Carlos Fierro con un grupo de egresados del Diplomado en Gastronomía de la UJAP

Carlos Fierro con un grupo de egresados del Diplomado en Gastronomía de la UJAP
Carlos Fierro con un grupo de egresados del Diplomado en Gastronomía de la UJAP del cual fue su Coordinador al inicio. GASTRONOMIA (del griego γαστρονομία)es el estudio de la relación del hombre con su alimentación y su medio ambiente o entorno.Gastrónomo es la persona que se ocupa de esta ciencia. A menudo se piensa erróneamente que el término gastronomía únicamente tiene relación con el arte culinario y la cubertería en torno a una mesa. Sin embargo ésta es una pequeña parte del campo de estudio de dicha disciplina: no siempre se puede afirmar que un cocinero es un gastrónomo. La gastronomía estudia varios componentes culturales tomando como eje central la comida.Para mucha gente, el aprender a cocinar implica no solo encontrar una distracción o un pasatiempo cualquiera; pues cocinar (en un término amplio) es más que solo técnicas y procedimientos... es un arte, que eleva a la persona que lo practica y que lo disfruta. Eso es para mi la cocina, con mis obvias limitaciones para preparar diversos platillos, es una actividad que disfruto en todos sus pasos, desde elegir un vegetal perfecto, pasando por el momento en que especiamos la comida, hasta el momento en que me siento con los que amo a disfrutar del resultado, que no es otro más que ese mismo, disfrutar esta deliciosa actividad o con mis alumnos a transmitirles conocimientos que les permitirán ser ellos creadores de sus propios platos gracias a sus saberes llevados a sabores

domingo, 27 de octubre de 2013

El "crudismo" es un régimen alimenticio que básicamente consiste en que la persona no puede comer nada que haya sido cocido a más de 40° Celsius, ya que sobre esa temperatura los alimentos pierden muchos de sus valores nutricionales. "En pocas palabras alimentos crudos, sin procesar y vivos"”, explica en su sitio web...Esto no significa nada nuevo para mi, y no por pedantería, sino porque de niño ese planteamiento lo practicó mi padre luego de convertirse en amigo del Dr. Germán Alberti, psicólogo clínico caraqueño,venezolano, gran estudioso de la nutrición y de Carlos Brandt entre otros autores, autor a su vez de la "Revolución Naturista" quien vino desde Quíbor (Edo. Lara) donde tenía su consulta y Cubiro (Edo.Lara) su clínica llamada "HOVINAT" (Hogar de Vida Natural), invitado a dar un taller en la clínica que regentaban el Dr. Juan Castillo y Dr. José Luis Baudet en la Urb. "Las Acacias" de Valencia (Edo. Carabobo) allá por los años 1984.

El régimen alimenticio en el que no se come nada cocido a más de 40°C

 Al comer más de esos hongos es menos probable que se consuman alimentos altos en calorías/ Foto: Emol.com
Hongos crudos / Foto: Emol.com
El objetivo es conservar los valores nutricionales de los alimentos que se consumen, lo que -según sus seguidores- tiene un positivo impacto sobre la salud
La británica Susan Reynolds tiene 29 años, pero representa una década menos. Y no es que sea fanática de los tratamientos cosméticos, los productos de belleza o incluso las cirugías estéticas. Su secreto para mantener la lozanía de su piel es simple: desde hace siete años sólo come alimentos crudos.

Sin embargo, no lo hace para verse más joven, sino que eligió el denominado "crudismo" porque -afirma- la hace sentirse muy bien. "Al comer un plato contundente de comida caliente, uno cae en lo que yo llamo un 'coma de alimentos'. Si comes puré, te sientes como puré", dijo al "Daily Mail", y agregó: "Pero después de consumir alimentos crudos, te sientes mucho más energizada. Quieres hacer cosas".

El "crudismo" es un régimen alimenticio que básicamente consiste en que la persona no puede comer nada que haya sido cocido a más de 40° Celsius, ya que sobre esa temperatura los alimentos pierden muchos de sus valores nutricionales. "En pocas palabras alimentos crudos, sin procesar y vivos"”, explica en su sitio web.

Con esta descripción podría pensarse que los "crudistas" deben llevar una dieta muy estricta, pero Susan Reynolds lo niega y afirma que de todas formas es posible disfrutar de las cosas que más le gustan. "Puedes comer tortas y chocolate, sólo que tienes que preparar versiones crudas de ambas", sostuvo.

¿Cómo lo hace? Según explicó al periódico británico, el chocolate crudo lo prepara con cacao natural no tostado y leche de coco. Las tortas, en tanto, son parecidas a los cheesecakes, y las elabora con una base de almendras, dátiles y aceite de coco, mientras que para el relleno utiliza una dulce leche de esta última fruta.

También es capaz de preparar una bebida que al tomarla "te da ganas de salir de fiesta". Consiste en una mezcla de chocolate, ají y maca, un tubérculo que se da en la zona andina de Perú y Bolivia, considerado una superfruta y al que se le adjudican poderes afrodisíacos.

Respecto a los nutrientes, Susan Reynolds afirmó que puede obtener todos los necesarios a partir de los alimentos crudos. Así, por ejemplo, de la rúcula y la espinaca consigue las proteínas que otros logran de la carne, el huevo o los lácteos.

"De hecho, a menudo me hago exámenes de sangre y todo está bien. Estoy más sana que nunca", señaló.

Sin embargo, expertos en nutrición cuestionan el "crudismo" y sostienen que incluso puede llegar a ser perjudicial para la salud. "El peligro de esta dieta está en todos los nutrientes que se están perdiendo, por ejemplo los cereales que se obtienen del arroz, papas y la pasta, todos los cuales necesitan estar cocidos para ser consumidos", indicó Helen Bond, portavoz de la Asociación Dietética Británica.

Otros beneficios

Pero Susan Reynolds insiste en que el régimen alimenticio que lleva no sólo impacta de forma positiva su salud, sino que también tiene otros efectos beneficiosos, tales como claridad, positividad, luminosidad y la habilidad para tomar decisiones.

"También estoy emocionalmente equilibrada y feliz", afirmó a "The Huffington Post".

Incluso aseguró que el "crudismo" ha influido en su vida sexual. "En lugar de tirarse sobre el sofá, te sientes mucho más revitalizada después de comer", dijo.

Reynolds enseña a otros cómo ser "crudistas" y llevar una vida sana a través de su compañía Twist and Sprout, ya que enfatiza que este régimen alimenticio "no es una dieta, es un estilo de vida".

"Creemos que lo que pones dentro, es lo que sale afuera. Al tomar decisiones conscientes, te estás haciendo cargo de tu propia salud. Este estilo de vida no es ciencia exacta, es simple sentido común, práctica y un poco de creatividad", sostiene.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada