Carlos Fierro con un grupo de egresados del Diplomado en Gastronomía de la UJAP

Carlos Fierro con un grupo de egresados del Diplomado en Gastronomía de la UJAP
Carlos Fierro con un grupo de egresados del Diplomado en Gastronomía de la UJAP del cual fue su Coordinador al inicio. GASTRONOMIA (del griego γαστρονομία)es el estudio de la relación del hombre con su alimentación y su medio ambiente o entorno.Gastrónomo es la persona que se ocupa de esta ciencia. A menudo se piensa erróneamente que el término gastronomía únicamente tiene relación con el arte culinario y la cubertería en torno a una mesa. Sin embargo ésta es una pequeña parte del campo de estudio de dicha disciplina: no siempre se puede afirmar que un cocinero es un gastrónomo. La gastronomía estudia varios componentes culturales tomando como eje central la comida.Para mucha gente, el aprender a cocinar implica no solo encontrar una distracción o un pasatiempo cualquiera; pues cocinar (en un término amplio) es más que solo técnicas y procedimientos... es un arte, que eleva a la persona que lo practica y que lo disfruta. Eso es para mi la cocina, con mis obvias limitaciones para preparar diversos platillos, es una actividad que disfruto en todos sus pasos, desde elegir un vegetal perfecto, pasando por el momento en que especiamos la comida, hasta el momento en que me siento con los que amo a disfrutar del resultado, que no es otro más que ese mismo, disfrutar esta deliciosa actividad o con mis alumnos a transmitirles conocimientos que les permitirán ser ellos creadores de sus propios platos gracias a sus saberes llevados a sabores

domingo, 7 de abril de 2013

Del Herbolario ancestral Latinoamericano: originario de Mesoamérica desde hace más de 6.000 años, la historia del pimentón como tal se remonta a 1493, cuando Colón ofrendó la planta y su fruto a los Reyes Católicos. Al ser introducida en España se propagó al resto del planeta


El pimentón es un buen antioxidante

Cristóbal Colón lo llevó a España, y desde entonces reina en su cocina

imageRotate
Su contenido de vitaminas C, E y carotenos, lo convierten en una importante fuente de antioxidantes FOTO CORTESÍA DE WWW.SXC.HU.COM
Contenido relacionado
EDÉN VALERA |  ESPECIAL PARA EL UNIVERSAL
sábado 6 de abril de 2013  12:00 AM
Originario de Mesoamérica, donde es cultivado desde hace más de 6.000 años, el pimentón (Capsicum annuum, de la familia de las solanáceas) se conoció primero con el nombre de pimiento hasta que Cristóbal Colón, lo comparó con la pimienta. Así se convierte en una de las primeras plantas introducidas en Europa procedentes del Nuevo Continente. 

La historia del pimentón como tal se remonta a 1493, cuando Colón ofrendó la planta y su fruto a los Reyes Católicos. Al ser introducida en España se propagó al resto del planeta, y en 1542 el médico Leonhard Fuchs menciona su cultivo en Alemania, y describe cuatro clases de pimientos según la forma de los frutos, los cuales comienzan a formar parte de platos típicos de algunos países, como el Gulash húngaro. 

Es la especie más conocida, extendida y cultivada del género Capsicum y todas las innumerables formas, tamaños, colores y sabores de sus frutos descritos y nombrados en la cultura popular, corresponden a esta misma especie. 

Aunque en Venezuela se le llama pimentón, muchos autores de libros de gastronomía y cocineros famosos dicen que el pimentón es el nombre aplicado a un polvo fino obtenido a partir de la desecación y molido de cierto tipo de pimientos rojos y que es conocido en inglés y en ciertos países de América Latina como páprika. 

Esta planta requiere de climas cálidos y abundante humedad, pero nunca se siembra directamente en la tierra, sino en bandejas con turba preparada para crear condiciones óptimas para que la semilla germine, y luego se trasplanta. Este método es usado en campo abierto y en siembras domésticas. Es capaz de autofecundarse, lo que hace fácil su cultivo casero. 

El pimentón es una planta anual que puede crecer hasta un metro, su tallo es erguido y ramificado con hojas pecioladas. Las flores, las cuales nacen de las axilas de las ramas, tienen el cáliz de una sola pieza rematado en cinco dientes y es persistente en el propio fruto, el cual varía en cuanto a color y formas: verde, amarillo, naranja, rojo, blanco y hasta negros o morado oscuro. 

La presencia de vitamina C en este fruto, especialmente en el rojo, es a veces el triple que la contenida en las naranjas y fresas. Además tiene vitamina A, calcio, potasio, magnesio, fósforo, y carotenos, entre los que se encuentra la capsantina, un pigmento con propiedades antioxidantes. 

Pero el principal componente del pimentón es el agua lo que hace que sea una hortaliza con un bajo aporte calórico; con una buena fuente de fibra y, al igual que el resto de verduras, su contenido proteico es muy bajo y apenas aporta grasas. 

Los mayores productores de pimentón son México, Panamá, España, Estados Unidos, y Hungría, cuya especie es considerada por los expertos como la de mejor calidad. 

Múltiples usos 

El pimentón se cultiva por su uso en la cocina de casi todo el mundo y es tan polifacético que se consume crudo, cocido, en conserva, en encurtido, en polvo y seco. 

Es un ingrediente importantísimo en la cocina española en general y en la mediterránea en particular. En ese país hay dos tipos que ostentan la Denominación de Origen: de la Vera, en Extremadura, y el de Murcia. La diferencia que ofrecen estos pimentones con respecto a los cultivados en otras partes es que son secados con el humo proveniente de la quema de ramas de roble, lo que le confiere un aroma a ahumado. 

Este vegetal es desintoxicante, cicatrizante y antidepresivo; ayuda al cuerpo a eliminar los radicales libres y las grasas, y acelera el metabolismo contribuyendo así a una buena figura. La presencia de la capsantina estimula los receptores de calor y dolor de la epidermis, produciendo sensación de picor, y esta característica contribuye a que sea usado para tratar afecciones reumáticas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada