Carlos Fierro con un grupo de egresados del Diplomado en Gastronomía de la UJAP

Carlos Fierro con un grupo de egresados del Diplomado en Gastronomía de la UJAP
Carlos Fierro con un grupo de egresados del Diplomado en Gastronomía de la UJAP del cual fue su Coordinador al inicio. GASTRONOMIA (del griego γαστρονομία)es el estudio de la relación del hombre con su alimentación y su medio ambiente o entorno.Gastrónomo es la persona que se ocupa de esta ciencia. A menudo se piensa erróneamente que el término gastronomía únicamente tiene relación con el arte culinario y la cubertería en torno a una mesa. Sin embargo ésta es una pequeña parte del campo de estudio de dicha disciplina: no siempre se puede afirmar que un cocinero es un gastrónomo. La gastronomía estudia varios componentes culturales tomando como eje central la comida.Para mucha gente, el aprender a cocinar implica no solo encontrar una distracción o un pasatiempo cualquiera; pues cocinar (en un término amplio) es más que solo técnicas y procedimientos... es un arte, que eleva a la persona que lo practica y que lo disfruta. Eso es para mi la cocina, con mis obvias limitaciones para preparar diversos platillos, es una actividad que disfruto en todos sus pasos, desde elegir un vegetal perfecto, pasando por el momento en que especiamos la comida, hasta el momento en que me siento con los que amo a disfrutar del resultado, que no es otro más que ese mismo, disfrutar esta deliciosa actividad o con mis alumnos a transmitirles conocimientos que les permitirán ser ellos creadores de sus propios platos gracias a sus saberes llevados a sabores

martes, 26 de marzo de 2013

Plantas y hierbas venezolanas Parte VI


Cabello de ángel: fuente de nutrientes



Con su pulpa se prepara un dulce típico de la navidad venezolana

Contiene micronutrientes, fibra, potasio, betacarotenos, provitamina A, vitamina C, vitamina E y del grupo B 
| 1 | 2 |

Contenido relacionado
EDÉN VALERA , ESPECIAL PARA EL UNIVERSAL|  EL UNIVERSAL
sábado 29 de septiembre de 2012  12:00 AM
Pertenece a la familia Cucurbita ficifolia y es una planta herbácea, parásita, originaria de las tierras altas de México y de América Central, conocida por su fruto con el cual se prepara un exquisito dulce fibroso típico de la navidad en Venezuela. 

También es conocido como calabaza confitera, cidracayote, chilacayote, alcayota, alcayote, cayote, chiverre, cidra, sambo, calabacito, pampanita y zapallo. Su nombre genérico de origen latino significa calabaza y el específico ficifolia expresa hoja de higo.
 

Se cultiva en las zonas altas con clima templado de América, África y Asia. En nuestro país se siembra mayormente en los Andes. Si las condiciones son favorables, una planta puede dar hasta 50 frutos.
 

Esta hierba perenne tiene tallos trepadores largos, ásperos y robustos que pueden alcanzar hasta los 15 metros y arroja una suerte de zarcillos para trepar en la vegetación adyacente; las hojas son lobuladas, y las flores de color amarillo pálido.
 

Los frutos son oblongos hasta casi globulares de color verde con dibujos blancos o solo blancos. La cáscara es dura, la pulpa es jugosa, blanca y tan fibrosa que, después de cocida, se asemeja a una cabellera enredada, y con ella se hace el dulce en almíbar conocido con el nombre de Cabello de ángel.
 

Puede tener hasta 500 semillas con forma aplanada y color marrón o negro dependiendo de la variedad.
 

Es rico en micro nutrientes y fibra, betacaroteno, vitaminas A, B, C y E, potasio, calcio, hierro, y fósforo; pero el valor nutritivo más importante se encuentra en las semillas, cuyo consumo representa un aporte considerable de proteínas.
 

Múltiples usos
 

Los frutos son muy apreciados en la elaboración de dulces y en diversos usos en pastelería. Las semillas se consumen crudas o tostadas y son muy valoradas en la elaboración de dulces, barras energéticas y granolas con alto contenido de fibra.
 

Una infusión de pulpa fresca de Cabello de ángel con jugo de limón se toma para las enfermedades hepáticas y los problemas de la piel. El jugo es un alimento refrescante que en los estados febriles regula la temperatura y, además, tiene una acción diurética. Las flores, los brotes y el fruto verde, pelado y hervido, se utilizan como si fueran verdura.
 

Unas tajadas delgadas de la fruta de Cabello de ángel aplicadas durante 30 minutos sobre el rostro muy limpio sirve como mascarilla humectante para la piel seca. Se enjuaga con agua fría.
 

Con los tallos, hojas y flores de la planta molidos en un mortero y mezclados con vaselina se prepara una pomada con propiedades antisépticas. Las cataplasmas elaborados con esta planta se utilizan, con muy buenos resultados, en las llagas y en los tumores inflamados.
 

Aseguran que durmiendo en colchones y almohadas rellenas de la planta y siguiendo un tratamiento a base de jugo de limón, los reumáticos obtienen beneficios considerables.
 

En algunas zonas esta herbácea se emplea como patrón para el injerto de plantas de melón. Las semillas son el ingrediente principal de las palanquetas, un postre típico de la región mexicana de Chiapas. El dulce de Cabello de ángel con piña puede ser consumido sin consecuencias por los celíacos.
 

 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada