Carlos Fierro con un grupo de egresados del Diplomado en Gastronomía de la UJAP

Carlos Fierro con un grupo de egresados del Diplomado en Gastronomía de la UJAP
Carlos Fierro con un grupo de egresados del Diplomado en Gastronomía de la UJAP del cual fue su Coordinador al inicio. GASTRONOMIA (del griego γαστρονομία)es el estudio de la relación del hombre con su alimentación y su medio ambiente o entorno.Gastrónomo es la persona que se ocupa de esta ciencia. A menudo se piensa erróneamente que el término gastronomía únicamente tiene relación con el arte culinario y la cubertería en torno a una mesa. Sin embargo ésta es una pequeña parte del campo de estudio de dicha disciplina: no siempre se puede afirmar que un cocinero es un gastrónomo. La gastronomía estudia varios componentes culturales tomando como eje central la comida.Para mucha gente, el aprender a cocinar implica no solo encontrar una distracción o un pasatiempo cualquiera; pues cocinar (en un término amplio) es más que solo técnicas y procedimientos... es un arte, que eleva a la persona que lo practica y que lo disfruta. Eso es para mi la cocina, con mis obvias limitaciones para preparar diversos platillos, es una actividad que disfruto en todos sus pasos, desde elegir un vegetal perfecto, pasando por el momento en que especiamos la comida, hasta el momento en que me siento con los que amo a disfrutar del resultado, que no es otro más que ese mismo, disfrutar esta deliciosa actividad o con mis alumnos a transmitirles conocimientos que les permitirán ser ellos creadores de sus propios platos gracias a sus saberes llevados a sabores

sábado, 13 de diciembre de 2014

A celebrar estas navidades por todo lo alto. ¡Salud! Y felices fiestas.

MUNDO GOURMET

En estos tiempos, queremos agasajar con lo mejor a quienes nos han acompañado

VANESSA BARRADAS |  EL UNIVERSAL
sábado 13 de diciembre de 2014  12:00 AM
Navidades felices
Ya estamos en diciembre, las fiestas, reuniones e invitaciones no paran de llegar, todos queremos celebrar lo que sea que hayamos logrado durante el año. También nos nace compartir con quienes nos han acompañado, apoyado e impulsado.

Para nadie es un secreto que la situación amerita que cada quien se reinvente, esto incluye buscar nuevas maneras de socializar ofreciendo siempre un ambiente agradable en nuestro hogar a los círculos más cercanos, sean familiares, de amistad o laborales.

Quiero darles una idea sobre cómo podemos salir airosos en nuestras reuniones usando lo que tenemos a mano, pero con un toque distinto.

Cervezas: entre las comerciales y las artesanales encontraremos un sinfín de opciones. Los cocteles con este tipo de bebida han sorprendido a muchos, basta solo con mezclarlas entre dos o tres ingredientes y tendrán una experiencia inolvidable.

Las suaves, ligeras, van muy bien con acompañantes cítricos como el limón, la mandarina o la naranja, que mezcladas con sodas y gaseosas como el Chinoto, serán un divertido aperitivo que ofrecer.

Para las intensas, de mucho cuerpo y cervezas oscuras, prefiero la mezcla con toques amargos. Aquí entran el amargo de Angostura y la aguakina. Son perfectas para conversar alrededor de platos para picar.

En las dos propuestas anteriores lo importante serán las cantidades a ofrecer, nunca demasiado, tampoco muy poco, la idea es que el invitado no se sienta demasiado lleno como para poder disfrutar de una buena cena navideña.

Vinos: con los espumosos que siempre son grandes protagonistas en las fiestas, también se pueden hacer muchos cocteles, las mimosas con blancos y rosados son perfectas. Recomiendo usar burbujas tipo brut; las demisec las dejaría para el postre debido a su dulzor. Recuerden la receta: por una botella de espumoso, medio litro de jugo de naranja, si es natural y no tan acida, mejor.

Tintos: la receta para el tinto de verano en nuestro país incluye la mezcla de éste con Chinoto y mucho hielo picado, podemos jugar con eso dándole ligeros amargos y aromas. Por supuesto siempre una buena sangría es bien recibida, pero de repente no sigan la línea habitual de usar el más barato y sin cuerpo, busquen algún reserva chileno o argentino que les dé el protagonismo para que la bebida vaya más allá de un simple coctel.

Los rosados y blancos los recomiendo solos, con la comida o como entrada, tratando siempre de conseguirlos equilibrados, no tan ácidos. De uvas chardonnay (blanco) y malbec (rosados) me parecen ideales.

A celebrar estas navidades por todo lo alto. ¡Salud! Y felices fiestas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada