Carlos Fierro con un grupo de egresados del Diplomado en Gastronomía de la UJAP

Carlos Fierro con un grupo de egresados del Diplomado en Gastronomía de la UJAP
Carlos Fierro con un grupo de egresados del Diplomado en Gastronomía de la UJAP del cual fue su Coordinador al inicio. GASTRONOMIA (del griego γαστρονομία)es el estudio de la relación del hombre con su alimentación y su medio ambiente o entorno.Gastrónomo es la persona que se ocupa de esta ciencia. A menudo se piensa erróneamente que el término gastronomía únicamente tiene relación con el arte culinario y la cubertería en torno a una mesa. Sin embargo ésta es una pequeña parte del campo de estudio de dicha disciplina: no siempre se puede afirmar que un cocinero es un gastrónomo. La gastronomía estudia varios componentes culturales tomando como eje central la comida.Para mucha gente, el aprender a cocinar implica no solo encontrar una distracción o un pasatiempo cualquiera; pues cocinar (en un término amplio) es más que solo técnicas y procedimientos... es un arte, que eleva a la persona que lo practica y que lo disfruta. Eso es para mi la cocina, con mis obvias limitaciones para preparar diversos platillos, es una actividad que disfruto en todos sus pasos, desde elegir un vegetal perfecto, pasando por el momento en que especiamos la comida, hasta el momento en que me siento con los que amo a disfrutar del resultado, que no es otro más que ese mismo, disfrutar esta deliciosa actividad o con mis alumnos a transmitirles conocimientos que les permitirán ser ellos creadores de sus propios platos gracias a sus saberes llevados a sabores

domingo, 25 de junio de 2017

Los sabores amazónicos salen de la selva Dos restaurantes caraqueños y un bar de tapas que sirve cervezas de sifón tiradas ofrecen en sus menús preparaciones a base de frutas y tubérculos de la región

Por ILEANA MATOS | IMATOS@EL-NACIONAL.COM
25 DE JUNIO DE 2017 12:02 AM
Se llama Barehuä, es de copoazú –fruto amazónico de la misma familia del cacao– y para su elaboración se siguieron los mismos pasos que se utilizan para hacer chocolate: fermentación, secado, descascarillado y tostado. ¿El resultado? Sabor frutal, agradable en boca y de buen retrogusto, que despierta interés. Lo dice Bernardo Machado, miembro del equipo de Cacao de Origen, laboratorio que lidera la reconocida chocolatera María Fernanda Di Giacobbe, donde se procesaron 10 kilos de semillas que dieron como resultado las primeras 140 tabletas de copoazú producidas en el país.
La iniciativa es de Inversiones Bareguä, empresa constituida por la Fundación Sabores Aborígenes Venezolanos –a cargo de Lucy Quero y Harold Quevedo, y dedicada a la difusión, desarrollo, procesamiento y distribución de frutos selváticos de Venezuela–, y de Pedro y Ramón Dahdah, propietarios de Fragolate, heladería artesanal que incorporó a su lista de sabores el de copoazú y los de otros frutos amazónicos: arazá, manaca y túpiro.
Veinte años. El interés de Quero por las posibilidades culinarias que ofrecen frutas y tubérculos amazónicos comenzó en el año 2000 y su plan es aprovecharlas en la elaboración de productos innovadores y de calidad, como ya lo hace Brasil. Cuenta con el apoyo de Quevedo, su yerno, que la acompaña desde 2008 y es responsable de la comercialización y del apoyo que se ofrece a la clientela que los exige regularmente.
¿Ejemplos? D.O.C. Restaurant, en Caracas, que ofrece sus tablas de quesos artesanales con confituras de copoazú y piña amazónica; Santas Cañas Gastrobar,  en Valencia, que sirve ceviches y cervezas de sifón tiradas con crocantes de batata y de mapuey amarillo o morado; y Malva, otro restaurante capitalino, que usa manjar de arazá como base de la tisana que ofrece en su menú.
En la lista de productos destacan además la mermelada, el vinagre y el aderezo de túpiro; el sirope  de manaca, ideal para panquecas y jamones; el aceite de seje, los ajiceros de murupí, el mañoco y el kumachi; y las harinas, de pijiguao, con la que Quero elabora tortelinis que rellena con pisillo, y de mucílago de copoazú que, de acuerdo con Ana Simancas, cocinera y panadera, es buen sustituto del polvo de hornear y gran aromatizante.
En Puerto Ayacucho. La fundación funciona en un local alquilado a la alcaldía de Atures, a la que se reconoce el apoyo que ofrece al proyecto, en la capital amazónica, donde está el restaurante escuela y se dicta, dos veces al año –“de viernes a viernes, único día en el que llegan vuelos a Puerto Ayacucho”, aclara Quero– a quienes se interesen por conocer el uso culinario de los productos de la región.
Allí también se reciben las cosechas de 13 comunidades indígenas, que han entendido conceptos como el crédito y la sustentabilidad, agrega la investigadora, antes de probar una fruta del tamaño de una pasita, que se conoce como “niña”, está de temporada y sabe a níspero. El Amazonas venezolano, agrega, puede ser autosustentable pero es necesario invertir en tecnología para aprovechar mejor sus recursos y trabajar de forma sostenible para preservar su cocina tradicional.
El dato

Los productos de la Fundación Sabores Aborígenes Venezolanos están a la venta en Café Arábica, en la avenida Andrés Bello de Los Palos Grandes; en Merei, local del mercado Municipal de Chacao, y a través del correo electrónico harold@saboresbaorigenes.com y el teléfono (0414) 915 0172

martes, 20 de junio de 2017

BUEN BEBER Los Vascos Sauvignon Blanc 2013


Por MIRO POPIC
18 DE JUNIO DE 2017 12:01 AM
Hay ciertos prejuicios con la edad de los vinos blancos que es preciso vencer. Muchos insisten en que mientras más jóvenes, mejor. Puede que esto sea así con ciertos varietales en los que la frutalidad marca el estilo, cosa que no ocurre en otros casos. Un buen vino alsaciano, por ejemplo, mejora con los años, y si recién elaborados son inexpresivos y a veces imbebibles, cuando llegan a la madurez se transforman y adquieren manifestaciones organolépticas superiores. Con la uva sauvignon blanc ocurren cosas interesantes, tanto en Nueva Zelanda como en Chile, donde están haciendo vinos que van más allá de ese aroma intenso y poca acidez que los caracteriza. Acabo de disfrutar un Los Vascos Sauvignon Blanc 2013 de Chile, que me sorprendió y me gustó más que cuando llegó. Confieso que lo serví con cierto temor, considerando los cuatro años desde su cosecha. Totalmente distinto. No tiene esa fruta intensa que confunde en la primera nariz, sino un aroma más evolucionado, más cítrico, pero con una estructura en boca sumamente equilibrada, con una frescura que parece de ayer. Tiene las características propias del sauvignon blanc, pero alejado de adornos y concentrado en lo que la uva es y da. Los Vascos es una bodega propiedad de Domaines Barons de Rothschild (Lafite) y sobre ella pesan más de doscientos años haciendo vinos en Francia. ¿Será por eso la diferencia con otros sauvignon del cono sur? Creo que es buena uva y el trabajo del tiempo que, aunque sean blancos, hace lo suyo. Para bien, en este caso.
Precio: medio
Distribuye: Casa Oliveira
Telf: 0212 238 53 80

GASTROETC La multiplicación de los platos pendientes


Por ROSANNA DI TURI | RDITURI@GMAIL.COM | @ROSANNADITURI | WWW.GASTRONOMIAENVENEZUELA.COM.VE
18 DE JUNIO DE 2017 12:10 AM
La solidaridad, valor arraigado en el gentilicio venezolano, es más justa y necesaria que nunca en estos tiempos. Varios locales de comida, de diversas regiones del país y naturaleza distinta, lo han entendido y han replicado una fórmula que une voluntades para ayudar en la alimentación de quienes más lo necesitan.
En El Paraíso, en Caracas, comenzó una idea que se ha multiplicado. Joao y Juan Gomes, quienes regentan Pasta Morandi, decidieron hacer una versión local de la iniciativa foránea llamada Café pendiente. La bautizaron Pasta pendiente y con ella invitan a sus clientes a comprar una pasta a precio de costo. Ellos la preparan, envasan y reparten entre quienes en las calles no tienen qué comer. Comenzaron en abril,  compartieron la iniciativa en las redes, crearon una web para colaborar y la propuesta se ha multiplicado en otros lugares con distintas versiones.
En Verde Pistacho de Maracaibo, un lugar concentrado en opciones saludables, decidieron hacer algo similar con platos de avena, a precios más solidarios para quienes deseen colaborar. “La gente ha respondido muy bien, y cuando tenemos una cantidad importante los llevamos a una casa hogar”, cuenta Giannina Triggiano.
En Las Mercedes de Caracas, los empleados del local nocturno La Quinta Bart compartían la inquietud de hacer algo para ayudar a quienes buscan comida en las calles. Decidieron proponer una Hamburguesa pendiente con la misma fórmula. Por un monto menor del habitual, los clientes pueden pagarlas y ellos organizan jornadas en las que las preparan y salen a entregarlas a lugares como Sabana Grande o Chacaíto.  Comenzaron en mayo y en un mes sumaban tres entregas de 50 hamburguesas, en una iniciativa que les ha permitido, incluso a venezolanos que se encuentran fuera del país, colaborar a distancia. “Hay mucha gente que quiere ayudar. Si todos hacemos un poquito,  ayudaríamos a muchos más”, afirma Marco Santos, encargado de elegir las bandas que tocan en el local y quien ha asumido la logística de esta dinámica. Cerca, también en Las Mercedes, los organizadores de Carnikids, que idean experiencias en las que los niños pueden desayunar con personajes de cuentos, se adhirieron a la posibilidad de que sus clientes aporten un desayuno pendiente, que ellos reparten.
En San Antonio de los Altos, dos lugares se sumaron a su manera: en Polo Bistró se puede contribuir con una Pizza pendiente, y cuando logran reunir varias los dueños se comprometen a repartirlas. En Sin Cocos no hay Paraíso, también en los altos mirandinos, proponen una iniciativa similar, pero con agua de coco.
*Los detalles los suelen compartir por las redes. Las cuentas de Instagram son @pastamorandi @laquintabart @_verdepistacho  @carnikids @polobistro  @sincocosnohayparaiso

El asado negro con cacao y ron concursa con los más jóvenes Es el plato bandera del restaurante El Bosque Bistró, del chef merideño Iván García, el primer cocinero venezolano que participa en S.Pellegrino Young Chef 2017


El asado negro con cacao y ron concursa con los más jóvenes
Es el plato bandera del restaurante El Bosque Bistró, del chef merideño Iván García, el primer cocinero venezolano que participa en S.Pellegrino Young Chef 2017
18 DE JUNIO DE 2017 01:48 AM | ACTUALIZADO EL 18 DE JUNIO DE 2017 08:49 AM
El asado negro es el plato bandera en El Bosque Bistró, restaurante de Iván García en Mérida, en donde se sirve con arroz blanco, en sándwich y en ravioli. "No hay comensal que no lo alabe", afirma el cocinero, encantado de que sea esta preparación la que le haya abierto las puertas al concurso S.Pellegrino Young Chef, que entre rondas preliminares, pruebas locales y gran final se extenderá hasta 2018. 
Por Latinoamérica participan, además de García, otros 9 cocineros, todos menores de 30 años: 3 brasileños, 3 peruanos, 2 chilenos y 1 boliviana. "Aún no tengo información acerca del lugar donde se realizará la próxima prueba", asegura el chef merideño, antes de mencionar los 4 ingredientes representativos de la gastronomía venezolana que se reúnen en su plato: el ají dulce que enriquece el sofrito de la salsa, que también lleva cacao venezolano 70%, el ron con el que se caramelizan las cebollas que le aportan textura, y la sarrapia que aromatiza el arroz blanco, su contorno natural. 
García está seguro de que la preparación despertará el interés del jurado, tanto como ya lo hace en la región la cocina venezolana que, a su juicio, llegó para quedarse. "Desde que formo parte de la movida gastronómica local solo he visto crecimiento", afirma el chef, que no deja de mencionar el esfuerzo que hace, como el resto de sus colegas en todo el país, para ofrecer a la clientela calidad y tradición. 

"Al menos en Mérida, donde trabajo, no faltan los inconvenientes. Además de escasez de ingredientes y de gas, ahora afrontamos problemas para cumplir con los horarios de trabajo a causa de la justa protesta que se mantiene en las calles por la situación que atraviesa el país. Eso obliga a quienes sí llegan a tiempo a hacerse cargo de las responsabilidades de quienes no pueden hacerlo, pues es la única manera de no perjudicar a la clientela", dice el cocinero ­que recientemente cumplió 23 años y en noviembre celebrará los primeros 2 de su restaurante­ convencido de que esta es una forma de resistencia y su mayor ventaja para competir con quienes disputará el primer lugar de la competencia organizada por S.Pellegrino. 

viernes, 16 de junio de 2017

El próximo lunes es la cita con Cocineros por Venezuela En la iniciativa participan restaurantes y cocineros que destinarán las ventas del 21 de junio, entre las 7:00 y las 9.00 pm, a fundaciones que apoyan a quienes luchan por el país

La iniciativa de José Luis Chávez y Cesar González reúne a personalidades del mundo gastronómico para donar las ventas de sus restaurantes a favor de fundaciones en el país
Conscientes de la situación política, económica y social, un grupo de venezolanos relacionados con la gastronomía: cocineros, chefs, restauranteros, empresarios y personal que labora en establecimientos de comida en Miami, han decidido unir esfuerzos en torno a una iniciativa de recaudación de fondos para apoyar causas en Venezuela.
La idea parte del chef José Luis Chávez, quien ya había realizado esta actividad a favor de su Perú natal, y luego de planteársela a Cesar González (@Co_cinero) de Bocas Grill y Bocas House, quien ya fue participe de este evento, han decidido hacer una convocatoria abierta para que la totalidad de las ventas entre las 7 y las 9 de la noche del miércoles 21 de junio, sean donativos para los jóvenes que libran la batalla libertaria de Venezuela.
Ya se han sumado mas de 100 restaurantes, no solo del área de Miami, sino también de todos los Estados Unidos y países como Chile, España, Colombia, Argentina y Panamá, entre otros, a esta idea que sigue creciendo. Incluso se han unido particulares quienes donarán horas de trabajo o de facturación aunque no pertenezcan al rubro gastronómico.
Serán 6 fundaciones entre las que se cuentan Primeros Auxilios UCV, Comparte por una vida, Semillas de Amor para Venezuela, Primeros Auxilios ULA, Cascos Azules y Sun.Risas quienes recibirán estos donativos. Todos quienes quieran colaborar podrán asistir y consumir en estos restaurantes en la fecha planificada y aportar de esta forma. Para más información puede seguirles a través de las redes sociales como @CocinerosporVenezuela.

Cocineros se unen a favor de Venezuela
La iniciativa de José Luis Chávez y Cesar González reúne a personalidades del mundo gastronómico para donar las ventas de sus restaurantes a favor de fundaciones en el país

Por EL NACIONAL
16 DE JUNIO DE 2017 08:43 AM | ACTUALIZADO EL 16 DE JUNIO DE 2017 11:48 AM
En apenas seis días, Cocineros Unidos por Venezuela reunió a más de un centenar de restaurantes interesados en destinar sus ventas del lunes 21 de junio, entre las 7:00 y las 9:00 pm, a fundaciones a dedicadas a recaudar fondos para apoyar a fundaciones que apoyan a los venezolanos que luchan por la libertad del país. Quienes no son cocineros pueden colaborar con la difusión de la información que aparece en la cuenta de Instagram, @cocinerosporvenezuela, etiquetándola y utilizando el hashtah #CocinerosUnidosPorVenezuela. Y es ideal compartir un video en el que se explique las razones por las que se apoya la iniciativa, así como que lo recaudado se destinará a Venezuela.
Los organizadores aclaran que la invitación queda abierta a mover la franja horaria a conveniencia, así como  a apoyar en los términos que les sean más provechosos pues la idea es sumar sin restricciones. La invitación queda abierta a dueños de restaurantes, empresas, artistas y a cualquier persona que desee colaborar, ya sea con aportes de fondos o como portavoz de esta iniciativa, que tiene como antecedente a Cocineros unidos por Perú, creada por el chef José Luis Chávez movido por el deseo de apoyar a quienes lo perdieron todo a causa de las fuertes lluvias que azotaron a su país en marzo de 2017. Chávez recaudó más de 100.000 dólares y ahora, César González, cocinero venezolano propietario de los restaurantes Bocas Grill y Bocas House –localizados en Florida, Estados Unidos– y responsable de Cocineros Unidos por Venezuela, espera duplicar esta cantidad con el apoyo de todos los venezolanos.
El Dato
Quienes quieran apoyar la lista de fundaciones –datos, contactos y donaciones– puede consultarse a través de las cuentas: Instagram www.instagram.com/cocinerosporvenezuela; Facebook Cocineros Unidos por Venezuela; 


miércoles, 14 de junio de 2017

El bar inspirado en Quentin Tarantino


La puerta se abre al tomar una película de una estantería, y allí le esperan cocteles que son guiños a las películas del director 
wrkarc.com
Cuando tomas la película de la estantería, la pared se abre y te encuentras con el bar
Por EL NACIONAL WEB
14 DE JUNIO DE 2017 06:00 AM
The Video Archive, también conocido como #Thatgrindhousebar, está oculto en medio de la nada en la ciudad de Cincinnati, en Ohio. Sus fundadores Jacob Treviño y Katie Fraser lo tuvieron claro desde el principio. “Hace siete meses lo concebimos como una gema escondida con la que te encuentras cuando caminas por una calle cualquiera”, recuerda Treviño.
Su nombre es un homenaje al director de cine Quentin Tarantino. “Así se llamaba el videoclub en el que él trabajaba cuando escribió Reservoir Dogs. Nosotros queríamos que la gente se sintiese como si estuviese en un lugar así; de hecho, al entrar, un empleado de la tienda te da la bienvenida y te recomienda una película. Pero cuando la tomas de la estantería, la pared se abre y te encuentras con el bar”.
Una vez dentro, el imaginario del creador invade toda la estancia. “Todos nuestros cocteles son guiños a las películas de Tarantino. El más popular es el batido de los 5 dólares, preparado con crema de bourbon casera, leche fresca, nata montada y vainilla, chocolate o fresa”, relata.
Pero The Video Archive nació para consagrar el séptimo arte: allí no solo se venera el cine, también se consume. “Tenemos una terraza que llamamos Cinema Patio y cada noche, desde el mes de abril hasta el mes de octubre, proyectamos clásicos de culto, largometrajes de acción y filmes independientes con viajes trascendentales en el plano emocional”, remata Treviño.

Tomado de Traveler.es

Quentin Tarantino (KnoxvilleTennessee27 de marzo de 1963) es un directorguionistaproductor y actorestadounidense ganador de dos Óscar, del Globo de Oro, la Palma de Oro y el premio BAFTA. Comenzó su carrera en la década de los 90. Sus películas se caracterizan en general por emplear historias no lineales, la estetización de la violencia, las influencias estilísticas del Grindhouse, el kung fu y los spaghetti western.

Ilhéus reactiva su ruta de chocolate


El pequeño municipio en el estado de Bahía apunta a recuperar el interés de los visitantes con un recorrido a través de la “fruta de los dioses”
Por ISADORA CAMARGO | EFE
11 DE JUNIO DE 2017 12:20 AM
La ciudad de Ilhéus guarda un importante acervo de la historia de Brasil en la que el cacao, que perdió espacio por plagas agrícolas, descuido y sequías, vuelve a ser una motivación de la población para recuperar el sello del turismo de chocolate y revivir la obra de Jorge Amado.
El objetivo de la población es reencender el cultivo de la “fruta de los dioses” en la región, trabajando con la recuperación histórica de locales como el Río do Braço, primer distrito de Ilhéus y antigua estación de tren de la región, por donde circulaba el cacao entre los años 1920 y 1930.
El lugar está en ruinas y la sequía de 2016 afectó a los “cacaeros” que todavía tenían plantaciones allí.
Con el propósito de recuperar el espacio como patrimonio histórico y cultural, el empresario Lucas Kruschewsky lidera un proyecto para la restauración del Río do Braço.
“Es el primer distrito de Ilheús. Fue escenario de una novela, de una película, está en las páginas de Jorge Amado y por eso el trabajo es de rescate cultural e histórico”, explicó el empresario y activista de la causa.
La primera actividad fue transformar las ruinas del galpón central por donde llegaban los costales de cacao en un restaurante de comida típica bahiana, para atraer primero a residentes de los alrededores y, a continuación, turistas.
Kruschewsky reveló que solo de esta manera será posible involucrar a la población para proponer una restauración colectiva y voluntaria en el área y, como consecuencia, recuperar las ganas de los jóvenes productores en plantar cacao y producir lo que se clasifica como chocolate de origen, aquel con mayor concentración de la semilla.
Ilhéus es reconocida como la ruta del chocolate, pero en las últimas décadas esta valorización cayó y los productores están intentando retomar la marca del chocolate bahiano como el mejor de Brasil, pudiendo ser comparado con los productos suizos, ya que se utiliza por lo menos más de 30% de cacao en la composición. Ese porcentaje o superior garantiza la diferencia del chocolate industrial y el de origen.
Todo por GabrielaLa ciudad continúa explorando el comercio de productos derivados del cacao, entre ellos artesanías, productos de belleza e higiene, además de la propia gastronomía que fue reforzada con la traducción a varios idiomas de Gabriela, una de las obras célebres de Jorge Amado (1912-2001).
Para la población existe un sentimiento de gratitud al autor por haber inmortalizado Ilhéus para el mundo.
“Si no fuese por Jorge Amado, tal vez nuestra historia de las haciendas de cacao y nuestras bellezas naturales, que están tan olvidadas por el poder público, también serían una ruta ignorada por los turistas”, comentó la profesora jubilada Ana María Oliveira.
Con el más extenso litoral en Bahía, conocido como Costa del Cacao, el municipio es uno de los primeros de Brasil, fundado en 1536, y conserva en la arquitectura del centro de la ciudadela las marcas de la era colonial portuguesa, como la estatua de la poetisa griega Safo, traída en barco por los portugueses entre 1924 y 1927.
La estatua es la única de la poetisa en Suramérica y Safo es registrada en la historia como la primera mujer en luchar por los derechos de género, como contó el guía turístico Aloísio Souza.
Las fachadas de las casas también mantienen las iniciales de los “barones del cacao”, como eran llamados los terratenientes y una de ellas se transformó en la Casa de Cultura y Museo Jorge Amado, donde está la historia de la ciudad retratada por la colección de objetos cedidos por la familia del autor.
Fase de transición
De las páginas de los libros a los panfletos de itinerarios turísticos, Ilhéus pasa por una fase de transición entre los terratenientes de las décadas de 1920 y 1930 y la tentativa de ser un punto de parada para turistas brasileños y latinos, especialmente después de la apertura de un aeropuerto en la ciudad. Pensando en esto, muchos resorts instalados allí, como el Cana Brava, surgieron de posadas familiares que se transformaron en un motor para impulsar un turismo más barato en el noreste, con foco en las familias de otras regiones.

Gabriela, clavo y canela (Gabriela, Cravo e Canela en portugués) es una de las más célebres novelas del escritor brasileño Jorge Amado, publicada en 1958.
Representa un momento de cambio en la producción literaria del autor que hasta entonces abordaba temas sociales. En esta segunda fase, Jorge Amado hace una crónica costumbrista caracterizada por personajes populares, poderosos coroneles y mujeres sensuales. Además de Gabriela, clavo y canela, las novelas Doña Flor y sus dos maridos Teresa Batista cansada de guerra son representativas de esta fase.
ARGUMENTO
La obra es un retorno al llamado ciclo del cacao, al referenciar el universo de coroneles, matones, prostitutas y embusteros de todo tipo que conformaban la sociedad que giraba alrededor del cultivo de la planta.
En la década de 1920, en la entonces rica y tranquila Ilhéus, donde el ansia de progreso se unía a una intensa vida nocturna litoral, entre bares y burdeles, se desarrolla el drama que acaba transformándose en una explosión de juerga, luz, color, sonido, sexo y risa.
La obra, que narra la relación amorosa entre el árabe Nacib y la agreste Gabriela, tiene como telón de fondo el período áureo del cacao en la región de Ilhéus. En la misma se describen los profundos cambios en la vida social de Bahía en la década de 1920, que incluyen la apertura del puerto a los grandes navíos, lo que lleva al ascenso de los exportadores cariocas, como Mundinho Falcão, y a la decadencia de los coroneles como Ramiro Bastos. Gabriela personifica las transformaciones de una sociedad patriarcal, arcaica y autoritaria, afectada por los vientos de renovación cultural, política y económica.
Resumen histórico
El libro fue concluido en Petrópolis, Río de Janeiro, en el mes de mayo de 1958. Su primera edición fue lanzada por Librería Martins EditoraSão Paulo, 1958, con 453 páginas, portada de Clóvis Graciano e ilustraciones de Di Cavalcanti.
Fue tal el éxito que en diciembre del mismo año se lanzó la sexta edición, que pasó a formar parte de la colección Obras Ilustradas de Jorge Amado como tomo decimocuarto, volumen XIX. En siguientes y sucesivas ediciones llegó hasta la número cincuenta en 1975.
Ese mismo año fue publicada otra edición, fuera de la colección, mediante un convenio entre Librería Martins Editora y la Distribuidora Record, de Río de Janeiro, la quincuagésimo primera edición, con portada de Di Cavalcanti, y que conservó las ilustraciones anteriores; esta vez con 363 páginas y el retrato del autor por Carlos Bastos y foto por Zélia Gattai.
A partir de entonces la Editora Record, Río de Janeiro, obtuvo los derechos editoriales de la quincuagésimo segunda edición en adelante hasta la última y más reciente, la número 80, en 1999, cuyo texto fue corregido por Paloma Jorge Amado y Pedro Costa. La portada de esta última edición es de Pedro Costa con ilustración de Di Cavalcanti, sobrecubierta e ilustraciones de Di Cavalcanti y viñetas de Pedro Costa, retrato del autor por Jordão de Oliveira y foto de Zélia Gattai.

Actualmente los derechos pertenecen a la casa editora Compañía de las Letras, que está relanzando todos los libros del autor.

Jorge Amado (Itabuna10 de agosto de 1912-Salvador de Bahía6 de agosto de 2001) fue un escritor brasileño, miembro de la Academia Brasileña de Letras.
Nació en la Hacienda de Auricídia, en el municipio de Itabuna, al sur del estado de Bahía. Su padre era dueño de la hacienda. Cuando tenía un año su familia se estableció en la población de Ilhéus, en el litoral de Bahía, donde Jorge pasó su infancia. Hizo los estudios secundarios en la ciudad de Salvador, capital del estado. En este periodo comenzó a trabajar en periódicos y a participar de la vida literaria y fue uno de los fundadores de la llamada Academia de los Rebeldes.
Jorge publicó su primera novela, llamada El País del Carnaval, en 1931, a los 18 años. Se casó con Matilde García Rosa dos años después, y con ella tuvo una hija, Lila, que nació en 1933, año en que publicó su segunda novela, Cacao.
Se graduó en la Faculdad Nacional de Derecho en Río de Janeiro en 1935. Militante comunista, fue obligado a exiliarse en Argentina y Uruguay entre 1941 y 1942, período en que hizo un viaje por América Latina. Al regresar a Brasil se separó de Matilde García Rosa.
En 1945 fue electo miembro de la Asamblea Nacional Constituyente por el Partido Comunista Brasileño (PCB), siendo el diputado más votado del estado de São Paulo. Como diputado fue autor de la ley que asegura la libertad de culto religioso. En este mismo año se casa con la también escritora Zélia Gattai.
En 1947, año en que nació João Jorge, su primer hijo con Zélia, el partido fue declarado ilegal y sus miembros fueron perseguidos y apresados. Jorge tuvo que exiliarse en Francia, donde se quedó hasta 1950. Su primera hija, Lila, murió en 1949. Entre 1950 y 1952, Amado residió en Checoslovaquia, donde nació su hija Paloma.
Al volver a Brasil, en 1955, Jorge Amado se distanció de la militancia política, pero sin dejar el Partido Comunista. Se dedicó desde entonces integralmente a la literatura. Fue electo el 6 de abril de 1961 a la Academia Brasileña de Letras. Recibió el título de doctor honoris causa por diversas universidades. También recibió el título de Obá de Xangô en la religión Candomblé.
Su obra ha sido adaptada al cine, al teatro y a la televisión, y también ha sido tema de varios trabajos de escuelas de samba en el Carnaval brasileño. Sus libros están traducidos a 49 idiomas y publicados en 55 países. Existen también publicaciones en Braille y cintas de audio grabadas para ciegos.
En 1987 se inauguró en el Largo do Pelourinho, en la ciudad de Salvador de Bahía, la Fundación Casa de Jorge Amado, que abriga y preserva su acervo para investigadores. La fundación también ayuda el desarrollo de actividades culturales en el estado de Bahía.
Jorge Amado murió en la ciudad de Salvador el 6 de agosto de 2001. Fue cremado y sus cenizas fueron enterradas en el jardín de su casa el día 10 de agosto, cuando hubiera cumplido 89 años.

5ta Clase magistral de Margarita Gastronómica integra nuevas generacione


13 Junio, 2017 
“Llegar a la 5ta Clase Magistral de Margarita Gastronómica es transitar el camino del país posible, el que construimos todos los días y todo el año, porque creemos en la rebelión culinaria en todo los espacios y lo hacemos  con las escuelas,  en las clases, en los master chef, en las ferias, los mercados, los talleres y en cada uno de los espacios de encuentro. Estamos convencidos de que el movimiento gastronómico de la Isla de Margarita  es un encuentro con la civilidad, una expresión que potencia el intercambio social, cultural y culinario. Por eso trabajamos en la defensa y  promoción de  los sabores de nuestra identidad culinaria”.
Con estas palabras, Fernando Escorcia, presidente de Margarita Gastronómica instaló la 5ta edición de la clase magistral, celebrada  el 10 de junio, en la Universidad Corporativa de Sigo, con la participación de  los estudiantes de las escuelas de cocina Fundapi-Upel, Instituto Culinario y Turístico del Caribe, Instituto Iberoamericano de Recreación, Turismo  y Gastronomía y La Casserole Isla de Margarita, los niños ganadores del Master Chef Junior 3×3 de Andiep-MG y los chefs invitados Víctor Moreno, del restaurante Moreno Caracas y Sumito Estévez, del Restaurante El Langar de Sumito, responsables de las master class dirigidas a los estudiantes de cocina y público general, quienes tuvieron acceso libre a toda la jornada, gracias al patrocinio de 23 empresas que creen en la culinaria margariteña.
El evento contó con la participación de los emprendedores Licor de ají KM0, Las delicias de Chelita, Kakaw Waikeri, Pandelaño, Margají, Encaramados de coco, Sanomar,  Cámara de Turismo y la Fundación Fogones y Bandera y los emprendedores que participan en su proyecto Cultura Culinaria Margariteña como Eje de Innovación Social y en la I Cohorte del  Diplomado de Emprendimiento Gastronómico. Todos los asistentes también pudieron disfrutar de la exposición y montaje de los patrocinantes Bacco Electrodomésticos, Arquimad Margarita Carpintería, Alfonzo Ribas y sus productos Mc Cormick, Unifórmese, Magefesa, Picantes Margarito, Tramontina,  Anafre Grill, Don Lolo Bodegón&Deli y El Taller de Manana.

Tras el protocolo formal de instalación, los estudiantes de Fundapi-Upel estrenaron el set de cocina con la presentación de su menú La faena del abuelón, integrado por  churrasco de picúa a la plancha con cremoso de ocumo chino y puré de topocho, coronado con falso coral y ensalada al gratén.  Richard Tineo, Any Flores y José Pirela homenajearon a los pescadores de la isla de Margarita con este plato, inspirado en una leyenda de la isla de Coche, escenificada y musicalizada por el equipo participante.
Yict Tam, Monika Vargas, Valentina Medina, Wilbert  Velásquez y Leonely Marcano, del Instituto Culinario y Turístico del Caribe, presentaron la Lumpiañera, una fusión  entre la gastronomía de Venezuela y China presente en una lumpia rellena de cazón guisado y tajada.
El Instituto Iberoamericano de Recreación, Turismo y Gastronomía estuvo representado por Daniel Albahaca Luna, Maura Romano y Jonatan Navarro, quienes  trabajaron con técnicas no convencionales  y cocinaron pesca ahumada al vacío con encurtido de repollo morado en licor de ají margariteño y cremoso de plátano.
Finalmente, los alumnos de La Caserole Isla de Margarita, Isabela Graziosi, Juan Sebastián Vanderree y Reinaldo Barrios prepararon su plato Funche Rostizado  a base de yuca, relleno de cazón con salsa de ají dulce. Con esta intervención se dio paso al  encuentro con emprendedores,  ideal para compartir entre amigos.

Niños y  chefs consagrados exploran los ingredientes locales
El momento más emotivo de la jornada se vivió con la participación de los niños ganadores del Master Chef Junior 3×3.  Sebastián Rodríguez, Samantha  Rodríguez,   Sophia Cabrera y Angelina Zagbour, representantes de los colegios Unidad Educativa Heroína Leonor de la Guerra y Colegio Guayamurí  explicaron cómo prepararon sus platos Peñero Margariteño, Lomo de cerdo relleno con chorizo y puré de chaco, el postre Temuere y Pescado Precolombino, respectivamente.  Recibieron numerosos aplausos tras su intervención, tan precisa y  emotiva que  los chef Rubén Santiago, Sumito Estévez y Víctor Moreno rompieron el protocolo y subieron al set de cocina para felicitarlos y fotografiarse con ellos.
Seguidamente, el chef Víctor Moreno tomó la palabra y subió al escenario con su sous chef Alejandro Suárez. Presentó un video sobre su propuesta en el restaurante Moreno Caracas e inmediatamente empezó a preparar tres platos representativos de su Cocina de Abuela. El primero de ellos, un homenaje al maestro Rubén Santiago, su plato Tomate del mar con arena playera, el cual es una interpretación de la afamada ensalada de catalana de Rubén, que a juicio del chef Moreno es un plato titánico y sensual.
Seguidamente,  destacó su necesidad de mirar haciendo adentro, aprendida con el Chef español Santi Santamaría  y presentó un plato que conecta con los sabores de casa, una  pasta con asado negro y vegetales. Cerró su intervención preparando una costilla de cerdo con pastel de arepa y plátano dulce, que  evoca una comida sencilla y posible.
Durante su intervención  agradeció su presencia en Margarita Gastronómica,  “es un día ganado a favor de lo que sí somos y sí tenemos. Somos un gran país, una  gran gente. Tenemos muchas cosas por hacer, por aprender. Cocinar es un acto de bondad. Hago cocina venezolana porque soy venezolano.  Creo en  el trabajo en equipo y en la necesidad de ser Glocal: global y local”.
Celebró la presencia de los niños en el evento  e invitó al público a ver lo que sí tenemos, que es mucho y valioso para cerrar su intervención,  dando paso a Sumito Estévez y a su experiencia en El Langar de Sumito.

Documentación, frascos  y recetas populares
El chef  Sumito Estévez arrancó su intervención destacando la importancia de la participación de los niños. “Ellos nos mostraron cómo la historia de un plato adquiere más fuerza siempre que tiene un gran historia como acompañante y eso es posible gracias a la documentación a la que tienen acceso las nuevas generaciones”.
Sumito presentó dos platos de la propuesta de Langar de Sumito,  cocina que implica horas de preparación, que mira hacia los ingredientes locales, los sabores en frascos y al recetario popular. No pretende sorprender, pero sí ofrece al comensal la experiencia de comer algo que tiene elementos distintos a lo que se  prepara en casa.
Carpaccio de parrilla criolla y  Vuelve a la vida fueron los platos preparados en el evento. Para lograrlo explicó una técnica doméstica de  ahumado, la cual acompañó de una anécdota personal en La India que le permitió afirmar que  en todo pueblo hay una técnica que uno puede aprender y que siempre es necesario que cada cocinero se haga  la pregunta ética ¿con mi cocina puedo enfermar a una persona?
Para preparar el Vuelve a la vida inició con la explicación de preparación de kétchup casera, reivindicando también la que viene en frasco, en tanto, a su juicio, incorporar productos en frascos al momento de cocinar es una forma de hacer equipo con emprendedores y creadores populares que dominaron una técnica y la masificaron a través del frasco, es un acto creativo común y la cocina evoluciona cuando se vuelve acto de comunión.
Finalmente, cuando el plato estuvo listo, comentó que incorpora platos populares en su menú porque cree firmemente en el hecho de que el verdadero conocimiento lo tienen quienes tienen  siglos haciendo lo mismo y transmitiéndolo a sus hijos y nietos, como es el caso de los cocineros que preparan vuelve a la vida en las playas venezolanas o la cocinera Isabel Marín, quien desde la península de Macanao prepara carite oreao con la receta aprendida de las mujeres de su familia.
Fernando Escorcia agradeció la asistencia de todos y concluyó el evento recordando que ahora Margarita Gastronómica se vive todo el año, con la participación en ferias, mercados, clases, paseos y master chef. ¡Todos estamos invitados a la conexión con nuestra identidad culinaria!
Fuente: Notiespartano/PrensaMargaritaGastronómica


domingo, 11 de junio de 2017

BUEN BEBER Hito Tempranillo 2014


BUEN BEBER
Hito Tempranillo 2014
Por MIRO POPIC
04 DE JUNIO DE 2017 12:01 AM
Ribera del Duero es nombre de prestigio en los vinos españoles, apoyado en el legendario Vega-Sicilia. Se venden caros, aunque muchas veces el resultado no se compagine con lo adquirido. Pese a su fama, se consume casi todo en España, 90%, mientras un escuálido 10%, a veces menos, va para la exportación. ¿Razones? Los mercados internacionales consideran que está sobrevalorado y, ante la opción española, optan por ofertas más rentables. Para compensar esto algunos están creando segundas etiquetas, más económicas, y hasta segundas bodegas, como en el caso de Emilio Moro, quien en 2002 inauguró Cepa 21, con un concepto moderno del negocio, innovador, y con vinos jóvenes a precios competitivos. Son del Duero, obviamente, pero listos para beber ya, sin necesidad de guarda o mayor afinamiento en botella. Este Hito Tempranillo 2014 es muestra de ello. Es un tinto fino (tempranillo) 100%, proveniente de viñedos jóvenes en pleno desarrollo, color rojo cereza oscuro, aromas frutales y especiados, amable en boca, manteniendo su esencia sin contaminación de roble exagerado, para saborear más de una copa de manera informal. En España se consigue a 11 euros la botella y si aquí sacan la cuenta al cambio real, verán que no es tan costoso. No tiene nada de clásico, más bien es algo rompedor y así hay que entenderlo. Hay un trabajo serio detrás y solo es cuestión de tiempo para acostumbrarse a su estilo.
Precio: medio
Distribuye: Di Masi
Teléfono: (0212) 237 7053


Henri Mor fue reconocido con Medalla de Oro


El aceite de oliva elaborado por el productor venezolano Henri Alegría es 100% arbequina y cuenta con el sello DO Les Garrigues, primera denominación de origen de España
Por EL NACIONAL
11 DE JUNIO DE 2017 12:20 AM
El año pasado Henri Alegría estaba seguro de el aceite de oliva que producía en la almazara de Juncosa –en Lleyda, España– despertaría el interés del jurado de la Competencia Internacional de Aceite de Oliva que se celebraría en Nueva York, en abril de 2017. Tenía razón. Henri Mor Reserva Privada Arbequina fue reconocido con Medalla de Oro.
“Es el primer aceite de Juncosa que participa en la competencia”, dice orgulloso Alegría –egresado del diplomado de Análisis Sensorial que dicta la Escuela de Europea de Cata de Madrid– antes de enumerar las características del producto, también reconocido este año en Francia y en España: notas de manzana, plátano verde, almendra y cítricos, amargor leve, picor ligero y retrogusto frutal, y entrada en boca dulce y elegante.
Gusta su armonía, complejidad y equilibrio”, dice el productor, oriundo de Maracay y dedicado al cultivo, cosecha y procesamiento de aceitunas en tierras de su familia, en la localidad de Junquera, que en 2013 inauguró, por iniciativa de la Comunidad de Cataluña y de la cooperativa de aceituneros, una moderna almazara donde Alegría produce el aceite galardonado, frutado maduro, al que pronto se unirá, en anaqueles locales, el frutado verde, el segundo que produce, que también cuenta con la DO Les Garrigues, primera denominación de origen de España.

Con harina de tubérculos se hacen panes sabrosos


Se combinan con semillas y carecen de gluten, azúcar y lácteos
Por ILEANA MATOS | IMATOS@EL-NACIONAL.COM
04 DE JUNIO DE 2017 01:15 AM
Diana Garrido decidió investigar las posibilidades culinarias de ingredientes autóctonos en la elaboración de panes, pastas y postres, tan gustosos como los tradicionales, para comensales con intolerancia a ciertos alimentos.
¿Ejemplo? El pan de costra de La Casa del Viento –su comedor, localizado a apenas 15 minutos de la ciudad de Mérida– que prepara a partir de un puré de papa o batata al que añade harina de apio, de arroz integral, de yuca y de chía, amaranto y trigo sarraceno, cereales que cultiva en su huerto.
“Gusta más que los que se reparan con harinas tradicionales”, asegura Garrido, sorprendida del rechazo que aún tienen productos libres de gluten, de azúcar o de lácteos, “que pueden ser tan o más sabrosos que los tradicionales”, y segura de que pronto despertarán interés entre otros cocineros locales.
Algunos de los ingredientes se ofrecen en mercados y tiendas especializadas, otros pueden prepararse en casa, afirma Garrido mientras muestra su colección de harinas y enumera los pasos: rallar finamente el tubérculo elegido, sin cáscara, sobre agua abundante; estrujar y exprimir la ralladura para obtener el almidón; extenderla sobre una bandeja y secarla al sol; pasarla por molino o licuadora. “Lo que queda en el agua es la fécula, que debe permanecer en el recipiente por lo menos una hora antes de llevarla a secado”.
Ninguno de estos productos está a la venta, pero Garrido sí enseña a elaborarlos. En el próximo curso que dictará, a final de mes, se aprenderá a preparar el pan de costra mencionado, pan de hamburguesas –con dos harinas y jugo de piña– y de sándwich, con harinas de arroz, de yuca y de cambur, harina de apio, masa madre sin gluten, leche vegetal y un almidón.
El Dato
Diana Garrido dictará su próximo taller Panes sin gluten ni lácteos el 25 de junio, de 9:30 am a 2:30 pm. Incluye recetario, materiales, refrigerios y degustación final. Para los interesados se ofrecerá además una picada –cinco antipastos, un chutney  y una ración de pan de la casa– cuyo precio es de Bs 12.000.
Información: (0414) 746 0261

Chocolates en Río Caribe y Chocolates desde el grano

GASTROETC
Chocolates en Río Caribe
Por ROSANNA DI TURI | RDITURI@ELÇNACIONAL.COM | @ROSANNADITURI | WWW.GASTRONOMIAENVENEZUELA.COM.VE
04 DE JUNIO DE 2017 12:01 AM
Paria es tierra fértil donde prospera el cacao. Y allí el más emblemático y extendido es el Río Caribe bautizado igual que la conocida población con vista al mar. Es precisamente en ese lugar, en una casa colonial, donde desde enero de este año comenzaron las faenas de Río Cacao de Origen, un taller escuela que se suma a Cacao de Origen de Caracas para elaborar chocolates desde el grano y enseñar a lograrlos. La iniciativa, creada por María Fernanda Di Giacobbe, anhela tejer una red que integre a productores y chocolateros en un nuevo lugar de encuentro al oriente del país. Aunque los cursos regulares no han iniciado formalmente, ya se dictan charlas los sábados. “Productores como Calixto López y Luis Zorrilla han dado clases allí”, comparte Di Giacobbe.
En este estreno paulatino han recibido visitas de especialistas foráneos vinculados al cacao, llegados de Perú, Colombia e Italia. También avanzaron en la creación de sus propias tabletas, que ofrecen en empaques vistosos como la vegetación de Paria. Ya cuentan con cuatro: una elaborada con cacao Río Caribe; otra con Carenero, que crece en la hacienda de la familia Franceschi en Paria; las otras dos son blends de cacao con naranja y café. Están a cargo de su elaboración Isamar Zabala y Diógenes Sánchez, formados en Caracas, pero habitantes de la zona. “La idea es que allí se impartan cursos de chocolates bean to bar”, comparte Di Giacobbe. La iniciativa se desarrolla en alianza con la posada Caribana y la idea que cocinan es, en un futuro, crear paquetes que incluyan los cursos y el hospedaje.
*Los chocolates Río Cacao se consiguen en Cacao de Origen de La Trinidad, Licores Mundiales, Licoteca, Siete al Cubo y Madame Blac en
Caracas. También en El Langar de Sumito y librería Tecnibooks en
Margarita.


Chocolates desde el grano
La tendencia mundial de las tabletas Bean to bar se ha transformado en el país en una gustosa efervescencia a la que se suman nuevos emprendimientos. Aquí se comparten detalles de un movimiento que, desde los esmeros artesanales, puede contar a qué sabe la diversidad del cacao fino venezolano
Por [ROSANNA DI TURI] @ROSANNADITURI | FOTOGRAFÍAS [MAURICIO VILLAHERMOSA] @MAURICIOVILLAHERMOSA
04 DE JUNIO DE 2017 02:01 AM | ACTUALIZADO EL 09 DE JUNIO DE 2017 10:00 AM
En Venezuela, donde el cacao es una bendición por aprovechar en todo su potencial, hay emprendimientos artesanales que lo trabajan desde el grano y muestran cómo cada variedad permite lograr distintos chocolates. Las tabletas hechas con este espíritu se suman a una tendencia mundial bautizada Bean to bar, que comenzó a tener resonancia a partir de 2005, gracias a chocolateros artesanales de Estados Unidos que decidieron expresar las bondades del fruto sin distraerse con más ingredientes. šSon chocolates en los que se cuida el proceso de la semilla a la tableta, con solo dos ingredientes fundamentales, cacao y azúcar. En ellos hay trazabilidad, es decir, se sabe de dónde es el cacao y quién es el productor. Son ediciones limitadas y no es industrialš, cuenta María Fernanda Di Giacobbe, quien desde Cacao de Origen ha sido clave en la multiplicación de estas iniciativas.
El joven chocolatero Diego Ceballos, que la acompaña en esta propuesta, recuerda los postulados de un movimiento que se multiplica en distintos lugares del planeta. šTras los chocolates Bean to bar hay una filosofía. Hablan de valores como la transparencia porque hay una relación directa con el productor. Recogen un solo origen del cacao por tableta. Y ameritan usar granos que tengan buen trabajo postcosechaš.
La tendencia permite mostrar en sabores parte de las infinitas posibilidades que ofrece contar en el país con la mayor diversidad de cacao fino del mundo. Y en tiempos adversos son iniciativas que traen buenas noticias. šCreo que es un movimiento bueno para el país, que apunta a las denominaciones de origen. Aquí se busca la calidad en todo el proceso y ha llevado al regreso de jóvenes de nuevo a la tierraš, comparte Di Giacobbe.
En el camino varias propuestas se han sumado en esa dirección que tiene en Venezuela una gran posibilidad. šEste es el país con más cultura cacaotera. Trabajar con cacao y chocolate es hacerlo con identidad. No es algo impuesto. Está en nuestro ADN. Y la gente vuelve a su centro. Es hora de cambiar una historia cruel por una de bienestar y prosperidadš, expresa Di Giacobbe.
La propuesta de Chocolates Franceschi
En Twitter e Instagram: @Franceschichoco
La familia Franceschi ha consagrado sus esmeros al cacao con una hacienda en Paria que data de 1856. Allí, la quinta generación, encarnada en los hermanos Juan de Dios, Juan Vicente y Alberto, se encargó de rescatar distintos cacaos criollos que buscaron por todo el país, para multiplicarlos gracias a injertos. Allí crecen junto a las mazorcas de Río Caribe y otras variedades híbridas emblemáticas.
La sexta generación, liderada por Claudia Franceschi, decidió elaborar chocolates artesanales con esas cosechas familiares y comenzaron en pequeña escala. En el camino han crecido, ampliaron su fábrica y cuentan con dos líneas propias bautizadas Fina y Premium. En la envoltura de cada barra se informa de qué cacao proviene y en qué porcentaje se utiliza. La más encumbrada transmite los sabores de tres variedades criollas: Canoabo, Choroní y Ocumare.
Los esmeros de Cacao de Origen
En Twitter e Instagram: @cacaodeorigen

En el laboratorio de Cacao de Origen, en la Hacienda La Trinidad de Caracas, se oficia un prodigio cotidiano. Allí, con frutos seleccionados, fermentados y secados de varios lugares de Venezuela, se van logrando tabletas que expresan como cada tipo de cacao venezolano tiene atributos que lo distinguen. šEsto ha tenido un efecto viralš, comparte su creadora María Fernanda Di Giacobbe, quien comenzó el proyecto en diciembre de 2013.
En su laboratorio se ha creado una red que conecta a productores locales y chocolateros del país y el mundo. Así, por ejemplo, han logrado tabletas con receta del reconocido francés Patrice Chapon y los granosde Arturo Samana, de Macuare. Y cualquier tarde es posible conseguir a Chloe Doutre-Rousssel dialogando con productores para lograr el mejor cacao y tabletas distintivas. Al inicio de Cacao de Origen, invitaron a esta experta francesa, quien no sólo conoce en detalle los lineamientos del movimiento Bean to bar, sino que desde entonces ha sido clave a la hora de divulgarlos en Venezuela.
En cada tableta señalan la procedencia del cacao, el productor, el porcentaje y el chocolatero que los asesoró. Las han elaborado con granos de Agua Fría en Paria, Chuao, Sur del Lago, Macuare o Patanemo. Este año replicaron la iniciativa en Río Caribe de Paria, con una escuela y taller de chocolates. Y este 2017 estrenarán Cacao de Origen Emprendedores en el Mercado de Chacao.
Los poemas de Amanda
Amanda de García tiene 78 años de edad y una vitalidad que contagia. A los 62, la artífice de Mis Poemas dio con el propósito que ahora la ocupa: fabricar chocolates con cacaos de Barlovento y con máquinas que, incluso, ayudó a crear. Con esas herramientas comenzó a elaborar chocolates 75% cacao, o el Barlovento fino con 60%. “Todos orgánicos”. Los tiempos recientes no han sido fáciles para esta iniciativa que puede preciarse de ser de las primeras Bean to bar en Venezuela.
En Twitter e Instagram
@chocolatemispoemas
Los chocolates del valle de Canoabo
Twitter  e Instagram: @chocolatcanoabo