Carlos Fierro con un grupo de egresados del Diplomado en Gastronomía de la UJAP

Carlos Fierro con un grupo de egresados del Diplomado en Gastronomía de la UJAP
Carlos Fierro con un grupo de egresados del Diplomado en Gastronomía de la UJAP del cual fue su Coordinador al inicio. GASTRONOMIA (del griego γαστρονομία)es el estudio de la relación del hombre con su alimentación y su medio ambiente o entorno.Gastrónomo es la persona que se ocupa de esta ciencia. A menudo se piensa erróneamente que el término gastronomía únicamente tiene relación con el arte culinario y la cubertería en torno a una mesa. Sin embargo ésta es una pequeña parte del campo de estudio de dicha disciplina: no siempre se puede afirmar que un cocinero es un gastrónomo. La gastronomía estudia varios componentes culturales tomando como eje central la comida.Para mucha gente, el aprender a cocinar implica no solo encontrar una distracción o un pasatiempo cualquiera; pues cocinar (en un término amplio) es más que solo técnicas y procedimientos... es un arte, que eleva a la persona que lo practica y que lo disfruta. Eso es para mi la cocina, con mis obvias limitaciones para preparar diversos platillos, es una actividad que disfruto en todos sus pasos, desde elegir un vegetal perfecto, pasando por el momento en que especiamos la comida, hasta el momento en que me siento con los que amo a disfrutar del resultado, que no es otro más que ese mismo, disfrutar esta deliciosa actividad o con mis alumnos a transmitirles conocimientos que les permitirán ser ellos creadores de sus propios platos gracias a sus saberes llevados a sabores

jueves, 8 de enero de 2015

Nada como la arepa: oro nuestro Fue reconocida como el mejor desayuno del mundo.

Ultimas Noticias| 04/01/2015 09:00:00 a.m.
Nada como la arepa: oro nuestro
Fue reconocida como el mejor desayuno del mundo. Apreciada en el plato de los venezolanos 
 
En la variedad está el gusto (Créditos: Miguel Acurero) 



Alba Jiménez.- Cuando los españoles llegaron a estas tierras afiebrados de oro, los indígenas no entendían semejante frenesí y les repetían una y otra vez que el oro no sirve para comer: para ellos el verdadero tesoro era el maíz, ingrediente básico de nuestra querida arepa.

Algunas fuentes aseguran que la palabra "arepa" proviene del cumanagoto, lengua de la etnia caribe que habitó en la antigua provincia de Nueva Andalucía, hoy Cumaná.

Con la aparición de la harina precocida quedó atrás el engorroso procedimiento de hacer arepas de maíz pilado. Gracias al ingeniero mecánico venezolano Luis Caballero Mejías basta mezclar la harina de maíz precocida con agua, amasar bien, hacer la arepa y ponerla sobre el budare caliente.

La arepa se come en todo el país, casi todos los días en el desayuno o en la cena, bien sea como plato principal o como acompañante.

A principios de 2014 nuestra arepa se laureó internacionalmente, ocupando el primer puesto de los mejores desayunos del mundo en un ranking elaborado por el reconocido blog Thrillist, especializado en viajes, comidas y bebidas. 

Es práctica común del venezolano comerse unas resueltas arepas después de rumbear.

En Caracas hay muchas areperas. Entre las más conocidas está Misia Jacinta, con más de 30 años, ubicada en El Rosal y donde la más popular es la reina pepiada. Está abierto las 24 horas del día. 

El Tropezón, en Los Chaguaramos, lleva más de 40 años deleitando a los amantes de las arepas. José Manuel Garcés, uno de sus dueños, nos comenta que “antes de que se llamaran areperas estos negocios eran conocidos como tostadas, pues una vez que se cocinaban las arepas, estas eran abiertas y cada lado puesto a tostar en la plancha”.

En este local hasta 1981 las arepas eran de puro maíz pilado, y hasta hace siete años a la brasa. Es de su invención la arepa pata-pata, en honor a Miriam Makeba, cantante surafricana, quien puso de moda en los años 70 una canción con ese nombre. La pata-pata de El Tropezón es de caraota, queso rallado y aguacate. También ofrecen el popurrí, con carne mechada, caraota y queso blanco, y tienen una gran variedad de las tradicionales. Han pasado por aquí figuras tan prominentes como el presidente Hugo Chávez. 

La Arepería 24 Horas, en Santa Mónica, con 12 años de servicio, logró calar en los comensales rumberos. Entre sus asiduos visitantes están Rafucho el Maracucho y los miembros de Guaco, así como otros artistas de la farándula. Aquí la más pedida es la sifrina.

En Vista Alegre, parroquia El Paraíso, nos encontramos con El Canario, arepera de tradición en la zona, famosa por la generosidad de sus rellenos, así como por su codiciada arepa de pernil. 

En Maracaibo son muy conocidas las areperas Casimiro, en la avenida Cecilio Acosta; Tostadas El 25, en Delicias, y El Popular Pedro, donde nunca puede faltar como relleno el popular queso zuliano Santa Bárbara. Mientras, en Valencia está la conocida arepera Qué Arepa, popular por su variedad de rellenos.  

ajimenez@grupo-un.com

Noticias relacionadas con: Nada como la arepa: oro nuestro


Leer más en: http://www.ultimasnoticias.com.ve/noticias/actualidad/investigacion/nada-como-la-arepa-oro-nuestro.aspx#ixzz3OLPSTODm

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada