Carlos Fierro con un grupo de egresados del Diplomado en Gastronomía de la UJAP

Carlos Fierro con un grupo de egresados del Diplomado en Gastronomía de la UJAP
Carlos Fierro con un grupo de egresados del Diplomado en Gastronomía de la UJAP del cual fue su Coordinador al inicio. GASTRONOMIA (del griego γαστρονομία)es el estudio de la relación del hombre con su alimentación y su medio ambiente o entorno.Gastrónomo es la persona que se ocupa de esta ciencia. A menudo se piensa erróneamente que el término gastronomía únicamente tiene relación con el arte culinario y la cubertería en torno a una mesa. Sin embargo ésta es una pequeña parte del campo de estudio de dicha disciplina: no siempre se puede afirmar que un cocinero es un gastrónomo. La gastronomía estudia varios componentes culturales tomando como eje central la comida.Para mucha gente, el aprender a cocinar implica no solo encontrar una distracción o un pasatiempo cualquiera; pues cocinar (en un término amplio) es más que solo técnicas y procedimientos... es un arte, que eleva a la persona que lo practica y que lo disfruta. Eso es para mi la cocina, con mis obvias limitaciones para preparar diversos platillos, es una actividad que disfruto en todos sus pasos, desde elegir un vegetal perfecto, pasando por el momento en que especiamos la comida, hasta el momento en que me siento con los que amo a disfrutar del resultado, que no es otro más que ese mismo, disfrutar esta deliciosa actividad o con mis alumnos a transmitirles conocimientos que les permitirán ser ellos creadores de sus propios platos gracias a sus saberes llevados a sabores

domingo, 20 de noviembre de 2016

Los bombones de Violeta García y Moisés De Lima nada tienen que ver con los que ofrecen las chocolaterías tradicionales. ¿Ejemplos? El de morcilla de Casanay, el de tamarindo, jengibre y catara, el de cocuy con penca ahumada –de la casa larense La Bodega de los Gorditos–, y el de naranja confitada, el más tradicional de los mencionados, que forma parte de la línea más conservadora de Nirvana Cioccolato, empresa fundada por la pareja.

Los bombones también son salados

García los enumera mientras sirve la cerveza artesanal elegida para la armonía con tres de los bombones de esta línea que, como el resto de los que produce Nirvana Cioccolato, se elaboran con cacao de la casa barloventeña Kho Bao Chocolates |Foto: @comeresblog
García los enumera mientras sirve la cerveza artesanal elegida para la armonía con tres de los bombones de esta línea que, como el resto de los que produce Nirvana Cioccolato, se elaboran con cacao de la casa barloventeña Kho Bao Chocolates |Foto: @comeresblog
A los rellenos de crema de licores y confituras Nirvana Cioccolato agregó los de sabores poco tradicionales como  morcilla, laulau y cuatro quesos

Los bombones de Violeta García y Moisés De Lima nada tienen que ver con los que ofrecen las chocolaterías tradicionales. ¿Ejemplos? El de morcilla de Casanay, el de tamarindo, jengibre y catara, el de cocuy con penca ahumada –de la casa larense La Bodega de los Gorditos–, y el de naranja confitada, el más tradicional de los mencionados, que forma parte de la línea más conservadora de Nirvana Cioccolato, empresa fundada por la pareja.
 “No hay bombón que no nos guste, excepto el de ganache, que nunca despertó nuestro interés”, dice García, que hizo un taller de bombonería después de tomar la decisión de elaborar bombones a su medida.  Su  propuesta –“distinta a la que ofrece el mercado local”– surgió a partir de estudios de mercado propios que revelaron que a pesar del gusto por el chocolate y de la calidad del cacao local, el venezolano debe contentarse con una oferta similar a la de otros países de América Latina.
“No me pareció justo”, dice García, que se animó a crear una línea de productos salados que, además del relleno de morcilla, ofrece los de laulau, salmón, cangrejo, cuatro quesos y cebolla con tocineta.
García los enumera mientras sirve la cerveza artesanal elegida para la armonía con tres de los bombones de esta línea que, como el resto de los que produce Nirvana Cioccolato, se elaboran con cacao de la casa barloventeña Kho Bao Chocolates.
 A la línea de confituras de frutas –García recomienda armonizarla con ron Linaje, de Santa Teresa– hay que agregar el bombón de piña con pimienta guayabita  y el de fresas con arándanos de la Colonia Tovar; a la de cremas de licor, el de ron con pasas y el de piña colada, y a los tradicionales, el de menta y el de limón.
 “Todos pueden probarse en nuestras catas, que permiten probar un promedio de 12 bombones, 3 de cada una de las líneas que ofrecemos”, explica De Lima, antes de hacer referencia al premio Emprendimiento de Citibank que obtuvieron en 2012, por el proyecto de fábrica artesanal de bombones y tabletas que desarrollaron.
 “Contamos con el apoyo  de la ONG Trabajo y Personas,  de la  Cámara de Comercio Venezolana Italiana y de la Unión Europea, lo que  nos impulsó a desarrollar la marca. Muy pronto abriremos tiendas en el hotel Eurobuilding de Caracas y en el Hesperia World Trade Center de Valencia”, dice el emprendedor. “Además de bombones ofreceremos pastelería, café, chocolate caliente y té de cacao”.
El dato
Nirvana Cioccolato entrega a domicilio sus bombones siempre y cuando el pedido se haga de 24 a 48 horas de antelación. Información: (0414) 241 7257

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada