Carlos Fierro con un grupo de egresados del Diplomado en Gastronomía de la UJAP

Carlos Fierro con un grupo de egresados del Diplomado en Gastronomía de la UJAP
Carlos Fierro con un grupo de egresados del Diplomado en Gastronomía de la UJAP del cual fue su Coordinador al inicio. GASTRONOMIA (del griego γαστρονομία)es el estudio de la relación del hombre con su alimentación y su medio ambiente o entorno.Gastrónomo es la persona que se ocupa de esta ciencia. A menudo se piensa erróneamente que el término gastronomía únicamente tiene relación con el arte culinario y la cubertería en torno a una mesa. Sin embargo ésta es una pequeña parte del campo de estudio de dicha disciplina: no siempre se puede afirmar que un cocinero es un gastrónomo. La gastronomía estudia varios componentes culturales tomando como eje central la comida.Para mucha gente, el aprender a cocinar implica no solo encontrar una distracción o un pasatiempo cualquiera; pues cocinar (en un término amplio) es más que solo técnicas y procedimientos... es un arte, que eleva a la persona que lo practica y que lo disfruta. Eso es para mi la cocina, con mis obvias limitaciones para preparar diversos platillos, es una actividad que disfruto en todos sus pasos, desde elegir un vegetal perfecto, pasando por el momento en que especiamos la comida, hasta el momento en que me siento con los que amo a disfrutar del resultado, que no es otro más que ese mismo, disfrutar esta deliciosa actividad o con mis alumnos a transmitirles conocimientos que les permitirán ser ellos creadores de sus propios platos gracias a sus saberes llevados a sabores

lunes, 13 de enero de 2014

Consumidores se han visto obligados a cambiar los hábitos alimenticios antes la escasez de pollo, carne, leche, harinas de maíz y de trigo, mantequilla, aceite comestible y demás productos de la cesta básica.

El Carabobeño 13 enero 2014

Consumidores cambian hábitos alimenticios por la escasez

Las amas de casa preparan las comidas con lo que se consiga. (Foto Carlos Andrés Pérez)
Beatriz Oliva | boliva@el-carabobeno.com
Consumidores se han visto obligados a cambiar los hábitos alimenticios antes la escasez de pollo, carne, leche, harinas de maíz y de trigo, mantequilla, aceite comestible y demás productos de la cesta básica.
Completar y preparar los desayunos, almuerzos y cenas con lo que consigan en los diferentes establecimientos y con lo que tengan en casa es la opción que utiliza la mayoría de los consumidores para satisfacer sus necesidades.
La ama de casa María Sousa debe asistir todos los días a los supermercados y establecimientos para ver qué producto consigue, pero igual ha tenido que cambiar los hábitos alimenticios por la escasez. Cuando no tiene leche no compra cereales ni toma café. “Es difícil continuar con las costumbres alimenticias que uno tenía”.
Consumidores coincidieron en que de no conseguir harina de maíz para las arepas ni leche para los cereales y el café, desayunan con panes, tortillas, yogur, galletas, pastelitos o tequeños. Estos platos también los utilizan para las cenas incluyendo las cremas de apio o auyama y ensaladas.
Pese al elevado costo de algunas frutas, ciudadanos las incluyen algunas veces en su menú para los desayunos y las cenas.
En el almuerzo los hábitos cambiaron drásticamente porque algunas veces no se consigue pollo ni carne de res, principales fuentes de proteína en las comidas. Cuando están escasos, consumidores indicaron que los reemplazan por pescado, atún en lata, huevos, carne de cerdo o granos.
Zaida Perdomo relató que comer arepas todos los días, como en muchos hogares, se ha convertido en un lujo, pues la harina de maíz dura hasta una semana sin conseguirse. “Algunos buscan la harina hasta por debajo de las piedras y en los buhoneros cancelándola a un precio mucho más elevado, pero no todo el tiempo consiguen”.
María Márquez tiene tres niños. Expresó que frecuentemente visita los establecimientos en busca de la leche. “A veces no la consigo y me las tengo que ingeniar. También incluyo en la alimentación sopas y cremas”.

Llegaron azúcar, leche, papel higiénico y margarina

A un reconocido supermercado de la avenida Bolívar de Valencia llegaron 300 bultos de azúcar, 500 de papel higiénico, 300 de leche líquida y margarina Coposa normal y ligera. Las ventas de los productos estaban limitadas. Se esperan nuevos despachos para los próximos días.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada