Carlos Fierro con un grupo de egresados del Diplomado en Gastronomía de la UJAP

Carlos Fierro con un grupo de egresados del Diplomado en Gastronomía de la UJAP
Carlos Fierro con un grupo de egresados del Diplomado en Gastronomía de la UJAP del cual fue su Coordinador al inicio. GASTRONOMIA (del griego γαστρονομία)es el estudio de la relación del hombre con su alimentación y su medio ambiente o entorno.Gastrónomo es la persona que se ocupa de esta ciencia. A menudo se piensa erróneamente que el término gastronomía únicamente tiene relación con el arte culinario y la cubertería en torno a una mesa. Sin embargo ésta es una pequeña parte del campo de estudio de dicha disciplina: no siempre se puede afirmar que un cocinero es un gastrónomo. La gastronomía estudia varios componentes culturales tomando como eje central la comida.Para mucha gente, el aprender a cocinar implica no solo encontrar una distracción o un pasatiempo cualquiera; pues cocinar (en un término amplio) es más que solo técnicas y procedimientos... es un arte, que eleva a la persona que lo practica y que lo disfruta. Eso es para mi la cocina, con mis obvias limitaciones para preparar diversos platillos, es una actividad que disfruto en todos sus pasos, desde elegir un vegetal perfecto, pasando por el momento en que especiamos la comida, hasta el momento en que me siento con los que amo a disfrutar del resultado, que no es otro más que ese mismo, disfrutar esta deliciosa actividad o con mis alumnos a transmitirles conocimientos que les permitirán ser ellos creadores de sus propios platos gracias a sus saberes llevados a sabores

domingo, 10 de marzo de 2013

El encuentro de novela negra de Barcelona rindió homenaje a la gastronomía que junto al paisaje conforma a las personas. Parte I


 ENTREVISTA LORENZO SILVA, ESCRITOR

"La literatura crea conciencia"

"La novela negra siempre ha sido una especie de testigo de un tiempo y un lugar determinados"

imageRotate
El narrador español ganó a finales del año pasado el Premio Planeta de Novela con "La marca del meridiano" CORTESÍA
DANIEL FERMÍN , LORENZO SILVA , ESCRITOR |  EL UNIVERSAL
viernes 12 de abril de 2013  12:00 AM
Lorenzo Silva (Madrid, 1966) dejó su profesión de abogado hace más de una década para dedicarse a escribir literatura. Bevilacqua y Chamorro, la pareja de guardias civiles que protagonizan sus historias, le dieron el año pasado un nuevo galardón a su amplio palmares: La marca del meridiano, una novela negra que ya está en las librerías venezolanas, fue la ganadora del Premio Planeta.

La obra del narrador español empieza con un asesinato que lleva a los investigadores a crímenes ajenos al hampa común. Hay mafia, corrupción, muertos, crisis económica, conflictos de identidad o autonomía. Silva cree que el género policial debe adaptarse a los nuevos tiempos para no desgastarse. "El género siempre ha sido una especie de testigo de un tiempo y un lugar determinados. Yo, al comenzar a escribir novela negra, procuré que la historia se acoplara sin complejos a esa realidad que la inspiraba. No he tenido deseos ni necesidad de que mis personajes representasen el arquetipo anglosajón que construyó el genero. No nos toca copiar lo que se hizo, sino aplicar la misma técnica sobre una realidad distinta", dijo el ganador del Premio Nadal en la edición de 2002.

El autor ya ha dicho que no se puede hacer literatura obviando el legado de los clásicos. Que ellos sentaron las bases, que hoy solo se reinterpretan. "Los que escribimos género negro hemos leído los clásicos. La novela negra española tiene una obligación de conectar con esa tradición literaria. Hablamos de la misma sociedad; los conflictos que abordamos con otras caras no son muy diferentes a los de esa época", agregó el autor, un constante invitado a dar charlas sobre narrativa policial en español.

El género ha tenido un repunte editorial en años recientes. Silva cree que es una moda provocada por todas las crisis. "Cuando empecé, hace 18 años, la novela negra era un género despreciado por el mercado. Yo creo que no es casual que la gran novela negra norteamericana se escribiera en los años 30, después del crack del 29. Tampoco es casual este reflorecimiento a escala mundial a raíz de la gran crisis. Hay una relación de causa y efecto", indicó el propio narrador, que vino en 2012 de invitado a la feria del libro de Altamira.

Silva conoce Venezuela. Sabe que es un país que tiene cerca de 20 mil muertos por año. Y que el rol de un autor de novela negra en un contexto así es diferente al de Europa. "Cuando más de 90% de los crímenes queda impune, hay un problema muy radical que la literatura no va a resolver. Quizás sí puede ayudar a crear una conciencia sobre cuáles son las raíces del problema que más adelante permitan reconducir o replantear la situación. Yo sí creo en la utilidad de la literatura, por lo menos, para crear una conciencia profunda, para no quedarnos en las estadísticas, en los números que no dicen nada, sino para viajar a las causas de la tragedia".

Ya se sabe que la novela negra suele ser una excusa para retratar a toda una sociedad, que podría ser una denuncia disfrazada de acción policial. "Hay autores que sólo buscan puro entretenimiento, pero es difícil rehuir de esa sensación o propensión a hacer algo más que entretener al lector. Mover en él una reflexión que tiene que tener algún matiz crítico de cuestionamiento de la sociedad en la que vive, del sistema, incluso aunque tus personaje sean personajes que trabajen para ese mismo sistema", concluyó Lorenzo Silva. Sus historias, a través de esa pareja de guardias civiles que lleva años juntos, más que un castigo, buscan la verdad.

dfermin@eluniversal.com

Bcnegra da nuevas formas a la novela negra


ALEXIA DOMINGUEZ
Inauguración de la Bcnegra con la exposición 'Formes de l'Aigua', en la Biblioteca Jaume Fuster.
Inauguración de la Bcnegra con la exposición 'Formes de l'Aigua', en la Biblioteca Jaume Fuster.
Foto: laPágina0.
La Barcelona Fashion ha dejado paso a la Barcelona más negra. En el pasado viernes 1 de Febrero 2013, se inauguró en la Biblioteca Jaume Fuster la semana de la Bcnegra, semana de la novela denominada de ese color por sus tramas criminales, violentas y oscuras. Parece ser que el género diseñado por los sastres de la escritura Chandler y Hammett vuelve a estar de moda.
El encuentro de novela negra de Barcelona -que duró hasta el 9 de febrero con 60 actividades gratuitas para todos aquellos interesados en el género o sus confeccionadores- homenajeó al escritor sicilianoAndrea Camilleri con una exposición de lo más interesante: ‘Formas de Camilleri’. Camilleri es uno de esos autores con marca propia: la gastronomía y el paisaje conforma a las personas. A través de su célebre personaje el comisario Salvo Montalbano -en honor al novelista Manuel Vázquez Montalbán, con el que más veces ha sido comparado- ha retratado a la sociedad siciliana de forma grotesca, trágica y cómica. 
Esta exposición me lleva a recordar cuando siendo adolescente leí novelas negras pues un diario venezolano editó en ediciones de tapa negra los mejores autores del género y sin proponérmelo pensaba que en las novelas policiales de antaño, los protagonistas no comían sino que bebían whisky como alimento, como los protagonistas americanos de las películas que beben y nunca comen.
Con el escritor Manuel Vásquez Montalbán  (BarcelonaEspaña27 de julio de 1939 - Bangkok,Tailandia18 de octubre de 2003y su detective Pepe Carvalho, la cocina tomó un papel preponderante ("El gourmet jamás olvida el nombre del muerto”, fue la gran frase con la que comenzó el ensayo Contra los gourmets, el escritor Manuel Vázquez Montalbán. Y ni el gourmet ni el lector han olvidado a quién dio vida a Pepe Carvalho. Hay que mencionar a la escritora y periodista, Yanet Acosta  autora de la novela 'El Chef ha muerto' y coordinadora del fanzine gastronómico enCrudo.
Su inspector Pepe Carvalho gourmet. El que nació con la muerte de Kenedy y con el que creció MVM hasta que, el 18 de octubre de 2003, murió en el aeropuerto de Bangkok. Tuvo una muerte de novela y un entierro gourmet: sus cenizas fueron esparcidas en Cala Montjoi, donde se encontraba el que fue considerado como mejor restaurante del mundo, elBulli.)
Como los venenos de en los relatos de Agatha Christie o en una rara mención de Patricia Highsmith en que su Ripley saborea una Musaka, en esta exposición "Semana negra en Barcelona 2013" (España) la gente de la librería "Negra y criminal" Paco Camarasa y Montse Clavel, tuvieron la excelente iniciativa de recopilar el 

"Manual Práctico de Cocina   Negra y Criminal" donde aparecen diversas recetas aparecidas en varios de las novelas policíacas.Declaran los autores que "Los personajes que habitan los estantes de la librería Negra y Criminal comen y beben. Unos más que otros. Más, los que pertenecen a la cultura mediterránea y mucho menos los nórdicos. Los americanos del norte beben más que comen y los latinoamericanos comen y beben. No tratamos con este libro de instigar al asesinato gastronómico. Solo deseamos que sirva de sabroso entretenimiento. Las recetas no contienen arsénico como ingrediente"

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada