Carlos Fierro con un grupo de egresados del Diplomado en Gastronomía de la UJAP

Carlos Fierro con un grupo de egresados del Diplomado en Gastronomía de la UJAP
Carlos Fierro con un grupo de egresados del Diplomado en Gastronomía de la UJAP del cual fue su Coordinador al inicio. GASTRONOMIA (del griego γαστρονομία)es el estudio de la relación del hombre con su alimentación y su medio ambiente o entorno.Gastrónomo es la persona que se ocupa de esta ciencia. A menudo se piensa erróneamente que el término gastronomía únicamente tiene relación con el arte culinario y la cubertería en torno a una mesa. Sin embargo ésta es una pequeña parte del campo de estudio de dicha disciplina: no siempre se puede afirmar que un cocinero es un gastrónomo. La gastronomía estudia varios componentes culturales tomando como eje central la comida.Para mucha gente, el aprender a cocinar implica no solo encontrar una distracción o un pasatiempo cualquiera; pues cocinar (en un término amplio) es más que solo técnicas y procedimientos... es un arte, que eleva a la persona que lo practica y que lo disfruta. Eso es para mi la cocina, con mis obvias limitaciones para preparar diversos platillos, es una actividad que disfruto en todos sus pasos, desde elegir un vegetal perfecto, pasando por el momento en que especiamos la comida, hasta el momento en que me siento con los que amo a disfrutar del resultado, que no es otro más que ese mismo, disfrutar esta deliciosa actividad o con mis alumnos a transmitirles conocimientos que les permitirán ser ellos creadores de sus propios platos gracias a sus saberes llevados a sabores

sábado, 10 de diciembre de 2016

El alcohol en México data de la era precolombina, aunque en aquellos tiempos era una bebida mucho más exclusiva de lo que es hoy. En la cultura azteca, solo los sacerdotes y ancianos tenían permiso para beber. Si alguna otra persona llegaba a hacerlo, se la condenaba a muerte (¡eso sí que era tolerancia cero!). Hoy en día en la Ciudad de México, las leyes para los que quieren disfrutar una copita esporádica de algún brebaje son mucho más relajadas y flexibles.

Guía sobre licores mexicanos.

Brebajes mexicanos: Una guía sobre los mejores licores de México.
El alcohol en México data de la era precolombina, aunque en aquellos tiempos era una bebida mucho más exclusiva de lo que es hoy. En la cultura azteca, solo los sacerdotes y ancianos tenían permiso para beber. Si alguna otra persona llegaba a hacerlo, se la condenaba a muerte (¡eso sí que era tolerancia cero!).
Hoy en día en la Ciudad de México, las leyes para los que quieren disfrutar una copita esporádica de algún brebaje son mucho más relajadas y flexibles. La ciudad ofrece un gran menú de licores autóctonos, empezando con el clásico tequila. Este destilado conocido a nivel mundial, hecho de la planta de agave azul, existe hace más de 400 años. Hoy ya hay a la venta más de 700 marcas de tequila, y por lo general existen dos categorías: 100% agave azul y tequila mixto. Dentro de estas clasificaciones, existen los siguientes tipos de tequila:
  • Tequila Blanco: Considerada una de las formas más puras del agave azul. Este tequila es transparente y no es añejo.
  • Tequila Joven Abocado: Este tipo de tequila tiene un tono dorado y lleva un mínimo proceso de añejamiento. Es una variedad relativamente económica.
  • Tequila Reposado: Como su nombre lo indica, este tequila lleva un proceso de reposado de entre 2 a 11 meses.
  • Tequila Añejo: Más suave y con más textura que los otros tipos, este tequila lleva un proceso de añejamiento de al menos un año.
  • Tequila Extra Añejo: Este tequila es mucho más suave y lleva un proceso de añejamiento de más de tres años, y su color es más oscuro que los otros que figuran en esta lista.
El tequila es uno de los tantos licores que México tiene bajo la manga. De hecho tiene un primo llamado “mezcal”, una bebida alcohólica ahumada que se prepara con el corazón de la planta maguey (llamada “piña”). El mezcal se suele disfrutar solo en vez de mezclarse con otros cócteles.
Otro de los licores de México es el pulque, una bebida fuerte elaborada con savia de agave. El pulque tiene un color similar al de la leche y un sabor a nuez. Antes de comprar una botella, le recomendamos visitar una pulquería para probar esta bebida. La pasita es otro tipo de licor que se prepara con pasas de uvas. Y para finalizar esta lista no podemos dejar afuera al aguardiente, una potente bebida que se prepara con caña de azúcar y que bien le hace honor a su nombre.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada