Carlos Fierro con un grupo de egresados del Diplomado en Gastronomía de la UJAP

Carlos Fierro con un grupo de egresados del Diplomado en Gastronomía de la UJAP
Carlos Fierro con un grupo de egresados del Diplomado en Gastronomía de la UJAP del cual fue su Coordinador al inicio. GASTRONOMIA (del griego γαστρονομία)es el estudio de la relación del hombre con su alimentación y su medio ambiente o entorno.Gastrónomo es la persona que se ocupa de esta ciencia. A menudo se piensa erróneamente que el término gastronomía únicamente tiene relación con el arte culinario y la cubertería en torno a una mesa. Sin embargo ésta es una pequeña parte del campo de estudio de dicha disciplina: no siempre se puede afirmar que un cocinero es un gastrónomo. La gastronomía estudia varios componentes culturales tomando como eje central la comida.Para mucha gente, el aprender a cocinar implica no solo encontrar una distracción o un pasatiempo cualquiera; pues cocinar (en un término amplio) es más que solo técnicas y procedimientos... es un arte, que eleva a la persona que lo practica y que lo disfruta. Eso es para mi la cocina, con mis obvias limitaciones para preparar diversos platillos, es una actividad que disfruto en todos sus pasos, desde elegir un vegetal perfecto, pasando por el momento en que especiamos la comida, hasta el momento en que me siento con los que amo a disfrutar del resultado, que no es otro más que ese mismo, disfrutar esta deliciosa actividad o con mis alumnos a transmitirles conocimientos que les permitirán ser ellos creadores de sus propios platos gracias a sus saberes llevados a sabores

sábado, 3 de mayo de 2014

La nutricionista María Antonieta Ciancia afirma: "Malos hábitos, escasez y encarecimiento de los alimentos son factores que han hecho que los venezolanos actualmente se estén alimentado mal."

Los venezolanos no comen bien

También se ejercitan menos debido a los cambios en los hábitos de vida

imageRotate
Evitar o controlar las golosinas es indispensable ARCHIVO
Contenido relacionado
CAROLINA CONTRERAS A. |  EL UNIVERSAL
martes 29 de abril de 2014  09:41 AM

Los venezolanos no comen bien

También se ejercitan menos debido a los cambios en los hábitos de vida

imageRotate
Evitar o controlar las golosinas es indispensable ARCHIVO
Contenido relacionado
CAROLINA CONTRERAS A. |  EL UNIVERSAL
martes 29 de abril de 2014  09:41 AM
Malos hábitos, escasez y encarecimiento de los alimentos son factores que han hecho que los venezolanos actualmente se estén alimentado mal.

La nutricionista María Antonieta Ciancia así lo confirma. "Decir que los venezolanos están comiendo nutritivo y balanceado es mentira. Se debe recordar que en estos momentos hay en el país una gran escasez de alimentos por lo que se hace imposible comprar determinados productos y lo peor es que sí se consigue lo que se busca, el precio resulta tan exhorbitante que no se puede comprar", señala la especialista.

Pero, ¿cómo es que en un país donde sus ciudadanos se están alimentando bien, consumiendo 99% de las calorías necesarias al día, sea un país de obesos?

Para la nutricionista la respuesta es sencilla. "Las personas están sustituyendo las comidas, si antes se comían proteínas todos los días como el pollo, la carne o el queso, en estos momentos no por dos razones: el costo o que no se consiguen y se sustituyen por arroz o harinas que rinden más y son más económicos".

Ciancia agrega que de unos años para acá los hábitos de vida del venezolano también han cambiado. Explica que ahora el ciudadano no hace tanto ejercicio como antes y que las comidas que se preparan en el hogar son más grasosas debido a que las personas tienden a freír casi todo y a eso se le añade que la mayoría de los productos preparados traen altos niveles de azúcar o que las familias sustituyen los jugos de frutas naturales por refrescos o tés saborizados.

Asimismo agrega que cuando se sufre de obesidad eso es solamente la punta del iceberg, ya que esta dolencia trae diabetes, hipertensión, varios tipos de cáncer y problemas articulares, entre otros.

La especialista también indica que a pesar de la escasez o encarecimiento de los alimentos se puede comer sano.

"Si no se consigue arroz este contorno se puede reemplazar por un tubérculo como yuca, apio u ocumo, preparado sanamente. En cuanto a las proteínas, se puede sustituir la carne por cualquier pescado que se consiga y que sea económico, no necesariamente debe ser uno caro para que se crea que es mejor o más nutritivo, puede ser sardina o atún. Con los huevos se pueden hacer tortillas y a estas colocarles verduras y jamón para que rindan y alimenten más", apunta.

La nutricionista María Antonieta Ciancia así lo confirma. "Decir que los venezolanos están comiendo nutritivo y balanceado es mentira. Se debe recordar que en estos momentos hay en el país una gran escasez de alimentos por lo que se hace imposible comprar determinados productos y lo peor es que sí se consigue lo que se busca, el precio resulta tan exhorbitante que no se puede comprar", señala la especialista.

Pero, ¿cómo es que en un país donde sus ciudadanos se están alimentando bien, consumiendo 99% de las calorías necesarias al día, sea un país de obesos?

Para la nutricionista la respuesta es sencilla. "Las personas están sustituyendo las comidas, si antes se comían proteínas todos los días como el pollo, la carne o el queso, en estos momentos no por dos razones: el costo o que no se consiguen y se sustituyen por arroz o harinas que rinden más y son más económicos".

Ciancia agrega que de unos años para acá los hábitos de vida del venezolano también han cambiado. Explica que ahora el ciudadano no hace tanto ejercicio como antes y que las comidas que se preparan en el hogar son más grasosas debido a que las personas tienden a freír casi todo y a eso se le añade que la mayoría de los productos preparados traen altos niveles de azúcar o que las familias sustituyen los jugos de frutas naturales por refrescos o tés saborizados.

Asimismo agrega que cuando se sufre de obesidad eso es solamente la punta del iceberg, ya que esta dolencia trae diabetes, hipertensión, varios tipos de cáncer y problemas articulares, entre otros.

La especialista también indica que a pesar de la escasez o encarecimiento de los alimentos se puede comer sano.

"Si no se consigue arroz este contorno se puede reemplazar por un tubérculo como yuca, apio u ocumo, preparado sanamente. En cuanto a las proteínas, se puede sustituir la carne por cualquier pescado que se consiga y que sea económico, no necesariamente debe ser uno caro para que se crea que es mejor o más nutritivo, puede ser sardina o atún. Con los huevos se pueden hacer tortillas y a estas colocarles verduras y jamón para que rindan y alimenten más", apunta.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada