Carlos Fierro con un grupo de egresados del Diplomado en Gastronomía de la UJAP

Carlos Fierro con un grupo de egresados del Diplomado en Gastronomía de la UJAP
Carlos Fierro con un grupo de egresados del Diplomado en Gastronomía de la UJAP del cual fue su Coordinador al inicio. GASTRONOMIA (del griego γαστρονομία)es el estudio de la relación del hombre con su alimentación y su medio ambiente o entorno.Gastrónomo es la persona que se ocupa de esta ciencia. A menudo se piensa erróneamente que el término gastronomía únicamente tiene relación con el arte culinario y la cubertería en torno a una mesa. Sin embargo ésta es una pequeña parte del campo de estudio de dicha disciplina: no siempre se puede afirmar que un cocinero es un gastrónomo. La gastronomía estudia varios componentes culturales tomando como eje central la comida.Para mucha gente, el aprender a cocinar implica no solo encontrar una distracción o un pasatiempo cualquiera; pues cocinar (en un término amplio) es más que solo técnicas y procedimientos... es un arte, que eleva a la persona que lo practica y que lo disfruta. Eso es para mi la cocina, con mis obvias limitaciones para preparar diversos platillos, es una actividad que disfruto en todos sus pasos, desde elegir un vegetal perfecto, pasando por el momento en que especiamos la comida, hasta el momento en que me siento con los que amo a disfrutar del resultado, que no es otro más que ese mismo, disfrutar esta deliciosa actividad o con mis alumnos a transmitirles conocimientos que les permitirán ser ellos creadores de sus propios platos gracias a sus saberes llevados a sabores

domingo, 31 de marzo de 2013

Actualmente hay siembras de espárragos en pequeña escala en Trujillo, Mérida, Yaracuy, Aragua, Lara (finca Magnolia que produce la variedad espagueti) y Táchira.


Espárrago: vegetal multivitamínico

En el libro de cocina más antiguo que se conoce forma parte de una receta

imageRotate
Están repletos de nutrientes y son bajos en calorías, sodio, colesterol y no contienen grasa
Contenido relacionado
EDÉN VALERA |  ESPECIAL PARA EL UNIVERSAL
sábado 30 de marzo de 2013  12:00 AM
Originaria del sur de Europa y Asia, la esparraguera (Asparagus officinalis) como planta cultivada puede encontrarse en casi todo el mundo. De ella se obtienen los espárragos blancos y los verdes; mientras que la silvestre produce la variedad llamada triguero. 

Los espárragos son las yemas tiernas (de la cual brotan los turiones, que es la parte comestible) de la esparraguera, una planta herbácea enmarañada que nace espontáneamente en muchas regiones, especialmente en las zonas arenosas y secas del sur de Europa, del norte de África y del oeste de Asia; y en las estepas rusas y polacas, donde constituyen un pasto habitual para el ganado. 

La planta está formada por tallos aéreos ramificados y una parte subterránea constituida por raíces y yemas, que es lo que se denomina comúnmente "garra".

De los brotes jóvenes se obtienen los espárragos, que han sido usados desde tiempos muy antiguos como verdura culinaria debido a su delicado sabor y a sus propiedades diuréticas. 

El espárrago fue introducido en España por los romanos durante el periodo de ocupación; y ya para entonces eran conocidas sus propiedades medicinales. 

Pero, es a partir del siglo XVIII se convirtió en la verdura preferida por la burguesía. 

Es una de las pocas comidas que se considera aceptable comer con las manos en un ambiente formal. Hay una receta sobre cómo cocinar espárragos en el libro De re coquinaria, del siglo III, el más antiguo recetario que se conoce, atribuido al gastrónomo romano Apicio. 

Puede propagarse por semilla o por fraccionamiento de coronas; y la comercialización para consumo fresco se hace en manojos, sujetos por cintas o gomas elásticas, o en bolsas plásticas. 

Sus raíces principales tienen una vida de 2 a 3 años, cuando mueren son sustituidas por otras nuevas que se sitúan en la parte superior de las anteriores, y con ello las yemas van quedando más altas; de esta forma la parte subterránea va acercándose a la superficie del suelo a medida que pasan los años de cultivo. 

A diferencia de las mayoría de las verduras en las que entre más pequeñas y delgadas son más tiernas, sus tallos gruesos tienen mayor volumen tierno en proporción a su piel. 

El espárrago contiene ácido fólico, zinc, potasio, fósforo, calcio, magnesio; y vitaminas A, C y E. 

Los principales países productores de espárragos son China, Alemania, Grecia, Italia, Perú, México, Estados Unidos y Francia. 

Actualmente hay siembras en pequeña escala en Trujillo, Mérida, Yaracuy, Aragua, Lara (finca Magnolia que produce la variedad espagueti) y Táchira. 

Este es un cultivo de climas templados y para nuestro clima tropical los Andes presenta las características más similares e idóneas que permite hasta 4 cosechas en el año en lugar de una como en Europa. 

Dado que es una verdura cuyo consumo no es común en Venezuela, esta producción satisface el mercado nacional. 

Múltiples usos 

Hace mucho tiempo fue cultivado con propósitos medicinales como un remedio natural para limpiar la sangre; pero actualmente se siembra como verdura para la elaboración de numerosos platos como sopas y tortillas. 

El agua en la cual se cuecen los espárragos tiene un buen sabor, es rica en nutrientes y puede servir de base para sopas. 

Posee propiedades rejuvenecedoras, y debido al alto contenido de ácido fólico y de hierro, el consumo de espárragos contribuye a la creación de células nuevas y a la producción de glóbulos rojos. Además ayuda en la buena salud del cabello, las uñas y la piel. 

Constituye un potente depurativo anticancerígeno; por sus propiedades diuréticas resulta adecuado para disminuir la presión arterial en personas hipertensas; para quienes sufren de retención de líquidos y los que están haciendo dietas para adelgazar. Su riqueza en fibra evita el estreñimiento. Además, su ingesta favorece el sueño y ayuda a combatir el insomnio; tiene propiedades antiinflamatorias; y calma la tos. 

Durante el Renacimiento, fue promocionado como un afrodisíaco y prohibido en las mesas de la mayoría de los conventos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada