ti.        
-¿Eres chef por moda o por vocación?
¡Lo que se lleva en la sangre jamás podrá ser moda! Mi vocación va más allá de vivir de esto. La cocina es parte integral de mi concepto como ser humano, como productor. Estoy casi seguro de que llegué temprano a la repartición de esta cualidad que tanto me enorgullece y enriquece: ¡Mi gastronomía!     
-¿Cuál es la virtud más importante de un chef?
Liderazgo. Es una condición que se debe ganar y lamentablemente no todos juegan esa lotería. El liderazgo es puro, no merecido, no autoadquirido. Es proclamado, y cuando un chef lo logra es respetado con admiración dentro de su equipo, podríamos decir que ha sido su mayor logro y su mayor virtud.
-¿Y el peor defecto?
El querer hacer todo a la vez y estar pendiente de los mínimos detalles que pueden ocurrir en la cocina.
-¿Diferencias entre un chef y un cocinero?
 Para ser un chef, primero hay ser un buen cocinero. La diferencia es que un chef tiene el mayor compromiso, ya que debe asegurarse de que todo salga muy bien. La responsabilidad es grande, pero al final es muy gratificante cuando los comensales te dan las gracias con una sonrisa en sus rostros.
-¿Qué exige la gastronomía hoy día?
Las exigencias de la gastronomía siguen siendo las mismas desde hace varios años atrás: puntualidad, profesionalismo, pasión y ganas de dar lo mejor de sí en la cocina.
En el mundo de la gastronomía, ¿Tienes una especialidad?
Sí, la comida japonesa me encanta por su cultura milenaria, por las técnicas para cocinar y lo que puede llegar a representar cada forma de decoración en la comida.
-¿Por cuál corriente te inclinas en la nueva gastronomía?
Me inclino un poco hacia la cocina molecular. Me gustaría realizar unos sushis con ese estilo, pero primero debo aprender muy bien esas técnicas.
En tus recetas, ¿A qué concedes especial atención?
Que sean versátiles, que no sean recetas únicas, pero también presto especial atención a sus técnicas y cocciones, ¡son importantes!       
-¿Qué plato has creado que te llena de orgullo?
Los famosos “sushi roll tropical” que se preparan con mango, fresa y cranberries.
-¿Cuál ha sido tu mayor logro profesional?
Mi mayor logro profesional fue poder participar junto a mi hermano en una competencia de Microemprendedores de 150 cocineros, obtuvimos el segundo lugar.
-¿Y el momento más difícil?
Aprender a administrar mi tiempo, para llevar una vida personal equilibrada. Desde ese entonces, aprendí a dedicarle el tiempo necesario a cada actividad. Muchas veces el trabajo que realizo en la cocina suele ser absorbente.   
Hace ocho años emprendes en Caracas, junto a tu hermano, una iniciativa gastronómica llamada Sushi Eventos, ¿Cómo puedes narrar esta experiencia y el concepto que hace diferente a este negocio?
Sushi Eventos es producto de una gran idea que se nos ocurrió a mi hermano, Rafael Morales, y a mí. Queríamos emprender nuestro propio negocio, de manera que pudiéramos manejarlo desde el hogar. Al principio pensábamos que iba a ser fácil llevar a cabo estos planes. Recuerdo que decía: “Él, mi hermano, consigue los eventos y yo cocino”. Luego, con algo de experiencia, nos dimos cuenta de que queríamos trabajar para ciertos tipos de eventos como cenas, cumpleaños, fiestas y reuniones. De eso se trata, de que el cocinero se dirija hasta una determinada casa y cocine todo lo que la persona puede comer en un restaurante o en la calle, pero esta vez en la comodidad de su hogar.
Sushi Eventos es famosa por combinar comida asiática con frutas tropicales, ¿Por qué hacer esa fusión tan exótica?
Hacemos este tipo de combinaciones porque nos gusta salirnos de los parámetros. Normalmente, podemos observar que lo más exótico que puede contener un sushi es un aguacate, pero al paladar le podemos mostrar que hay otros tipos de sabores que, juntos, pueden llegar a hacer una buena fusión con el pescado.  Hasta los momentos, lo hemos sabido demostrar y no nos limitamos a nuevas creaciones. 
-¿Cuál es la combinación más extraordinaria que has colocado en el menú?
Yo diría que la combinación más extraña que he hecho fue agregar cramberry, salmón queso crema, cebollín y mango. Luego de mezclar estos ingredientes, los temporicé para darle ese “cronchis,” que a veces es difícil conseguir.
-¿A qué se debe el triunfo del sushi?
Desde mi punto de vista, el triunfo del sushi está en realizar el trabajo con el corazón, para brindarles el mejor servicio a los comensales. Es así como cuando uno tiene una novia y quiere impresionarla de la mejor manera.
-¿Qué pescado consideras que es el que mejor liga con la cocina japonesa y por qué?
¡El salmón! Me encanta, y más si lo podemos ahumar o marinarlo. Hay varios tipos de salmones que se pueden utilizar para destacar otros sabores distintos. 
-¿Crees que el “BOOM” del sushi ha venido a nosotros para quedarse?
El sushi viene siendo un "boom" desde hace varios años atrás. El éxito radica en saber enamorar a los comensales. Es como cuando consumes sopa todos los domingos, si no buscas la manera de hacer un cambio de menú, te cansarás muy rápido de consumir siempre lo mismo.  Definitivamente pienso que el sushi llegó para quedarse durante mucho tiempo.
-¿Nos puedes compartir uno de tus secretos de cocina?
Mi secreto en la cocina es aplicar uno de los valores más importante: el compañerismo. Cuando el chef mantiene esa actitud de compañerismo, el trabajo se facilita en la cocina. Muchas veces una sola persona no puede asumir todas las responsabilidades. Por eso es importante que haya apoyo entre el chef y los cocineros.
-¿Cómo definirías este momento en tu vida?

Estoy viviendo un momento crucial, experimentando cambios en mi vida. Cada día se me presentan situaciones en las que aprovecho para obtener un aprendizaje positivo para mi vida personal y profesional. 

domingo, 23 de abril de 2017

El costillar de morocoto debuta en la capital Es el plato estrella del menú de degustación que ofrece el chef Néstor Acuña en Sarrapia Gastrobar, su restaurante en Ciudad Bolívar


El Morocoto (Piaractus Brachypomus) y La Cachama (Colossoma macropomum), pertenecen al género Piaractus, y pueden distinguirse a simple vista por el colorido de su cuerpo: el morocoto adulto presenta un color grisáceo a pardo o violáceo sobre el dorso y los costados, con el abdomen blanquecino salpicado de manchitas anaranjadas. Los juveniles presentan coloración mas clara sobre el dorso y los costados y rojo vivo en la cabeza y parte anterior del abdomen.
Las cachamas pueden presentar dos patrones de coloración: amarillo  y negro con toda la gama de variantes. También se les llama cherna, tambaquí o pacú negro.
Ambas especies tienen una alimentacion frugívora y en menor escala omnívora y herbívora. Tienen elevada fecundidad, la cual se incrementa en el caso que los progenitores no cuiden de los huevos y alevines.  Se piensa que el desove ocurre en las lagunas de rebalse y áreas de inundación. Habitan (dependiendo si son ejemplares juveniles o adultos), en la corriente principal del río o lagunas de rebalse.
Morocoto


El morocoto es muy cotizado y abundante en el delta del Orinoco y la cachama en el río Apure. En general, ambas especies podemos conseguirlas además de en los ríos ya mencionados, en el Portuguesa, Guanare, Caparo, Meta y  Sarare. 



La cita es en Sur, restaurante del Hotel JW Marriott y la propuesta está compuesta por seis platos
Por ILEANA MATOS
23 DE ABRIL DE 2017 12:07 AM | ACTUALIZADO EL 23 DE ABRIL DE 2017 01:40 AM
“Es plato emblemático de Bolívar y en Sarrapia Gastrobar se sirve con patacones, pico e’gallo y salsa de ají dulce”, explica Néstor Acuña –chef del restaurante localizado en Ciudad Bolívar– que ofrecerá el jueves y el viernes de esta semana, en Caracas, su menú de degustación, en el que la costilla de morocoto, frita en grasa de cerdo, es el plato principal.
La cita es en Sur, restaurante del Hotel JW Marriott y la propuesta está compuesta por seis platos, además del coctel de papelón y parchita con aroma de sarrapia, que se servirá antes del festín, y el frapé de tamarindo, limpia paladar que antecede a la preparación estrella de Acuña, reconocido por la Academia Venezolana de Gastronomía con el Tenedor del Oro al Chef del Año 2016.
¿Primero? Ceviche de curvina orinoquense marinada en cebollín, ají dulce, limón y naranja, con toque de rocoto. Le siguen la crema de morocoto con su crosta, el boconcini de plátano relleno con guayanés, sobre ají dulce y con fondue de queso, y pelao guayanés, otro plato emblemático de Bolívar. De postre, helado de sarrapia con buñuelo de yuca.¿Más?  Un conversatorio sobre la cocina de Bolívar –que forma parte del Ciclo de Cocinas regionales que ofrece el JW Marriott– en el que participarán, además del chef, el periodista y editor Miro Popic y Karla Herrera Wulff , experta en cocina bolivarense con énfasis en la de El Callao.  

La cita
El menú se ofrecerá el 28 de abril, de 7:00 a 9:00 pm, y el 29 de abril de 2:00 a 5:00 pm, día en el que también se realizará, a las 11:00 am, el conversatorio.
Reservaciones: 957 6070 Redes IG y TW: @sur­_ restaurante


GASTROETC Encuentro de chocolate en Mérida


Por ROSANNA DI TURI / RDITURI@EL-NACIONAL.COM / @ROSANNADITURI
23 DE ABRIL DE 2017 12:01 AM
Encuentro de chocolate en Mérida 
Hay un entusiasmo creciente entre quienes han decidido voltear la mirada y esmeros hacia el cacao de Venezuela y la posibilidad de lograr emprendimientos desde el chocolate. En Mérida, con el ánimo de atraer las visitas a esa ciudad generosa, decidieron crear un encuentro concentrado en estos siempre gustosos temas. Lo bautizaron Festival del Chocolate, será desde el 28 al 30 de abril y tendrá varios escenarios. El viernes 28 planean un ciclo de charlas sobre el cacao en el hotel La Terraza con distintos ponentes. Las actividades continuarán con dos talleres: uno sobre buenas prácticas en la producción de cacao en el hotel Tibisay; el otro lo ofrecerá Gabriela Ramírez, de Chocolates La Mucuy, sobre bombonería.
El sábado 29, Giovanni Conversi, de Mantuano Chocolates, y Asmiriam Roa, de Andinos Bistró Café en Mérida, compartirán cómo hacer tabletas saborizadas. También está en agenda un taller de chocolates bean to bar por Chocolates Cayré, La Mucuy y Andinos Bistró. Habrá una expoferia con las propuestas de quienes apuestan desde sus emprendimientos por el cacao y chocolate, catas y una exposición como parte de este encuentro organizado por la Alcaldía de Mérida, la web Viva el Cacao, emprendedores y empresarios de la ciudad.
*En Festival del Chocolate de Mérida habrá actividades abiertas a todo público y otras que ameritan reserva y pago previo. En Instagram: @festivalchocolatemer / Twitter: @festivalmer. Su e-mailfestivaldechocolate.merida@gmail.com <mailto:festivaldechocolate.merida@gmail.com>  Teléfono: (0416) 138 2671.

Vinos isleños en Venezuela 
“Canarias tiene siete islas, pero siempre decimos que la octava es Venezuela. Nos unen muchas cosas: estas tierras dieron a comer a mis padres. Me hace ilusión venir y ver como siguen adelante”, compartía el enólogo Pablo López Betancourt en su visita a Venezuela. La bodega El Sitio, que vino a presentar, es la apuesta de un empresario canario enraizado en Venezuela, que decidió que este sea el primer mercado de estos vinos fuera de España. A propósito de la llegada de esas botellas, López compartió parte del historial de los vinos en esas islas. “En Canarias se elabora vino desde hace 500 años. Durante dos siglos y medio fue fundamental. Luego decayó y lo estamos rescatando”. Suman a sus fortalezas la diversidad de microclimas  y “60 variedades de uvas, 19 de ellas únicas en el mundo”, que se preservaron gracias a que allí no llegó la devastadora filoxera. Ellos buscan contar en sus vinos las diferencias que ofrece su tierra con uvas como la malvasía aromática, “la reina de las variedades en Canarias porque permite vinos blancos muy aromáticos”. También quieren compartir la tenacidad para lograrlos. “Hay lugares en la isla donde es heroico tener viñedos. En Lanzarote, por ejemplo, hay unas viñas en suelos volcánicos donde se escavan agujeros para plantarlas. Así se hace que lleguen al manto vegetal y se protegen de los vientos”. La bodega El Sitio está en Tenerife, pero tienen tres viñedos en distintas zonas del archipiélago.
En Instagram: @bodegaelsitio


BUEN BEBER El Sitio Malvasia 2014


Por MIRO POPIC
23 DE ABRIL DE 2017 12:01 AM | ACTUALIZADO EL 23 DE ABRIL DE 2017 07:45 AM
El primer vino español que se exportó al mundo salió de las Islas Canarias, tierra volcánica de viticultura extrema, donde la aridez y la humedad concurren en el mismo espacio, separadas solo por la brisa o el sol, según la posición de las laderas. Nadie sabe cómo llegaron las primeras cepas a las islas, cepas que se han transformado en varietales autóctonos cultivados en esos suelos. ¿Les dice algo, por ejemplo, el nombre de listán negro o vijariego o malvasía? Puede que este último sí, pero de los anteriores ni idea. Eso es lo bello del vino, encontrarse de vez en cuando con muestras que desconoces en absoluto y que rompen con todos los esquemas conservados en nuestra memoria gustativa. Me ocurrió con los vinos de la Bodega El Sitio de la isla de Tenerife, producidos y manejados por Francisco González Yánez, un venezolano terco que insiste en seguir haciendo cosas buenas. Sus vinos ya están aquí, al menos con dos varietales. El Sitio de San Juan, malvasía aromático, 2014, es un blanco de buena intensidad aromática, estructurado en boca, mediana acidez, persistente y algo vegetal, excelente para acompañar cualquier marisco por más yodo que tenga. El Sitio de San Juan, un tinto bivarietal listán negro y vijariego, totalmente diferente a todo lo conocido, por lo que no acepta comparaciones. Hay que beberlo y entenderlo como es, joven, equilibrado en boca, agradable y peculiar. Dos opciones absolutamente renovadoras para romper con la monotonía que domina el mercado. Son vinos canarios que también existen. Y buenos.
Precio: Medio
Distribuye: Mar Fran C.A.
Tfno.: (0212) 9410265

La sazón zuliana tiene una noche en Caracas El chef maracucho ofrecerá la “warisyorlava”, nombre que identifica a su propuesta gastronómica


@jdvolcan/lilozfilms
Por ILEANA MATOS | IMATOS@EL-NACIONAL.COM
23 DE ABRIL DE 2017 12:01 AM | ACTUALIZADO EL 23 DE ABRIL DE 2017 01:38 AM
“En spanglish maracucho 'warisyorlava' resume la oración What's your love,  dicha a gran velocidad”, dice Carlos Hernández Coll  sobre el nombre de su propuesta culinaria que nació de su necesidad de reencontrarse con costumbres olvidadas, por ejemplo, reunirse  alrededor de la mesa con amigos y familiares.
Los cortes de carne obtenidos en un curso que dictó sobre el aprovechamiento del cerdo, “de la cabeza a la cola”, lo animaron a ofrecer una parrillada a los participantes quienes, encantados con el plan de disfrutar un domingo “como los de antes” aceptaron la invitación.  “Con esa parrillada nació la ‘warisyorlaba’, la más personal de mis propuestas  culinarias”, afirma Hernández, gerente de Alimentos y Bebidas del Hotel Kristoff, en Maracaibo, y chef de sus dos restaurantes,  Sukala y Tolaba.
La propuesta, que ha ganado fama en la capital zuliana, ya se ofreció en Angostura Café Bistró, restaurante de Juan Carlos Sayalero en Puerto Ordaz, en El Langar de Sumito, el de Sumito Estévez en Margarita, y en El Bosque Bistró, de Iván García, en Mérida. Ahora llega a Moreno Restaurante para inaugurar las Gastronoches Moreno, propuesta del chef Víctor Moreno, interesado en enriquecer su oferta de sabores regionales.
El primer plato es el canelón de ajoporro  relleno de cerdo con pico e'gallo de remolacha y bayonesa –“pulpa de berenjena casi quemada y emulsionada con aceite y sal”, explica el chef, cuyo segundo plato se llama “Y si nos vamos presentando” y reúne tres preparaciones maracuchas muy populares: mandoca, yoyito y tumbarrancho, en las que se lucen el plátano y el queso, ingredientes indispensables en la despensa zuliana. “La primera lleva plátano maduro y queso semiduro, el segundo plátano pintón y palmita, y la tercera, una arepa de maíz pilado y asado, queso de mano”.
Siguen “De Zapara pa'Caracas” –escabeche de pescado  con tostoncitos crujientes y sal de aceituna– y  “La cochina obsesión”, costilla de cerdo curada por 48 horas en sal, azúcar y cilantro, asada a la parrilla y laqueada en salamandra con una barbacoa fresca. Se sirve sobre arroz “chino” con trocitos de cerdo saltado, soya y jengibre, y se cubre con cebollín crujiente. ¿Más? Piña colada, ponqué suave que se embebe en ron y se cubre con una nube de gelatina, y piña y coco deshidratados.  
El Dato

La cita es el 26 de abril en Moreno Restaurante, en Altamira Village, avenida Luis Roche. Reservaciones: reservaciones@morenocaracas.com

sábado, 22 de abril de 2017

El 19 de mayo cierra plazo de nominación de chefs al Basque Culinary World María Fernanda Di Giacobbe, ganadora del primer Basque Culinary World Prize, el año pasado, y la escritora mexicana Laura Esquivel, conocida por su novela Como agua para chocolate, integran el jurado El ganador recibirá 100.000 euros, que deberá donar a algún proyecto de su elección que exprese el poder transformador de la cocina


El Nacional 20 DE ABRIL DE 2017
San Sebastián. A un mes del cierre de las nominaciones para la segunda edición del Basque Culinary World Prize, profesionales e instituciones gastronómicas latinoamericanas invitan a postular a chefs con proyectos innovadores que hayan “mejorado la sociedad a través de la gastronomía”, y juzgados por algunos de los chefs más influyentes del mundo. 
Para optar al premio los candidatos deberán ser nominados por otro profesional activo del gremio gastronómico, es decir, por algún cocinero, restaurador, productor, escritor o periodista gastronómico, o por instituciones del sector,  a través de la web www.basqueculinaryworldprize.com.
El plazo de nominación cerrará el 19 de mayo de 2017 y está abierto a los chefs de todas las nacionalidades que demuestren cómo la gastronomía puede ser una fuerza poderosa para el cambio. El ganador será anunciado el martes 18 de julio de 2017, en la reunión del Comité Internacional del Basque Culinary Center en la ciudad de México, que será parte de un importante evento mundial sobre biodiversidad organizado en alianza con el chef Enrique Olvera. La entrega oficial del premio se celebrará en octubre en el País Vasco.
El Jurado del Premio, que decidirá el ganador, incluye muchos de los nombres más importantes de la gastronomía latinoamericana, incluyendo a Gastón Acurio, a quien se le atribuye el renacimiento mundial de la cocina peruana; Alex Atala, el chef brasileño cuyo restaurante D.O.M es uno de los mejores de la región, y que se ha hecho famoso por defender los ingredientes nativos para revivir la identidad cultural de su país; y Enrique Olvera, que dirige Pujol, el restaurante número uno de México. Dos de los nuevos jueces de este año son de América Latina, entre ellos  la escritora mexicana Laura Esquivel, conocida por su novela Como agua para chocolate, y María Fernanda Di Giacobbe, ganadora del primer Basque Culinary World Prize, el año pasado.
El premio, creado por el Basque Culinary Center y el Gobierno Vasco, en el marco de la estrategia Euskadi-Basque Country, el Basque Culinary World Prize, dota al ganador con 100.000 euros, que deberá donar a algún proyecto de su elección que exprese el poder transformador de la cocina.
Este premio se enmarca dentro de la estrategia integral Basque Country. Una marca de país que partiendo de nuestras fortalezas y singularidades, nos posiciona como actor global, referente de excelencia, como modelo de calidad de vida y de cohesión social, como territorio innovador y competitivo”, dijo la consejera de Desarrollo Económico e Infraestructuras del Gobierno Vasco, Arantxa Tapia, quien agregó que uno  de los escenarios donde también se pretende que Euskadi siga siendo un referente en el ámbito internacional es en materia gastronómica. “Estamos convencidos de la relevancia que puede alcanzar este sector, entendiendo la gastronomía como parte de la cadena de valor de la alimentación y como motor de cambio que aporta una mirada distinta ante esquemas convencionales y busca soluciones a problemas sociales”,
Joxe Mari Aizega, director general de Basque Culinary Center, recordó que la gastronomía puede tener una incidencia especial en la sociedad cuando los chefs asumen la responsabilidad que conlleva tener una voz pública. Con esta segunda edición –añadió– seguiremos compartiendo ejemplos concretos del trabajo extraordinario que vienen haciendo chefs en todas partes, sean conocidos públicamente o no, o si es a pequeña o a gran escala.
En 2016, más de 120 cocineros fueron nominados con proyectos en más de 20 países. “Conectados sus cocinas, tradiciones y productos, con su cultura y sociedad, hay cocineros trabajando intensamente cuyas historias merecen ser compartidas”, explicó la chef Elena Arzak, en relación con la primera edición del BCWP en la que resultó ganadora María Fernanda Di Giacobbe por su proyecto Cacao de Origen, con el que promueve una red de educación, emprendimiento y desarrollo en torno al cacao, que ha ofrecido oportunidades de formación y empleo a más de 8.500 mujeres en situación de exclusión.
El premio. Avalado y otorgado por el Basque Culinary Center , institución académica líder en el mundo dedicada a la educación, innovación e investigación gastronómica, y promocionado por el Gobierno Vasco en el marco de la Estrategia Euskadi-Basque Country, una marca de país que cuenta con el apoyo y la participación de todas las instituciones vascas, que promueve a Euskadi desde valores intrínsecos como la cultura del esfuerzo, el compromiso, la capacidad de superación,  la vocación por la transformación o la igualdad de oportunidades para hombres y mujeres. 

Para mayor información sobre los miembros del jurado y la mecánica del premio, acudir a la web www.basqueculinaryworldprize.com

miércoles, 19 de abril de 2017

Vinos, una nueva revolución roja en LA OPINIÓN DE Beatriz De Majo


El Nacional 19 DE ABRIL DE 2017 12:41 AM
Desde hace ya varios años China lidera el crecimiento de la industria del vino en el mundo entero. La expansión del consumo en el Imperio del Medio, la que en los 5 últimos años ha superado un promedio de 100% interanual, es la responsable de que los ojos de los mercaderes del vino se hayan vuelto hacia Asia para planificar su estrategia de atención al mercado, tanto desde el punto de vista de cantidades como de calidades.
Es que mientras que un francés consume más de 48 litros de vinos al año,en la China de hoy aun no alcanzan a 1,5 litros por cabeza, pero la velocidad del crecimiento es tal que es mejor darse prisa a entender a cabalidad el mercado de consumidores de esta vastísima región del planeta, antes de que los competidores lo hagan.
De esta manera los cuatro grandes productores mundiales ubicados en Francia, Italia y España y Estados Unidos, se han puesto los guantes para captar una porción del promisor mercado asiático. La producción de estos cuatrosupera dos tercios de las botellas que ruedan por el mundo. Otros 70 países en el orbe, productores comerciales de vinos, tienen débiles posibilidades de atender eficientemente la monumental demanda de los chinos.  
De los 250 millones de hectolitros que se pusieron en el mercado en el año 2015, China recibió 18 millones y ya para el año pasado se ubicó como el primer consumidor mundial.
Pero si el mercado masivo es tentador por sus colosales cifras, la calidad, a partir de este momento debe ser seriamente atendida y muchos productores se interrogan si la masividad debe seguir siendo privilegiada por encima de la calidad, o ha llegado el momento de educar el paladar de tan vasto mercado.
La tarea no puede ser más compleja. El consumidor chino bebe vino desde épocas inmemoriales. Estamos hablando de 4600 años atrás.  Pero se trataba de vino de arroz. La moda del consumo del vino de uva proveniente de otros mercados, en cifras significativas,es cosa de apenas el siglo pasado y, desde el advenimiento de la modernidad occidentalizante, la tendencia comenzó a ser exponencial: se triplicó en la última década. Hoy cuenta por 155 millones de cajas importadas.
Pero este consumidor recién llegado está fuertemente influenciado por temas sobre los que hay poco control. El Vino tinto es mucho más requerido que el blanco. Mejor dicho, aun el vino blanco solo alcanza al gusto femenino. Los hombres ven en el color rojo varios elementos que lo transforman en el preferido. El rojo está vinculado a los colores nacionales, al poder y al lujo.Aun el vino se bebe en eventos y celebraciones especiales como aniversarios y matrimonios.  Pero dentro de la frugalidad que los caracteriza, es muy elevado el componente de ciudadanos que se enorgullecen de declarar que no consumen  ni una gota de alcohol: 4 de cada diez.
Así pues, entender el comportamiento social chino, sus variantes culturales, y temas tan pedestres como la estructura de los presupuestos familiares es vital para poderse insertar en este exigente mercado donde los productores locales ya están igualmente dando la batalla.   Hasta el diseño de las etiquetas de las botellas debe tener un componente asiático que no catalogue a su consumidor, como favorecedor de otras culturas.

Estamos, pues, hablando de un mercado regional que está demandando más de 500 millones de dólares solo a través de la bolsa de vinos de Hong Kong. Hay, en esa torta, espacio para mucha innovación, pero también es posible equivocarse frontalmente.