Carlos Fierro con un grupo de egresados del Diplomado en Gastronomía de la UJAP

Carlos Fierro con un grupo de egresados del Diplomado en Gastronomía de la UJAP
Carlos Fierro con un grupo de egresados del Diplomado en Gastronomía de la UJAP del cual fue su Coordinador al inicio. GASTRONOMIA (del griego γαστρονομία)es el estudio de la relación del hombre con su alimentación y su medio ambiente o entorno.Gastrónomo es la persona que se ocupa de esta ciencia. A menudo se piensa erróneamente que el término gastronomía únicamente tiene relación con el arte culinario y la cubertería en torno a una mesa. Sin embargo ésta es una pequeña parte del campo de estudio de dicha disciplina: no siempre se puede afirmar que un cocinero es un gastrónomo. La gastronomía estudia varios componentes culturales tomando como eje central la comida.Para mucha gente, el aprender a cocinar implica no solo encontrar una distracción o un pasatiempo cualquiera; pues cocinar (en un término amplio) es más que solo técnicas y procedimientos... es un arte, que eleva a la persona que lo practica y que lo disfruta. Eso es para mi la cocina, con mis obvias limitaciones para preparar diversos platillos, es una actividad que disfruto en todos sus pasos, desde elegir un vegetal perfecto, pasando por el momento en que especiamos la comida, hasta el momento en que me siento con los que amo a disfrutar del resultado, que no es otro más que ese mismo, disfrutar esta deliciosa actividad o con mis alumnos a transmitirles conocimientos que les permitirán ser ellos creadores de sus propios platos gracias a sus saberes llevados a sabores

sábado, 21 de febrero de 2015

Nadie es profeta en su tierra. Tampoco el ron venezolano. Este destilado tiene más fanáticos fuera de las fronteras que dentro del país.

El ron de Venezuela: el mejor

El especialista español Javier Herrera destaca sus cualidades

imageRotate
Javier Herrera -al centro, con camisa blanca- entrega la certificación a representantes de Santa Teresa CORTESÍA LUCYLDE GONZÁLEZ
GIULIANA CHIAPPE |  EL UNIVERSAL
sábado 21 de febrero de 2015  12:00 AM
Nadie es profeta en su tierra. Tampoco el ron venezolano. Este destilado tiene más fanáticos fuera de las fronteras que dentro del país.

Uno de ellos es Javier Herrera, director y fundador del Congreso Internacional del Ron, que se realiza en Madrid, España, y que es de los concursos más importantes en el mundo pues evalúa desde la calidad de la caña hasta el producto final. Herrera estuvo esta semana en Venezuela para visitar algunas destilerías y entregar, además, una certificación de calidad a la marca Santa Teresa.

"Los rones de Venezuela cumplen de sobra los estándares de calidad internacionales. Y eso es partiendo desde la melaza que es la mejor del mundo", dice con total propiedad el especialista en destilados.

Parte de la calidad del ron local se debe a la estricta legislación que lo rige: para obtener la Denominación de Origen Controlado de Ron de Venezuela debe añejarse mínimo dos años en barrica. "Esto es algo que no tiene ningún otro país. Algunos obligan a doce meses, pero no más", puntualiza Herrera. 

Esta férrea normativa también explica, en parte, por qué los rones venezolanos, de la marca que sea, se lucen en los certámenes internacionales.

En los mercados internacionales, al ron venezolano lo ayuda algo más: su precio. Es más económico que competidores de menor calidad.

A promoverlo más 

En sus afanes roneros, Herrera ha comprobado que el destilado local es más apreciado por consumidores extranjeros que por los venezolanos. "El ron es tradición acá (en Venezuela) y debería beberse más". 

Cuenta, sorprendido, que visitó un tradicional restaurante de carnes y se sorprendió al ver que casi todas las mesas consumían whisky, incluso un grupo sólo de mujeres. Propone que se incentive el consumo de ron en esos establecimientos, que se ofrezca como alternativa y que se sugieran distintas formas de disfrutarlo, incluso en cocteles que tanto gustan al público femenino. Sin embargo añade optimista: "Lo que sí noté es que ahora sí tienen diversas clases de ron en el bar. La última vez que vine sólo tenían una botella de un ron que no es premium". 

Sobre la certificación de calidad otorgada a Ron Hacienda Santa Teresa por parte del Congreso Internacional del Ron de Madrid explicó que es una garantía tanto de la calidad de los procesos de producción como de cada producto de su portafolio. Quedó admirado particularmente con el delicado sistema de destilación continua, que implementó el maestro ronero Nestor Ortega, y que conecta ocho barriles dándole valor al producto y a la empresa. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada