Carlos Fierro con un grupo de egresados del Diplomado en Gastronomía de la UJAP

Carlos Fierro con un grupo de egresados del Diplomado en Gastronomía de la UJAP
Carlos Fierro con un grupo de egresados del Diplomado en Gastronomía de la UJAP del cual fue su Coordinador al inicio. GASTRONOMIA (del griego γαστρονομία)es el estudio de la relación del hombre con su alimentación y su medio ambiente o entorno.Gastrónomo es la persona que se ocupa de esta ciencia. A menudo se piensa erróneamente que el término gastronomía únicamente tiene relación con el arte culinario y la cubertería en torno a una mesa. Sin embargo ésta es una pequeña parte del campo de estudio de dicha disciplina: no siempre se puede afirmar que un cocinero es un gastrónomo. La gastronomía estudia varios componentes culturales tomando como eje central la comida.Para mucha gente, el aprender a cocinar implica no solo encontrar una distracción o un pasatiempo cualquiera; pues cocinar (en un término amplio) es más que solo técnicas y procedimientos... es un arte, que eleva a la persona que lo practica y que lo disfruta. Eso es para mi la cocina, con mis obvias limitaciones para preparar diversos platillos, es una actividad que disfruto en todos sus pasos, desde elegir un vegetal perfecto, pasando por el momento en que especiamos la comida, hasta el momento en que me siento con los que amo a disfrutar del resultado, que no es otro más que ese mismo, disfrutar esta deliciosa actividad o con mis alumnos a transmitirles conocimientos que les permitirán ser ellos creadores de sus propios platos gracias a sus saberes llevados a sabores

sábado, 18 de enero de 2014

En 2014, los vinos continuarán siendo protagonistas. El rumbo apunta a mejor formación de quienes los disfrutan y de un cambio en la manera de ofrecerlo para el consumo.

Cambios en la forma de beber vino traerá este año

Algunas novedades serán las monodosis y los vinos con menos alcohol

imageRotate
Los restaurantes venezolanos tendrán que mejorar y facilitar la venta de vinos OSWER DÍAZ MIRELES/ARCHIVO
EL UNIVERSAL
sábado 18 de enero de 2014  
En 2014, los vinos continuarán siendo protagonistas. El rumbo apunta a mejor formación de quienes los disfrutan y de un cambio en la manera de ofrecerlo para el consumo.

Dayana Medina, directiva de la Academia Venezolana de Sommeliers, enumeró lo que considera serán las tendencias de 2014 en enología. 

Aprender más. El venezolano siente la necesidad de aprender de vinos o hacerse sommelier porque es un plan alternativo que le puede servir de sustento dentro o fuera del país. Esto se hace estudiando la carrera en la Academia o realizando diplomados o cursos. Algo singular es que, en Venezuela, es un campo muy recurrido por las mujeres, más que en otros países.

Menos alcohol. Una de las tendencias internacionales es la de producir vinos con menos de 2 % de grado alcohólico para que deportistas, embarazadas, abstemios o conductores designados, no se priven de su disfrute. Además, aportan menos calorías. Pueden encontrarse en las páginas bebidasin.com y latabernasin.com.

La marca del enólogo. Es algo que comenzó en 2013 y seguirá en 2014: vinos con marca del enólogo. Lo que importa ya no es tanto el nombre de la bodega o el apellido de la familia dueña del viñedo sino el nombre de su creador y el contenido. "Se les pueden llamar vino de autor", puntualiza Medina.

La monodosis. Es una nueva forma de vender y comprar. Pronto se hallarán en bares, hoteles y supermercados pues algunas bodegas ya están trabajando en eso. Se trata de una monodosis, una porción exacta para disfrutar de una sola copa de vino. 

El Enomatic. Puede ser una tendencia en Venezuela, para que los restaurantes vendan vinos por copas pero conservando la botella en el Enomatic, equipo que evita que se dañe. 

El descorche. A juicio de Medina, cobrar el descorche tendrá que ser una práctica a masificarse en los restaurantes del país pues la venta de vinos en mesa está muy costosa y disminuye los clientes. "Se puede cobrar un descorche costoso, como de 700 bolívares, y permitir que el comensal lleve una botella de un gran vino", sentencia la sommelier. GCH

CARPE VINUM

"Sus vinos saben expresar el mensaje secreto del verano, el latido del granito..."

VLADIMIR VILORIA |  EL UNIVERSAL
sábado 18 de enero de 2014  
Portugueses de temer 
Portugal del vino fue desde siempre territorio de historia antigua. Posiblemente hoy constituya la experiencia vitivinícola más original, menos imitada, más típica y con más arraigo e identidad de toda Europa. Sus vinos saben expresar el mensaje secreto del verano, el latido del granito, el cuarzo y la pizarra, así como la sabiduría del terco campesino que con disciplina ha sabido hacer hermosos caldos, más allá del célebre Oporto o el misterioso vino dulce de Madeira, ambos, reyes de reyes. Portugal, además, comercia sus vinos a buen precio, y lo mejor, es que son una fiesta de placer y buen beber.

En Venezuela desembarcan, todavía y por un valor razonable, muestras más que emblemáticas de los principales orígenes lusitanos. Las recomendadas a continuación son etiquetas imperdibles de buena factura y calidad. Aquí hay carácter y personalidad, sin trampas enológicas ni artilugios de mercadeo. Esto es pura honestidad y vino de verdad, para acompañar el yantar de todos los días. El aficionado despierto, curioso y sediento de sabores y aromas diferentes, típicos e inimitables, de seguro los sabrá apreciar.

Aveleda Vinho Verde: Aromático y delicado. Buena fruta en nariz con recuerdos a melón blanco maduro, bajo un delicioso y entretenido fondo floral. Perfectamente ácido y equilibrado. Excelente en su tipicidad, el trópico lo agradece. No deje de probarlo.

Periquita Setúbal: Listo para beber. Rojo rubí muy brillante. Sugerente y rico en fruta roja, tanto en boca como en nariz. Lleno y carnoso, sus taninos son golosos, suaves y de gran calidad. Fresco, fácil, amigable, versátil, pura uva y a un precio de regalo.

Monte Velho Alentejo: Sabroso y cumplidor vino dada su calidad de fruta y boca fácil y agradable. Carnoso y redondo, es fresco y elegante. Sencillo pero de gran personalidad, sabe entregarse entero hasta el final. Excelente, aún más si tomamos es cuenta su competitivo precio.

Romariz Douro: casa conocida por sus vinos de Oporto, este tinto sorprende por su frescor, ligereza y alegría. Fácil, goloso y delicado, se muestra vivaz y bebible. Nada áspero, es pura uva. Muy rico y mejor cuando se entere de su asombroso precio (sólo disponible en Licorería La Flor de Macaracuay).

Grao Vasco Dao: de los pocos de du origen en el patio. Bien logrado, derrocha tipicidad y una rica y potente fruta con toques a hierbas frescas y notas licorosas. Lleno en boca y de estructura media, es sabroso, jugoso y amigable. Vino de verdad. ¡Salud!

vladimirviloria@gmail.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada