Carlos Fierro con un grupo de egresados del Diplomado en Gastronomía de la UJAP

Carlos Fierro con un grupo de egresados del Diplomado en Gastronomía de la UJAP
Carlos Fierro con un grupo de egresados del Diplomado en Gastronomía de la UJAP del cual fue su Coordinador al inicio. GASTRONOMIA (del griego γαστρονομία)es el estudio de la relación del hombre con su alimentación y su medio ambiente o entorno.Gastrónomo es la persona que se ocupa de esta ciencia. A menudo se piensa erróneamente que el término gastronomía únicamente tiene relación con el arte culinario y la cubertería en torno a una mesa. Sin embargo ésta es una pequeña parte del campo de estudio de dicha disciplina: no siempre se puede afirmar que un cocinero es un gastrónomo. La gastronomía estudia varios componentes culturales tomando como eje central la comida.Para mucha gente, el aprender a cocinar implica no solo encontrar una distracción o un pasatiempo cualquiera; pues cocinar (en un término amplio) es más que solo técnicas y procedimientos... es un arte, que eleva a la persona que lo practica y que lo disfruta. Eso es para mi la cocina, con mis obvias limitaciones para preparar diversos platillos, es una actividad que disfruto en todos sus pasos, desde elegir un vegetal perfecto, pasando por el momento en que especiamos la comida, hasta el momento en que me siento con los que amo a disfrutar del resultado, que no es otro más que ese mismo, disfrutar esta deliciosa actividad o con mis alumnos a transmitirles conocimientos que les permitirán ser ellos creadores de sus propios platos gracias a sus saberes llevados a sabores

domingo, 26 de mayo de 2013

Del baúl de los e-mails...

LA AUYAMA
 
...Urea, colesterol, glucosa, lípidos y triglicéridos... ?
Un secreto revelado.
 
Hace algunos años, un ex profesor mío, me enseñó el resultado de un examen de sangre; lo que vi me dejó estupefacto. Los cinco parámetros principales de la sangre, o sea, urea, colesterol, glucosa, lípidos y los valores de los triglicéridos mostraban que, tenía  niveles muy superiores a los niveles aceptables o normales.
Me comentó que la persona con esos niveles debería estar muerta. El profesor me mostró luego el nombre del paciente, que hasta ese momento había estado escondido en su mano. El paciente era él mismo!
Atribulado le dije:! : "pero cómo, y qué has hecho?".

 
Con una sonrisa me mostró otro resultado de análisis, diciendo: "Ahora, mira esto, confrontando los valores de los parámetros y enseñándome las fechas de dichos análisis”

 
Este es el que me he hecho posteriormente. Los  valores de los parámetros están claramente dentro de los límites recomendados, la sangre estaba perfecta, impecable, más la sorpresa aumenta cuando he visto las fechas, la diferencia era solo un mes (entre las dos pruebas de la misma persona)!
¿Cómo has hecho? Le pregunté, esto es literalmente un milagro! "
Con calma, respondió que el  milagro fue su médico, que ha sugerido un tratamiento obtenido de otro amigo médico. Este tratamiento ha sido utilizado por mí varias veces con resultados sorprendentes.
Más o menos una vez al año, analizo mi sangre y en alguno hay una tendencia en alza de los niveles correctos, inmediatamente repito. Les sugiero probar.
 
He aquí el secreto: cada semana por cuatro semanas (un mes) buscar en un abasto, negocio, mercado o feria, los pedazos de auyama. Debe ser de una auyama grande. Cada día, tomar  100 gramos de concha de auyama, puestos en pedacitos en la licuadora  junto a un vaso de agua  (solo agua), y licuar muy bien, haciendo  con el agua y auyama un vaso de vitaminas.
Tomar esta vitamina con el estómago vacío, 15 a 20 minutos antes del desayuno.

 
Hacer esto por un mes, cada vez que su sangre necesite ser corregida.
Es posible controlar el resultado haciendo un análisis antes y después del tratamiento con la auyama. Según el  médico, no existe ninguna contraindicación, porque es solo un vegetal y agua  natural (no usar azúcar).

 
El profesor, ingeniero químico excelente, ha estudiado la auyama para saber cuál es el principio activo que contiene, concluyendo  al menos en parte, que está presente un solvente de peso molecular bajo que contiene el colesterol: el colesterol más nocivo y peligroso LDL.
Durante la primera semana, el orin tiene una gran  cantidad de LDL (bajo peso molecular), que se traduce en la limpieza de las arterias, comprendido el cerebro, aumentando así la memoria de la persona.
Hay solo un inconveniente: el sabor de la auyama cruda no es muy agradable!

Nada más.
 
Hay un aspecto particular importante: ni la auyama ni el agua pueden refrigerarse porque se destruyen los principios activos de las vitaminas.
Esta es la razón de adquirir cada semana, la auyama, porque fuera del refrigerador, se deteriora rápidamente.
 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada