Carlos Fierro con un grupo de egresados del Diplomado en Gastronomía de la UJAP

Carlos Fierro con un grupo de egresados del Diplomado en Gastronomía de la UJAP
Carlos Fierro con un grupo de egresados del Diplomado en Gastronomía de la UJAP del cual fue su Coordinador al inicio. GASTRONOMIA (del griego γαστρονομία)es el estudio de la relación del hombre con su alimentación y su medio ambiente o entorno.Gastrónomo es la persona que se ocupa de esta ciencia. A menudo se piensa erróneamente que el término gastronomía únicamente tiene relación con el arte culinario y la cubertería en torno a una mesa. Sin embargo ésta es una pequeña parte del campo de estudio de dicha disciplina: no siempre se puede afirmar que un cocinero es un gastrónomo. La gastronomía estudia varios componentes culturales tomando como eje central la comida.Para mucha gente, el aprender a cocinar implica no solo encontrar una distracción o un pasatiempo cualquiera; pues cocinar (en un término amplio) es más que solo técnicas y procedimientos... es un arte, que eleva a la persona que lo practica y que lo disfruta. Eso es para mi la cocina, con mis obvias limitaciones para preparar diversos platillos, es una actividad que disfruto en todos sus pasos, desde elegir un vegetal perfecto, pasando por el momento en que especiamos la comida, hasta el momento en que me siento con los que amo a disfrutar del resultado, que no es otro más que ese mismo, disfrutar esta deliciosa actividad o con mis alumnos a transmitirles conocimientos que les permitirán ser ellos creadores de sus propios platos gracias a sus saberes llevados a sabores

lunes, 13 de marzo de 2017

El pan le pone el sabor al sándwich Artesanal, de molde y amasado a mano es el ingrediente principal del nuevo festival que ofrece D.O.C. Restaurant


By ILEANA MATOS IMATOS@EL-NACIONAL.COM
12 DE MARZO DE 2017 12:31 AM
Los panes con los que se elaboran los sándwiches que integran el menú del nuevo festival de D.O.C. Restaurant son de zanahoria, miel y merey, de chicharrón, y de lairén. Los hacen María Belén Fagúndez y Néstor Cárdenas –panaderos fundadores del emprendimiento Four Hands Cooking–, son de molde, artesanales y amasados a mano.
“Inicialmente ofrecimos panes más tradicionales, redondos, de cáscara gruesa y hasta con almendras”, explica Fagúndez, quien reconoce que fue un reto cumplir con las exigencias del restaurante, más bien interesado en pan de molde elaborado con ingredientes 100% locales.
 ¿El resultado? Panes menos húmedos y más esponjosos que los industriales, con una excelente miga, “sellada y de alvéolo pequeño”, dice Cárdenas, quien destaca el gusto a maíz del que se elaboró con lairén –“tubérculo más rico en almidón que la papa y la yuca”–,  lo bien que se comporta el chicharrón en la fórmula elegida para la elaboración del pan de molde con su sabor, y el excelente resultado que dio el merey como sustituto de la almendra.
 Los sándwiches,  que aparecen en el menú con el nombre de “destapados” –solo llevan una rebanada, como los “abiertos” que se ofrecen en los mercados de los países nórdicos desde épocas en las cuales el alimento, cortado en lonjas gruesas, servía como plato–,  mezclan ingredientes provenientes de diversas regiones del país.
 ¿Sabores? Rosbif con pimienta de Guinea, brotes de mostaza, tomate, aderezo de vinagreta de pepinillo y flores comestibles; piraña –ingrediente que se incorporó recientemente a la despensa del local– con aguacate, rábano y semillas de amapola; setas con jamón tipo Parma, rúgula y flores; salteado de castañas de agua y espárragos, con vainitas chatas, tomate cherry y boconcini; y huevos benedictinos con rebanadas de cordero ahumado, brotes y polvo de cúrcuma.

El dato
Four Hands Cooking ofrece panes –canillas, campesinos, dulces y con el formato del que hace años se conoció como “pan de a locha”–, hojaldre, pastas y tortas, que deben encargarse con 48 horas de antelación, además de cursos y talleres de panadería y pastelería. Información: fourhandscooking@gmail.com y a través del IG @fourhandscooking


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada