Carlos Fierro con un grupo de egresados del Diplomado en Gastronomía de la UJAP

Carlos Fierro con un grupo de egresados del Diplomado en Gastronomía de la UJAP
Carlos Fierro con un grupo de egresados del Diplomado en Gastronomía de la UJAP del cual fue su Coordinador al inicio. GASTRONOMIA (del griego γαστρονομία)es el estudio de la relación del hombre con su alimentación y su medio ambiente o entorno.Gastrónomo es la persona que se ocupa de esta ciencia. A menudo se piensa erróneamente que el término gastronomía únicamente tiene relación con el arte culinario y la cubertería en torno a una mesa. Sin embargo ésta es una pequeña parte del campo de estudio de dicha disciplina: no siempre se puede afirmar que un cocinero es un gastrónomo. La gastronomía estudia varios componentes culturales tomando como eje central la comida.Para mucha gente, el aprender a cocinar implica no solo encontrar una distracción o un pasatiempo cualquiera; pues cocinar (en un término amplio) es más que solo técnicas y procedimientos... es un arte, que eleva a la persona que lo practica y que lo disfruta. Eso es para mi la cocina, con mis obvias limitaciones para preparar diversos platillos, es una actividad que disfruto en todos sus pasos, desde elegir un vegetal perfecto, pasando por el momento en que especiamos la comida, hasta el momento en que me siento con los que amo a disfrutar del resultado, que no es otro más que ese mismo, disfrutar esta deliciosa actividad o con mis alumnos a transmitirles conocimientos que les permitirán ser ellos creadores de sus propios platos gracias a sus saberes llevados a sabores

jueves, 1 de enero de 2015

Yo no sé por qué el valenciano no incorpora a su cultura el ir al Mercado, y como ciudad no siente el sabor de ir a ese lugar de corte popular pero agradable por la diversidad de su oferta y los marchantes con que uno se relaciona, que le garantizan la calidad y suministro del producto...Es un verdadero disfrutar la compra de los ingredientes de la receta que vamos apreparar....Aprendí a disfrutar ese momento con mi profesora la chef Tania Sequera cuando nos dió clase en los años 90 en la Academia "Le Gourmet´s" y yo la acompañé al Mercado Periférico de la Candelaria valenciana, donde ella me enseñó lo importante que es para un chef esa realción primaria con el productor y vendedor de los ingredientes de las recetas que más tarde prepararemos, y el conocimiento de la selección y captación de la calidad del producto...

Esencia de la ciudad se vive en sus mercados municipales

Variedad de verduras, frutas e ingredientes hay en Chacao, Guaicaipuro y Coche.

imageRotate
La pescadería del mercado de Quinta Crespo es muy visitada (Vicente Correale)
| 1 | 2 | 3 |
Contenido relacionado
JORGE HERNÁNDEZ |  EL UNIVERSAL
domingo 4 de enero de 2015  08:50 AM
En doce mercados municipales de Libertador, y una cantidad menor en Chacao, Sucre, Baruta y El Hatillo residentes y visitantes comparten y viven la esencia de Caracas.

Isabel Rubio, vecina de la parroquia San Juan, cuenta que por más de 20 años acude al mercado de Quinta Crespo porque considera que allí se venden gran variedad de pescados, charcutería y frutos secos.

"No hay mejor mercado que el de Quinta Crespo para comprar pescado, pollo y carnes. A veces se agotan y es difícil conseguir algunos productos tan frescos en otros mercados cercanos. Es un expendio estupendo para la compra de almendras, ciruelas y condimentos en polvo para todo tipo de comidas latinoamericanas", afirma.

Rubio es conocida en Quinta Crespo por sus tradicionales compras de papelón para hacer dulces o aderezos que acompaña con sus buñuelos de plátano y yuca. "Si quiero cocinar algún plato mexicano, colombiano, venezolano, chino o peruano en Quinta Crespo consigo la mayoría de sus ingredientes", comenta.

Quinoas, linaza, variedad de hojas de té e insumos para las ensaladas también se consiguen en Quinta Crespo. Los comerciantes recomiendan llegar temprano para conseguir puesto de estacionamiento y los mejores productos cada día.

Otros caraqueños llenan los pasillos del mercado Guaicaipuro los fines de semana en búsqueda de las mejores verduras, aunque allí la mayor de sus fortalezas es la venta de variedad de prendas de vestir y zapatos para damas, caballeros y niños.

Alejandro Linares, comerciante del mercado Guaicaipuro, recomienda visitar las instalaciones de miércoles a domingos, días donde se distribuyen las mejores frutas (piñas, patillas, fresas y duraznos), hortalizas y verduras.

Al mercado Guaicaipuro, ubicado al inicio de la avenida Andrés Bello, acuden quienes también necesitan variedad de encurtidos, jamón ahumado, quesos, salchichas, salchichón y productos para ensaladas vegetarianas, bajas en grasa.

Mientras que al mercado mayor de Coche, a pesar de sus inconvenientes con la limpieza, acuden quienes aún compran verduras, frutas, pastas, carne y alimentos de animales en grandes cantidades, incluso para la preparación de comidas en restaurantes reconocidos del oeste y este de Caracas.

Al otro lado de la ciudad hay quienes prefieren comprar frutas menos conocidas (kiwi, albaricoque, melocotón e higo) en el mercado nuevo de Chacao. Allí los comerciantes ofrecen los mejores ingredientes para la preparación de comida europea, champiñones, mariscos y harinas para cocinar especialidades rebosadas.

En Chacao es tradición comprar la chicha andina en su entrada, adquirir flores de todo tipo para la decoración o la masa de maíz pilado para preparar cachapas. "Es un lugar muy organizado con buenas hortalizas, sapote colombiano, berenjenas y demás delicateses", afirman sus visitantes.






Cerveza Zulia
Venezuela es un país rico en gastronomía. Las influencias de otras culturas están muy marcadas en cada uno de los platillos tradicionales, cuyos ingredientes se pueden encontrar en variedad de colores, sabores, especias y gustos. En Caracas se encuentran diversos lugares donde es toda una experiencia entrar y conseguir desde lo más básico, como verduras; pasando por productos de otros países y hasta consultas astrológicas.

EL MERCADO MUNICIPAL DE CHACAO

mercado-23
Mejor conocido como el Mercado de Chacao, destaca por las cocadas más buscadas, las memorables empanadas para el desayuno, las sabrosas arepas de chicharrón y las hallacas andinas que prepara Yaneth Lozada desde hace más de 30 años.
Los colores intensos, el tamaño y la diversidad de las frutas y verduras sorprenden al entrar. Hay variedad y calidad en todo lo que se busque. Ubicado en la zona colonial del municipio, ofrece no solo alimentos sino utensilios de cocina, ropa, artesanía, cosméticos, equipos electrónicos y ferretería.
Cada vendedor se esmera en ofrecer la mejor atención a todo el que pasa. “Buenos días, aquí tenemos de todo, así que pida”, es una de las frases que destaca y que parece tener eco en cada espacio; es la bienvenida con la que reciben a cada cliente. No solo allí, sino en el mercado de Los Palos Grandes, el de Quinta Crespo y el peruano de Colegio de Ingenieros.

ORIGINALIDAD EN LOS PALOS GRANDES

mercado-08
El mercado de Los Palos Grandes, en la 3era avenida, se instala los sábados desde las 6 am hasta un poco más de las 12 del mediodía. Allí se pueden degustar las mejores cachapas, la Arepa Pelá del paraguanero Argenis Ramírez y, en épocas decembrinas, los platillos habituales con un toque de originalidad.
Las hallacas de chicharrón, de tres carnes, vegetarianas, tamales o carabinas (hechas de carne de cochino, tocineta y caraota con su toque de picante, típicas del estado Trujillo), las prepara Gabriel Zambrano; uno de los que comenzó en el mercado apenas se fundó hace doce años.
Junto a Gabriel está su esposa Irene, que vende esencias que prometen curar todos los males, incienso y hasta lee las cartas mientras disfrutan de los platos que prepara su compañero “de toda la vida”, como dice.
Además de encontrar productos que en mercados regulares no se ven, la originalidad juega un factor determinante; como los jabones de Verde Klaro, que se consiguen en variedad de aromas, colores y tamaños.

CENTRO VARIADO

mercado-13
El centro de Caracas describe a la perfección el país. Lleno de historias en cada esquina, personajes y diversidad. Precisamente por eso, es el espacio indicado para los que buscan cosas diferentes.
El mercado de Quinta Crespo es referencia desde hace más de 30 años, siendo uno de los más antiguos de la ciudad. Algunas áreas mantienen ese ambiente de época de la etapa en la que fue construido. Para llegar a pie, hay que bajarse en la estación de metro Teatros y caminar un aproximado de tres cuadras. Si es en carro, al final de la avenida Baralt está el destino.
La frescura de las verduras y hortalizas es lo primero que resalta. Los aromas a onoto, canela, frutas y carnes, se mezclan para intensificar la experiencia del visitante que puede conseguir productos extranjeros y excentricidades como culebras, murciélagos y alacranes muertos, que son utilizados para diversos fines.
“Para acá viene gente de El Hatillo, Baruta, Caricuao y hasta de La Guaira, porque llega la mercancía primero. Eso es sinónimo de calidad”, dice con una expresión de orgullo en su cara el portugués Artur DosFontes, que ya tiene 38 años en Quinta Crespo vendiendo verduras.

UN PEDAZO DE PERÚ EN CARACAS

mercado-peruano-02
Si lo que se quiere es explorar otra cultura, el mercado peruano de los domingos es la opción acertada. Elisa Chávez tiene trabajando allí 25 años y no duerme los sábados preparando chupe, picarones (dulce a base de harina de trigo, auyama, batata y papelón), mazamorra, chicha morada, ceviche y causa rellena con mariscos, atún o pollo.
El extenso menú de especialidades de este país sudamericano seduce a muchos caraqueños que esperan los domingos para acercarse en familia y probar una novedad o seguir disfrutando del preparado que más les gusta.
Por: Vanessa Arenas | Fotos: Federico Parra

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada