Carlos Fierro con un grupo de egresados del Diplomado en Gastronomía de la UJAP

Carlos Fierro con un grupo de egresados del Diplomado en Gastronomía de la UJAP
Carlos Fierro con un grupo de egresados del Diplomado en Gastronomía de la UJAP del cual fue su Coordinador al inicio. GASTRONOMIA (del griego γαστρονομία)es el estudio de la relación del hombre con su alimentación y su medio ambiente o entorno.Gastrónomo es la persona que se ocupa de esta ciencia. A menudo se piensa erróneamente que el término gastronomía únicamente tiene relación con el arte culinario y la cubertería en torno a una mesa. Sin embargo ésta es una pequeña parte del campo de estudio de dicha disciplina: no siempre se puede afirmar que un cocinero es un gastrónomo. La gastronomía estudia varios componentes culturales tomando como eje central la comida.Para mucha gente, el aprender a cocinar implica no solo encontrar una distracción o un pasatiempo cualquiera; pues cocinar (en un término amplio) es más que solo técnicas y procedimientos... es un arte, que eleva a la persona que lo practica y que lo disfruta. Eso es para mi la cocina, con mis obvias limitaciones para preparar diversos platillos, es una actividad que disfruto en todos sus pasos, desde elegir un vegetal perfecto, pasando por el momento en que especiamos la comida, hasta el momento en que me siento con los que amo a disfrutar del resultado, que no es otro más que ese mismo, disfrutar esta deliciosa actividad o con mis alumnos a transmitirles conocimientos que les permitirán ser ellos creadores de sus propios platos gracias a sus saberes llevados a sabores

domingo, 11 de diciembre de 2016

Cada año, la Academia Venezolana de Gastronomía anuncia los ganadores de los Tenedores de Oro, un referente que reconoce la calidad de quienes se esmeran en ese sector en el país.

Gastroetc: Los Tenedores De oro 2016


Foto: Todo en Domingo

Cada año, la Academia Venezolana de Gastronomía anuncia los ganadores de los Tenedores de Oro, un referente que reconoce la calidad de quienes se esmeran en ese sector en el país. Este 2016, el premio al mejor chef lo mereció Néstor Acuña, que actualmente lidera las cocinas del restaurante Sarrapia en Ciudad Bolívar. Allí, desde su bien aceitada trayectoria, que comenzó en la década de los ochenta, ofrece platos con gusto venezolano aprovechando los ingredientes de la región.
El Gran Tenedor de Oro se otorgó a Ron Santa Teresa, un destilado con buenas historias de arraigo. La hacienda donde se elabora, localizada en El Consejo, suma 220 años de historia en manos de la misma familia. Allí se hacen los rones venezolanos con su sello a lo que se suman los logros de proyectos sociales como Alcatraz.
El Premio Armando Scannone quedó en manos del cocinero Humberto Arrieti, por su trabajo al reivindicar los sabores de Lara y Yaracuy y su labor docente en la Universidad Nacional Experimental del Yaracuy. Por otra parte, el libro ¡Viva la arepa! Sabor, memoria e imaginario social en Venezuela del historiador Miguel Felipe Dorta, mereció el reconocimiento a la mejor publicación gastronómica.
Las cuatro menciones fueron entregadas a la Academia de Sommeliers de Venezuela, creada por Leo D’Addazio en 1990, en Puerto Ordaz, con 10 años en Caracas, en la que él, Dayana Medina y el resto de su equipo han formado a 626 sommeliers; otra la recibió Juan Montemayor por su emprendimiento Montemayor, a través del cual propone una variedad de picantes. Ronald Guttman obtuvo un reconocimiento por su labor desde las cocinas del hotel Selva Negra, con 78 años en la Colonia Tovar y Orfila Márquez fue galardonada por su trabajo como documentalista de fuentes bibliográficas culinarias en Venezuela, labor a la que esta bibliotecóloga se dedica desde 1996.

Todos esos reconocimientos se hacen sobre la base de las postulaciones recibidas por la academia, que son evaluadas por un jurado elegido para cada ocasión. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada