Carlos Fierro con un grupo de egresados del Diplomado en Gastronomía de la UJAP

Carlos Fierro con un grupo de egresados del Diplomado en Gastronomía de la UJAP
Carlos Fierro con un grupo de egresados del Diplomado en Gastronomía de la UJAP del cual fue su Coordinador al inicio. GASTRONOMIA (del griego γαστρονομία)es el estudio de la relación del hombre con su alimentación y su medio ambiente o entorno.Gastrónomo es la persona que se ocupa de esta ciencia. A menudo se piensa erróneamente que el término gastronomía únicamente tiene relación con el arte culinario y la cubertería en torno a una mesa. Sin embargo ésta es una pequeña parte del campo de estudio de dicha disciplina: no siempre se puede afirmar que un cocinero es un gastrónomo. La gastronomía estudia varios componentes culturales tomando como eje central la comida.Para mucha gente, el aprender a cocinar implica no solo encontrar una distracción o un pasatiempo cualquiera; pues cocinar (en un término amplio) es más que solo técnicas y procedimientos... es un arte, que eleva a la persona que lo practica y que lo disfruta. Eso es para mi la cocina, con mis obvias limitaciones para preparar diversos platillos, es una actividad que disfruto en todos sus pasos, desde elegir un vegetal perfecto, pasando por el momento en que especiamos la comida, hasta el momento en que me siento con los que amo a disfrutar del resultado, que no es otro más que ese mismo, disfrutar esta deliciosa actividad o con mis alumnos a transmitirles conocimientos que les permitirán ser ellos creadores de sus propios platos gracias a sus saberes llevados a sabores

domingo, 25 de junio de 2017

Los sabores amazónicos salen de la selva Dos restaurantes caraqueños y un bar de tapas que sirve cervezas de sifón tiradas ofrecen en sus menús preparaciones a base de frutas y tubérculos de la región

Por ILEANA MATOS | IMATOS@EL-NACIONAL.COM
25 DE JUNIO DE 2017 12:02 AM
Se llama Barehuä, es de copoazú –fruto amazónico de la misma familia del cacao– y para su elaboración se siguieron los mismos pasos que se utilizan para hacer chocolate: fermentación, secado, descascarillado y tostado. ¿El resultado? Sabor frutal, agradable en boca y de buen retrogusto, que despierta interés. Lo dice Bernardo Machado, miembro del equipo de Cacao de Origen, laboratorio que lidera la reconocida chocolatera María Fernanda Di Giacobbe, donde se procesaron 10 kilos de semillas que dieron como resultado las primeras 140 tabletas de copoazú producidas en el país.
La iniciativa es de Inversiones Bareguä, empresa constituida por la Fundación Sabores Aborígenes Venezolanos –a cargo de Lucy Quero y Harold Quevedo, y dedicada a la difusión, desarrollo, procesamiento y distribución de frutos selváticos de Venezuela–, y de Pedro y Ramón Dahdah, propietarios de Fragolate, heladería artesanal que incorporó a su lista de sabores el de copoazú y los de otros frutos amazónicos: arazá, manaca y túpiro.
Veinte años. El interés de Quero por las posibilidades culinarias que ofrecen frutas y tubérculos amazónicos comenzó en el año 2000 y su plan es aprovecharlas en la elaboración de productos innovadores y de calidad, como ya lo hace Brasil. Cuenta con el apoyo de Quevedo, su yerno, que la acompaña desde 2008 y es responsable de la comercialización y del apoyo que se ofrece a la clientela que los exige regularmente.
¿Ejemplos? D.O.C. Restaurant, en Caracas, que ofrece sus tablas de quesos artesanales con confituras de copoazú y piña amazónica; Santas Cañas Gastrobar,  en Valencia, que sirve ceviches y cervezas de sifón tiradas con crocantes de batata y de mapuey amarillo o morado; y Malva, otro restaurante capitalino, que usa manjar de arazá como base de la tisana que ofrece en su menú.
En la lista de productos destacan además la mermelada, el vinagre y el aderezo de túpiro; el sirope  de manaca, ideal para panquecas y jamones; el aceite de seje, los ajiceros de murupí, el mañoco y el kumachi; y las harinas, de pijiguao, con la que Quero elabora tortelinis que rellena con pisillo, y de mucílago de copoazú que, de acuerdo con Ana Simancas, cocinera y panadera, es buen sustituto del polvo de hornear y gran aromatizante.
En Puerto Ayacucho. La fundación funciona en un local alquilado a la alcaldía de Atures, a la que se reconoce el apoyo que ofrece al proyecto, en la capital amazónica, donde está el restaurante escuela y se dicta, dos veces al año –“de viernes a viernes, único día en el que llegan vuelos a Puerto Ayacucho”, aclara Quero– a quienes se interesen por conocer el uso culinario de los productos de la región.
Allí también se reciben las cosechas de 13 comunidades indígenas, que han entendido conceptos como el crédito y la sustentabilidad, agrega la investigadora, antes de probar una fruta del tamaño de una pasita, que se conoce como “niña”, está de temporada y sabe a níspero. El Amazonas venezolano, agrega, puede ser autosustentable pero es necesario invertir en tecnología para aprovechar mejor sus recursos y trabajar de forma sostenible para preservar su cocina tradicional.
El dato

Los productos de la Fundación Sabores Aborígenes Venezolanos están a la venta en Café Arábica, en la avenida Andrés Bello de Los Palos Grandes; en Merei, local del mercado Municipal de Chacao, y a través del correo electrónico harold@saboresbaorigenes.com y el teléfono (0414) 915 0172

martes, 20 de junio de 2017

BUEN BEBER Los Vascos Sauvignon Blanc 2013


Por MIRO POPIC
18 DE JUNIO DE 2017 12:01 AM
Hay ciertos prejuicios con la edad de los vinos blancos que es preciso vencer. Muchos insisten en que mientras más jóvenes, mejor. Puede que esto sea así con ciertos varietales en los que la frutalidad marca el estilo, cosa que no ocurre en otros casos. Un buen vino alsaciano, por ejemplo, mejora con los años, y si recién elaborados son inexpresivos y a veces imbebibles, cuando llegan a la madurez se transforman y adquieren manifestaciones organolépticas superiores. Con la uva sauvignon blanc ocurren cosas interesantes, tanto en Nueva Zelanda como en Chile, donde están haciendo vinos que van más allá de ese aroma intenso y poca acidez que los caracteriza. Acabo de disfrutar un Los Vascos Sauvignon Blanc 2013 de Chile, que me sorprendió y me gustó más que cuando llegó. Confieso que lo serví con cierto temor, considerando los cuatro años desde su cosecha. Totalmente distinto. No tiene esa fruta intensa que confunde en la primera nariz, sino un aroma más evolucionado, más cítrico, pero con una estructura en boca sumamente equilibrada, con una frescura que parece de ayer. Tiene las características propias del sauvignon blanc, pero alejado de adornos y concentrado en lo que la uva es y da. Los Vascos es una bodega propiedad de Domaines Barons de Rothschild (Lafite) y sobre ella pesan más de doscientos años haciendo vinos en Francia. ¿Será por eso la diferencia con otros sauvignon del cono sur? Creo que es buena uva y el trabajo del tiempo que, aunque sean blancos, hace lo suyo. Para bien, en este caso.
Precio: medio
Distribuye: Casa Oliveira
Telf: 0212 238 53 80

GASTROETC La multiplicación de los platos pendientes


Por ROSANNA DI TURI | RDITURI@GMAIL.COM | @ROSANNADITURI | WWW.GASTRONOMIAENVENEZUELA.COM.VE
18 DE JUNIO DE 2017 12:10 AM
La solidaridad, valor arraigado en el gentilicio venezolano, es más justa y necesaria que nunca en estos tiempos. Varios locales de comida, de diversas regiones del país y naturaleza distinta, lo han entendido y han replicado una fórmula que une voluntades para ayudar en la alimentación de quienes más lo necesitan.
En El Paraíso, en Caracas, comenzó una idea que se ha multiplicado. Joao y Juan Gomes, quienes regentan Pasta Morandi, decidieron hacer una versión local de la iniciativa foránea llamada Café pendiente. La bautizaron Pasta pendiente y con ella invitan a sus clientes a comprar una pasta a precio de costo. Ellos la preparan, envasan y reparten entre quienes en las calles no tienen qué comer. Comenzaron en abril,  compartieron la iniciativa en las redes, crearon una web para colaborar y la propuesta se ha multiplicado en otros lugares con distintas versiones.
En Verde Pistacho de Maracaibo, un lugar concentrado en opciones saludables, decidieron hacer algo similar con platos de avena, a precios más solidarios para quienes deseen colaborar. “La gente ha respondido muy bien, y cuando tenemos una cantidad importante los llevamos a una casa hogar”, cuenta Giannina Triggiano.
En Las Mercedes de Caracas, los empleados del local nocturno La Quinta Bart compartían la inquietud de hacer algo para ayudar a quienes buscan comida en las calles. Decidieron proponer una Hamburguesa pendiente con la misma fórmula. Por un monto menor del habitual, los clientes pueden pagarlas y ellos organizan jornadas en las que las preparan y salen a entregarlas a lugares como Sabana Grande o Chacaíto.  Comenzaron en mayo y en un mes sumaban tres entregas de 50 hamburguesas, en una iniciativa que les ha permitido, incluso a venezolanos que se encuentran fuera del país, colaborar a distancia. “Hay mucha gente que quiere ayudar. Si todos hacemos un poquito,  ayudaríamos a muchos más”, afirma Marco Santos, encargado de elegir las bandas que tocan en el local y quien ha asumido la logística de esta dinámica. Cerca, también en Las Mercedes, los organizadores de Carnikids, que idean experiencias en las que los niños pueden desayunar con personajes de cuentos, se adhirieron a la posibilidad de que sus clientes aporten un desayuno pendiente, que ellos reparten.
En San Antonio de los Altos, dos lugares se sumaron a su manera: en Polo Bistró se puede contribuir con una Pizza pendiente, y cuando logran reunir varias los dueños se comprometen a repartirlas. En Sin Cocos no hay Paraíso, también en los altos mirandinos, proponen una iniciativa similar, pero con agua de coco.
*Los detalles los suelen compartir por las redes. Las cuentas de Instagram son @pastamorandi @laquintabart @_verdepistacho  @carnikids @polobistro  @sincocosnohayparaiso

El asado negro con cacao y ron concursa con los más jóvenes Es el plato bandera del restaurante El Bosque Bistró, del chef merideño Iván García, el primer cocinero venezolano que participa en S.Pellegrino Young Chef 2017


El asado negro con cacao y ron concursa con los más jóvenes
Es el plato bandera del restaurante El Bosque Bistró, del chef merideño Iván García, el primer cocinero venezolano que participa en S.Pellegrino Young Chef 2017
18 DE JUNIO DE 2017 01:48 AM | ACTUALIZADO EL 18 DE JUNIO DE 2017 08:49 AM
El asado negro es el plato bandera en El Bosque Bistró, restaurante de Iván García en Mérida, en donde se sirve con arroz blanco, en sándwich y en ravioli. "No hay comensal que no lo alabe", afirma el cocinero, encantado de que sea esta preparación la que le haya abierto las puertas al concurso S.Pellegrino Young Chef, que entre rondas preliminares, pruebas locales y gran final se extenderá hasta 2018. 
Por Latinoamérica participan, además de García, otros 9 cocineros, todos menores de 30 años: 3 brasileños, 3 peruanos, 2 chilenos y 1 boliviana. "Aún no tengo información acerca del lugar donde se realizará la próxima prueba", asegura el chef merideño, antes de mencionar los 4 ingredientes representativos de la gastronomía venezolana que se reúnen en su plato: el ají dulce que enriquece el sofrito de la salsa, que también lleva cacao venezolano 70%, el ron con el que se caramelizan las cebollas que le aportan textura, y la sarrapia que aromatiza el arroz blanco, su contorno natural. 
García está seguro de que la preparación despertará el interés del jurado, tanto como ya lo hace en la región la cocina venezolana que, a su juicio, llegó para quedarse. "Desde que formo parte de la movida gastronómica local solo he visto crecimiento", afirma el chef, que no deja de mencionar el esfuerzo que hace, como el resto de sus colegas en todo el país, para ofrecer a la clientela calidad y tradición. 

"Al menos en Mérida, donde trabajo, no faltan los inconvenientes. Además de escasez de ingredientes y de gas, ahora afrontamos problemas para cumplir con los horarios de trabajo a causa de la justa protesta que se mantiene en las calles por la situación que atraviesa el país. Eso obliga a quienes sí llegan a tiempo a hacerse cargo de las responsabilidades de quienes no pueden hacerlo, pues es la única manera de no perjudicar a la clientela", dice el cocinero ­que recientemente cumplió 23 años y en noviembre celebrará los primeros 2 de su restaurante­ convencido de que esta es una forma de resistencia y su mayor ventaja para competir con quienes disputará el primer lugar de la competencia organizada por S.Pellegrino. 

viernes, 16 de junio de 2017

El próximo lunes es la cita con Cocineros por Venezuela En la iniciativa participan restaurantes y cocineros que destinarán las ventas del 21 de junio, entre las 7:00 y las 9.00 pm, a fundaciones que apoyan a quienes luchan por el país

La iniciativa de José Luis Chávez y Cesar González reúne a personalidades del mundo gastronómico para donar las ventas de sus restaurantes a favor de fundaciones en el país
Conscientes de la situación política, económica y social, un grupo de venezolanos relacionados con la gastronomía: cocineros, chefs, restauranteros, empresarios y personal que labora en establecimientos de comida en Miami, han decidido unir esfuerzos en torno a una iniciativa de recaudación de fondos para apoyar causas en Venezuela.
La idea parte del chef José Luis Chávez, quien ya había realizado esta actividad a favor de su Perú natal, y luego de planteársela a Cesar González (@Co_cinero) de Bocas Grill y Bocas House, quien ya fue participe de este evento, han decidido hacer una convocatoria abierta para que la totalidad de las ventas entre las 7 y las 9 de la noche del miércoles 21 de junio, sean donativos para los jóvenes que libran la batalla libertaria de Venezuela.
Ya se han sumado mas de 100 restaurantes, no solo del área de Miami, sino también de todos los Estados Unidos y países como Chile, España, Colombia, Argentina y Panamá, entre otros, a esta idea que sigue creciendo. Incluso se han unido particulares quienes donarán horas de trabajo o de facturación aunque no pertenezcan al rubro gastronómico.
Serán 6 fundaciones entre las que se cuentan Primeros Auxilios UCV, Comparte por una vida, Semillas de Amor para Venezuela, Primeros Auxilios ULA, Cascos Azules y Sun.Risas quienes recibirán estos donativos. Todos quienes quieran colaborar podrán asistir y consumir en estos restaurantes en la fecha planificada y aportar de esta forma. Para más información puede seguirles a través de las redes sociales como @CocinerosporVenezuela.

Cocineros se unen a favor de Venezuela
La iniciativa de José Luis Chávez y Cesar González reúne a personalidades del mundo gastronómico para donar las ventas de sus restaurantes a favor de fundaciones en el país

Por EL NACIONAL
16 DE JUNIO DE 2017 08:43 AM | ACTUALIZADO EL 16 DE JUNIO DE 2017 11:48 AM
En apenas seis días, Cocineros Unidos por Venezuela reunió a más de un centenar de restaurantes interesados en destinar sus ventas del lunes 21 de junio, entre las 7:00 y las 9:00 pm, a fundaciones a dedicadas a recaudar fondos para apoyar a fundaciones que apoyan a los venezolanos que luchan por la libertad del país. Quienes no son cocineros pueden colaborar con la difusión de la información que aparece en la cuenta de Instagram, @cocinerosporvenezuela, etiquetándola y utilizando el hashtah #CocinerosUnidosPorVenezuela. Y es ideal compartir un video en el que se explique las razones por las que se apoya la iniciativa, así como que lo recaudado se destinará a Venezuela.
Los organizadores aclaran que la invitación queda abierta a mover la franja horaria a conveniencia, así como  a apoyar en los términos que les sean más provechosos pues la idea es sumar sin restricciones. La invitación queda abierta a dueños de restaurantes, empresas, artistas y a cualquier persona que desee colaborar, ya sea con aportes de fondos o como portavoz de esta iniciativa, que tiene como antecedente a Cocineros unidos por Perú, creada por el chef José Luis Chávez movido por el deseo de apoyar a quienes lo perdieron todo a causa de las fuertes lluvias que azotaron a su país en marzo de 2017. Chávez recaudó más de 100.000 dólares y ahora, César González, cocinero venezolano propietario de los restaurantes Bocas Grill y Bocas House –localizados en Florida, Estados Unidos– y responsable de Cocineros Unidos por Venezuela, espera duplicar esta cantidad con el apoyo de todos los venezolanos.
El Dato
Quienes quieran apoyar la lista de fundaciones –datos, contactos y donaciones– puede consultarse a través de las cuentas: Instagram www.instagram.com/cocinerosporvenezuela; Facebook Cocineros Unidos por Venezuela; 


miércoles, 14 de junio de 2017

El bar inspirado en Quentin Tarantino


La puerta se abre al tomar una película de una estantería, y allí le esperan cocteles que son guiños a las películas del director 
wrkarc.com
Cuando tomas la película de la estantería, la pared se abre y te encuentras con el bar
Por EL NACIONAL WEB
14 DE JUNIO DE 2017 06:00 AM
The Video Archive, también conocido como #Thatgrindhousebar, está oculto en medio de la nada en la ciudad de Cincinnati, en Ohio. Sus fundadores Jacob Treviño y Katie Fraser lo tuvieron claro desde el principio. “Hace siete meses lo concebimos como una gema escondida con la que te encuentras cuando caminas por una calle cualquiera”, recuerda Treviño.
Su nombre es un homenaje al director de cine Quentin Tarantino. “Así se llamaba el videoclub en el que él trabajaba cuando escribió Reservoir Dogs. Nosotros queríamos que la gente se sintiese como si estuviese en un lugar así; de hecho, al entrar, un empleado de la tienda te da la bienvenida y te recomienda una película. Pero cuando la tomas de la estantería, la pared se abre y te encuentras con el bar”.
Una vez dentro, el imaginario del creador invade toda la estancia. “Todos nuestros cocteles son guiños a las películas de Tarantino. El más popular es el batido de los 5 dólares, preparado con crema de bourbon casera, leche fresca, nata montada y vainilla, chocolate o fresa”, relata.
Pero The Video Archive nació para consagrar el séptimo arte: allí no solo se venera el cine, también se consume. “Tenemos una terraza que llamamos Cinema Patio y cada noche, desde el mes de abril hasta el mes de octubre, proyectamos clásicos de culto, largometrajes de acción y filmes independientes con viajes trascendentales en el plano emocional”, remata Treviño.

Tomado de Traveler.es

Quentin Tarantino (KnoxvilleTennessee27 de marzo de 1963) es un directorguionistaproductor y actorestadounidense ganador de dos Óscar, del Globo de Oro, la Palma de Oro y el premio BAFTA. Comenzó su carrera en la década de los 90. Sus películas se caracterizan en general por emplear historias no lineales, la estetización de la violencia, las influencias estilísticas del Grindhouse, el kung fu y los spaghetti western.

Ilhéus reactiva su ruta de chocolate


El pequeño municipio en el estado de Bahía apunta a recuperar el interés de los visitantes con un recorrido a través de la “fruta de los dioses”
Por ISADORA CAMARGO | EFE
11 DE JUNIO DE 2017 12:20 AM
La ciudad de Ilhéus guarda un importante acervo de la historia de Brasil en la que el cacao, que perdió espacio por plagas agrícolas, descuido y sequías, vuelve a ser una motivación de la población para recuperar el sello del turismo de chocolate y revivir la obra de Jorge Amado.
El objetivo de la población es reencender el cultivo de la “fruta de los dioses” en la región, trabajando con la recuperación histórica de locales como el Río do Braço, primer distrito de Ilhéus y antigua estación de tren de la región, por donde circulaba el cacao entre los años 1920 y 1930.
El lugar está en ruinas y la sequía de 2016 afectó a los “cacaeros” que todavía tenían plantaciones allí.
Con el propósito de recuperar el espacio como patrimonio histórico y cultural, el empresario Lucas Kruschewsky lidera un proyecto para la restauración del Río do Braço.
“Es el primer distrito de Ilheús. Fue escenario de una novela, de una película, está en las páginas de Jorge Amado y por eso el trabajo es de rescate cultural e histórico”, explicó el empresario y activista de la causa.
La primera actividad fue transformar las ruinas del galpón central por donde llegaban los costales de cacao en un restaurante de comida típica bahiana, para atraer primero a residentes de los alrededores y, a continuación, turistas.
Kruschewsky reveló que solo de esta manera será posible involucrar a la población para proponer una restauración colectiva y voluntaria en el área y, como consecuencia, recuperar las ganas de los jóvenes productores en plantar cacao y producir lo que se clasifica como chocolate de origen, aquel con mayor concentración de la semilla.
Ilhéus es reconocida como la ruta del chocolate, pero en las últimas décadas esta valorización cayó y los productores están intentando retomar la marca del chocolate bahiano como el mejor de Brasil, pudiendo ser comparado con los productos suizos, ya que se utiliza por lo menos más de 30% de cacao en la composición. Ese porcentaje o superior garantiza la diferencia del chocolate industrial y el de origen.
Todo por GabrielaLa ciudad continúa explorando el comercio de productos derivados del cacao, entre ellos artesanías, productos de belleza e higiene, además de la propia gastronomía que fue reforzada con la traducción a varios idiomas de Gabriela, una de las obras célebres de Jorge Amado (1912-2001).
Para la población existe un sentimiento de gratitud al autor por haber inmortalizado Ilhéus para el mundo.
“Si no fuese por Jorge Amado, tal vez nuestra historia de las haciendas de cacao y nuestras bellezas naturales, que están tan olvidadas por el poder público, también serían una ruta ignorada por los turistas”, comentó la profesora jubilada Ana María Oliveira.
Con el más extenso litoral en Bahía, conocido como Costa del Cacao, el municipio es uno de los primeros de Brasil, fundado en 1536, y conserva en la arquitectura del centro de la ciudadela las marcas de la era colonial portuguesa, como la estatua de la poetisa griega Safo, traída en barco por los portugueses entre 1924 y 1927.
La estatua es la única de la poetisa en Suramérica y Safo es registrada en la historia como la primera mujer en luchar por los derechos de género, como contó el guía turístico Aloísio Souza.
Las fachadas de las casas también mantienen las iniciales de los “barones del cacao”, como eran llamados los terratenientes y una de ellas se transformó en la Casa de Cultura y Museo Jorge Amado, donde está la historia de la ciudad retratada por la colección de objetos cedidos por la familia del autor.
Fase de transición
De las páginas de los libros a los panfletos de itinerarios turísticos, Ilhéus pasa por una fase de transición entre los terratenientes de las décadas de 1920 y 1930 y la tentativa de ser un punto de parada para turistas brasileños y latinos, especialmente después de la apertura de un aeropuerto en la ciudad. Pensando en esto, muchos resorts instalados allí, como el Cana Brava, surgieron de posadas familiares que se transformaron en un motor para impulsar un turismo más barato en el noreste, con foco en las familias de otras regiones.

Gabriela, clavo y canela (Gabriela, Cravo e Canela en portugués) es una de las más célebres novelas del escritor brasileño Jorge Amado, publicada en 1958.
Representa un momento de cambio en la producción literaria del autor que hasta entonces abordaba temas sociales. En esta segunda fase, Jorge Amado hace una crónica costumbrista caracterizada por personajes populares, poderosos coroneles y mujeres sensuales. Además de Gabriela, clavo y canela, las novelas Doña Flor y sus dos maridos Teresa Batista cansada de guerra son representativas de esta fase.
ARGUMENTO
La obra es un retorno al llamado ciclo del cacao, al referenciar el universo de coroneles, matones, prostitutas y embusteros de todo tipo que conformaban la sociedad que giraba alrededor del cultivo de la planta.
En la década de 1920, en la entonces rica y tranquila Ilhéus, donde el ansia de progreso se unía a una intensa vida nocturna litoral, entre bares y burdeles, se desarrolla el drama que acaba transformándose en una explosión de juerga, luz, color, sonido, sexo y risa.
La obra, que narra la relación amorosa entre el árabe Nacib y la agreste Gabriela, tiene como telón de fondo el período áureo del cacao en la región de Ilhéus. En la misma se describen los profundos cambios en la vida social de Bahía en la década de 1920, que incluyen la apertura del puerto a los grandes navíos, lo que lleva al ascenso de los exportadores cariocas, como Mundinho Falcão, y a la decadencia de los coroneles como Ramiro Bastos. Gabriela personifica las transformaciones de una sociedad patriarcal, arcaica y autoritaria, afectada por los vientos de renovación cultural, política y económica.
Resumen histórico
El libro fue concluido en Petrópolis, Río de Janeiro, en el mes de mayo de 1958. Su primera edición fue lanzada por Librería Martins EditoraSão Paulo, 1958, con 453 páginas, portada de Clóvis Graciano e ilustraciones de Di Cavalcanti.
Fue tal el éxito que en diciembre del mismo año se lanzó la sexta edición, que pasó a formar parte de la colección Obras Ilustradas de Jorge Amado como tomo decimocuarto, volumen XIX. En siguientes y sucesivas ediciones llegó hasta la número cincuenta en 1975.
Ese mismo año fue publicada otra edición, fuera de la colección, mediante un convenio entre Librería Martins Editora y la Distribuidora Record, de Río de Janeiro, la quincuagésimo primera edición, con portada de Di Cavalcanti, y que conservó las ilustraciones anteriores; esta vez con 363 páginas y el retrato del autor por Carlos Bastos y foto por Zélia Gattai.
A partir de entonces la Editora Record, Río de Janeiro, obtuvo los derechos editoriales de la quincuagésimo segunda edición en adelante hasta la última y más reciente, la número 80, en 1999, cuyo texto fue corregido por Paloma Jorge Amado y Pedro Costa. La portada de esta última edición es de Pedro Costa con ilustración de Di Cavalcanti, sobrecubierta e ilustraciones de Di Cavalcanti y viñetas de Pedro Costa, retrato del autor por Jordão de Oliveira y foto de Zélia Gattai.

Actualmente los derechos pertenecen a la casa editora Compañía de las Letras, que está relanzando todos los libros del autor.

Jorge Amado (Itabuna10 de agosto de 1912-Salvador de Bahía6 de agosto de 2001) fue un escritor brasileño, miembro de la Academia Brasileña de Letras.
Nació en la Hacienda de Auricídia, en el municipio de Itabuna, al sur del estado de Bahía. Su padre era dueño de la hacienda. Cuando tenía un año su familia se estableció en la población de Ilhéus, en el litoral de Bahía, donde Jorge pasó su infancia. Hizo los estudios secundarios en la ciudad de Salvador, capital del estado. En este periodo comenzó a trabajar en periódicos y a participar de la vida literaria y fue uno de los fundadores de la llamada Academia de los Rebeldes.
Jorge publicó su primera novela, llamada El País del Carnaval, en 1931, a los 18 años. Se casó con Matilde García Rosa dos años después, y con ella tuvo una hija, Lila, que nació en 1933, año en que publicó su segunda novela, Cacao.
Se graduó en la Faculdad Nacional de Derecho en Río de Janeiro en 1935. Militante comunista, fue obligado a exiliarse en Argentina y Uruguay entre 1941 y 1942, período en que hizo un viaje por América Latina. Al regresar a Brasil se separó de Matilde García Rosa.
En 1945 fue electo miembro de la Asamblea Nacional Constituyente por el Partido Comunista Brasileño (PCB), siendo el diputado más votado del estado de São Paulo. Como diputado fue autor de la ley que asegura la libertad de culto religioso. En este mismo año se casa con la también escritora Zélia Gattai.
En 1947, año en que nació João Jorge, su primer hijo con Zélia, el partido fue declarado ilegal y sus miembros fueron perseguidos y apresados. Jorge tuvo que exiliarse en Francia, donde se quedó hasta 1950. Su primera hija, Lila, murió en 1949. Entre 1950 y 1952, Amado residió en Checoslovaquia, donde nació su hija Paloma.
Al volver a Brasil, en 1955, Jorge Amado se distanció de la militancia política, pero sin dejar el Partido Comunista. Se dedicó desde entonces integralmente a la literatura. Fue electo el 6 de abril de 1961 a la Academia Brasileña de Letras. Recibió el título de doctor honoris causa por diversas universidades. También recibió el título de Obá de Xangô en la religión Candomblé.
Su obra ha sido adaptada al cine, al teatro y a la televisión, y también ha sido tema de varios trabajos de escuelas de samba en el Carnaval brasileño. Sus libros están traducidos a 49 idiomas y publicados en 55 países. Existen también publicaciones en Braille y cintas de audio grabadas para ciegos.
En 1987 se inauguró en el Largo do Pelourinho, en la ciudad de Salvador de Bahía, la Fundación Casa de Jorge Amado, que abriga y preserva su acervo para investigadores. La fundación también ayuda el desarrollo de actividades culturales en el estado de Bahía.
Jorge Amado murió en la ciudad de Salvador el 6 de agosto de 2001. Fue cremado y sus cenizas fueron enterradas en el jardín de su casa el día 10 de agosto, cuando hubiera cumplido 89 años.