Carlos Fierro con un grupo de egresados del Diplomado en Gastronomía de la UJAP

Carlos Fierro con un grupo de egresados del Diplomado en Gastronomía de la UJAP
Carlos Fierro con un grupo de egresados del Diplomado en Gastronomía de la UJAP del cual fue su Coordinador al inicio. GASTRONOMIA (del griego γαστρονομία)es el estudio de la relación del hombre con su alimentación y su medio ambiente o entorno.Gastrónomo es la persona que se ocupa de esta ciencia. A menudo se piensa erróneamente que el término gastronomía únicamente tiene relación con el arte culinario y la cubertería en torno a una mesa. Sin embargo ésta es una pequeña parte del campo de estudio de dicha disciplina: no siempre se puede afirmar que un cocinero es un gastrónomo. La gastronomía estudia varios componentes culturales tomando como eje central la comida.Para mucha gente, el aprender a cocinar implica no solo encontrar una distracción o un pasatiempo cualquiera; pues cocinar (en un término amplio) es más que solo técnicas y procedimientos... es un arte, que eleva a la persona que lo practica y que lo disfruta. Eso es para mi la cocina, con mis obvias limitaciones para preparar diversos platillos, es una actividad que disfruto en todos sus pasos, desde elegir un vegetal perfecto, pasando por el momento en que especiamos la comida, hasta el momento en que me siento con los que amo a disfrutar del resultado, que no es otro más que ese mismo, disfrutar esta deliciosa actividad o con mis alumnos a transmitirles conocimientos que les permitirán ser ellos creadores de sus propios platos gracias a sus saberes llevados a sabores

sábado, 6 de diciembre de 2014

La mesa española tiene su guía La Embajada de España en Caracas editó una guía con los restaurantes

La mesa española tiene su guía

La Embajada de España en Caracas editó una guía con los restaurantes

imageRotate
| 1 | 2 | 3 |
GIULIANA CHIAPPE |  EL UNIVERSAL
sábado 6 de diciembre de 2014  12:00 AM
Los caraqueños se han acostumbrado a la mesa española. Aunque existen zonas emblemáticas de tascas, como La Candelaria y parte de Chacao, realmente está presente en todos los puntos cardinales de la ciudad. 

Sin embargo, hasta ahora el conocimiento que el caraqueño tenía de los restaurantes españoles era empírico, basado en experiencias propias, o fomentado por alguna que otra publicidad. Este año, la Embajada de España en Venezuela decidió documentar los sabores que de su país que se sirven en Caracas y editó la Guía Restaurantes Españoles en Caracas.

Según comenta el embajador de España Antonio Pérez-Hernández Torra en la introducción a la guía, en España conciben la gastronomía como "la cocina como creación artística para deleite de los sentidos" y admite que los restaurantes en Caracas "gozan de excelente fama por su calidad, variedad y sentido cosmopolita" y que "entre ellos destacan especialmente los españoles". 

De la coordinación editorial y de la documentación se ocupó Vanessa Rolfini Arteaga, cocinera y periodista gastronómica, con colaboración de los también periodistas del sector, Alberto Veloz y Zinnia Martínez. La edición contó con patrocinio de la empresa española Repsol.

Durante varios meses, Rolfini se ocupó de visitar los 53 establecimientos que conforman la guía, sentarse en sus mesas y explorar sus barras, conversar con dueños y clientes, e indagar en los platos emblemáticos de cada lugar. Esta información se complementa con entrevistas a Miro Popic y Vladimir Viloria, miembros de la Academia Venezolana de Gastronomía; Helen López, periodista gastronómica afincada en España; Boris Izaguirre, animador venezolano ya convertido en español y Pedro Mezquita, periodista especializado en restaurantes. 

Los 53 establecimientos están repartidos por municipios, abarcando los cinco de Caracas. De cada uno se ofrece una reseña con sus particularidades, fotos y una ficha técnica con dirección, teléfono, horarios, redes sociales y datos sobre estacionamiento, disponibilidad de wifi, tipos de pago que aceptan y aproximación de precio. 

¿Y qué es una "tasca"? El paladar conoce el concepto pero pocos se atreven a definirlo. La guía lo hace: "Una tasca no es un bar, pero se toman tragos. No es un restaurante, pero se come, tampoco está a medio camino entre ambos porque tiene su personalidad...". Para completar la experiencia, propone varias para visitar por primera vez o para volver. Los restaurantes españoles, por fin, tienen una guía propia. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada