Carlos Fierro con un grupo de egresados del Diplomado en Gastronomía de la UJAP

Carlos Fierro con un grupo de egresados del Diplomado en Gastronomía de la UJAP
Carlos Fierro con un grupo de egresados del Diplomado en Gastronomía de la UJAP del cual fue su Coordinador al inicio. GASTRONOMIA (del griego γαστρονομία)es el estudio de la relación del hombre con su alimentación y su medio ambiente o entorno.Gastrónomo es la persona que se ocupa de esta ciencia. A menudo se piensa erróneamente que el término gastronomía únicamente tiene relación con el arte culinario y la cubertería en torno a una mesa. Sin embargo ésta es una pequeña parte del campo de estudio de dicha disciplina: no siempre se puede afirmar que un cocinero es un gastrónomo. La gastronomía estudia varios componentes culturales tomando como eje central la comida.Para mucha gente, el aprender a cocinar implica no solo encontrar una distracción o un pasatiempo cualquiera; pues cocinar (en un término amplio) es más que solo técnicas y procedimientos... es un arte, que eleva a la persona que lo practica y que lo disfruta. Eso es para mi la cocina, con mis obvias limitaciones para preparar diversos platillos, es una actividad que disfruto en todos sus pasos, desde elegir un vegetal perfecto, pasando por el momento en que especiamos la comida, hasta el momento en que me siento con los que amo a disfrutar del resultado, que no es otro más que ese mismo, disfrutar esta deliciosa actividad o con mis alumnos a transmitirles conocimientos que les permitirán ser ellos creadores de sus propios platos gracias a sus saberes llevados a sabores

sábado, 16 de marzo de 2013

El café con cuento y todo


Cafeína podría reducir riesgos de padecer cáncer de piel más común
No debe tomarse café en exceso
EL UNIVERSAL
lunes 9 de julio de 2012  12:00 AM
Washington.- La ingestión de más café con cafeína podría disminuir el riesgo de desarrollar la forma más común de cáncer de piel, según un estudio. 

"Nuestros datos indican que cuanto más café cafeinado se consuma, menor es el riesgo de que se desarrolle el basalioma", indicó Jiali Han, del Hospital Brigham y de Mujeres, la Escuela de Medicina de Harvard.
 

Pero Han advirtió que él no recomienda el aumento del consumo de café apoyándose tan sólo en los resultados de esta investigación.
 

"Lo cierto es que nuestros resultados añaden el basalioma a una lista de condiciones para las cuales el riesgo disminuye con un aumento del consumo de café", dijo el especialista a Efe.
 

El carcinoma de células basales es la forma de cáncer de piel cuyo diagnóstico es más común en Estados Unidos. De los 112.897 participantes incluidos en el análisis, 22.786 desarrollaron basalioma.
Café con sal
FÉLIX R. CHACÓN |  EL UNIVERSAL
lunes 18 de junio de 2012  04:14 PM
Es mundialmente conocido que para los venezolanos el café es un asunto que les viene de forma natural, es como si el primer arbolito de café hubiese sido venezolano.

Hay que repetirlo hasta el cansancio, cuando el mundo era otro, Venezuela vivía del café. Lo produjo con orgullo como ningún otro país gracias a sus fértiles y bondadosos suelos, excelente clima, la altura deseada para su cultivo. Pero más importante aún, a que el café se encontró con gente que lo cultivaría con un respeto y dedicación únicos desde su llegada a estas tierras, y luego sería reverenciado y respetado por sus pobladores quienes encontraron la forma de prepararlo y llamarlo de creativas y distintas maneras.

Términos como
 Fine Washed Tachira's (Cafés Finos Lavados del Táchira) fueron acuñados para enaltecerlo, y posicionarlo en los mercados internacionales en donde gozó de rutilante prestigio en las casas comercializadoras, y en el paladar de los consumidores europeos y de otros destinos.

En Venezuela florecieron las marcas para comercializar el café localmente, y con ellas creativos y apelativos slogans que hacían la boca agua y evocaban al café y sus excelsas características. De los más recordados, "por el aroma yo lo sé, Fama de América el mejor café". "Negrito con leche o marrón, más sabroso es el Peñón". "Calidad comprobada en la taza".

También se diseminaron las diferentes formas venezolanas de beber el café, con la salvedad obligatoria, de que Venezuela fue bendecida con una muy fuerte inmigración europea que ya venía con su maleta cafetalera bajo el brazo. Ya conocían lo legendario de la calidad del café venezolano, y así ayudaron desde la producción hasta la forma en la cual lo bebemos, consolidándose una fuerte industria alrededor del café con características muy especiales en el continente americano.

Venezuela es el país en el cual en el pueblo más lejano, en el barrio más barrio, en el hotel más pequeño, y hasta en muchas escuelas y liceos ha existido y existe una máquina de expresso. Suena ligero decirlo, pero para el que conoce de café, sabe que este hecho no es común en países cafetaleros.

Además, la inventiva nacional dio a luz el guayoyo, el negrito corto y largo, el café con leche, el marrón claro u oscuro, etc. Sin embargo, también llegaron los lattes, capuccinos, machiatos, y toda una variedad intermedia que busca incentivar el consumo de los más jóvenes en especial.

El café en Venezuela da para todo. Es una tradición que se pasa de familia en familia, y en la cual juegan papel importante las abuelas. Como la de mis hijos (mi mamá), que de paso era del Táchira y recogió café, y que nos enseñó no sólo a beberlo, sino a prepararlo desde temprana edad, y a llevárselo a la cama cada mañana. También nos enseñó a preparar café con sal.

Cada 28 de diciembre, mamá se levantaba ya dispuesta a ver quién iba a ser la "víctima", y con picardía preparaba su café con sal y lo ofrecía desprevenidamente al elegido, quien sin remedio tomaba un generoso sorbo, y la abuela una vez veía el gesto de "me embromaron de nuevo", espetaba un estruendoso, ¡feliz día de los inocentes!, y era todo un espectáculo verla reír de su travesura.

Este año la abuela ya no estará. Todos echaremos de menos su café con sal, en especial su querido nieto César.

¡Buen viaje mamá!

frcint@yahoo.com 
  

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada