Carlos Fierro con un grupo de egresados del Diplomado en Gastronomía de la UJAP

Carlos Fierro con un grupo de egresados del Diplomado en Gastronomía de la UJAP
Carlos Fierro con un grupo de egresados del Diplomado en Gastronomía de la UJAP del cual fue su Coordinador al inicio. GASTRONOMIA (del griego γαστρονομία)es el estudio de la relación del hombre con su alimentación y su medio ambiente o entorno.Gastrónomo es la persona que se ocupa de esta ciencia. A menudo se piensa erróneamente que el término gastronomía únicamente tiene relación con el arte culinario y la cubertería en torno a una mesa. Sin embargo ésta es una pequeña parte del campo de estudio de dicha disciplina: no siempre se puede afirmar que un cocinero es un gastrónomo. La gastronomía estudia varios componentes culturales tomando como eje central la comida.Para mucha gente, el aprender a cocinar implica no solo encontrar una distracción o un pasatiempo cualquiera; pues cocinar (en un término amplio) es más que solo técnicas y procedimientos... es un arte, que eleva a la persona que lo practica y que lo disfruta. Eso es para mi la cocina, con mis obvias limitaciones para preparar diversos platillos, es una actividad que disfruto en todos sus pasos, desde elegir un vegetal perfecto, pasando por el momento en que especiamos la comida, hasta el momento en que me siento con los que amo a disfrutar del resultado, que no es otro más que ese mismo, disfrutar esta deliciosa actividad o con mis alumnos a transmitirles conocimientos que les permitirán ser ellos creadores de sus propios platos gracias a sus saberes llevados a sabores

viernes, 26 de abril de 2013

El riesgo de sufrir hipertensión es tres veces mayor en una persona obesa en comparación con una que posee el peso adecuado a su tamaño, según especialistas en gastroenterología.


Obesos corren tres veces más peligro de sufrir hipertensión

Una pérdida de 3 o 4 kilogramos incide de manera positiva en la salud

imageRotate
Combinar una dieta balanceada con actividad física CORTESÍA
EL UNIVERSAL
martes 23 de abril de 2013  12:00 AM
El riesgo de sufrir hipertensión es tres veces mayor en una persona obesa en comparación con una que posee el peso adecuado a su tamaño, según especialistas en gastroenterología.

Según la doctora Rorayma Valero, médico gastroenterólogo venezolano, la reducción de peso es uno de los factores más importantes en el tratamiento de la hipertensión arterial. "En muchos pacientes constituye el único tratamiento, sin necesidad de añadir medicación", asegura la especialista.

Una pérdida de peso de 3 o 4 kilogramos, aunque con ello no se alcance el peso ideal, repercute de forma positiva en diversos aspectos: controla la tensión arterial, mejora la respuesta del tratamiento farmacológico de la hipertensión, ayuda a la tolerancia a la glucosa, colabora con la regulación de los niveles de colesterol y ácido úrico, además de facilitar el trabajo cardíaco y la respiración.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) recomienda prevenir y tratar la obesidad combinando una alimentación balanceada y la poca ingesta de sodio con la práctica regular de alguna actividad física, especialmente en la población adulta.

De acuerdo a la OMS, la hipertensión arterial es una enfermedad no transmisible que causa cerca de la mitad de las muertes por apoplejía y problemas cardíacos en el mundo. Mientras que la obesidad alcanza al menos a 12% de la población mundial, cuya mayoría se concentra en el continente americano, con 26% del índice total.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada