Carlos Fierro con un grupo de egresados del Diplomado en Gastronomía de la UJAP

Carlos Fierro con un grupo de egresados del Diplomado en Gastronomía de la UJAP
Carlos Fierro con un grupo de egresados del Diplomado en Gastronomía de la UJAP del cual fue su Coordinador al inicio. GASTRONOMIA (del griego γαστρονομία)es el estudio de la relación del hombre con su alimentación y su medio ambiente o entorno.Gastrónomo es la persona que se ocupa de esta ciencia. A menudo se piensa erróneamente que el término gastronomía únicamente tiene relación con el arte culinario y la cubertería en torno a una mesa. Sin embargo ésta es una pequeña parte del campo de estudio de dicha disciplina: no siempre se puede afirmar que un cocinero es un gastrónomo. La gastronomía estudia varios componentes culturales tomando como eje central la comida.Para mucha gente, el aprender a cocinar implica no solo encontrar una distracción o un pasatiempo cualquiera; pues cocinar (en un término amplio) es más que solo técnicas y procedimientos... es un arte, que eleva a la persona que lo practica y que lo disfruta. Eso es para mi la cocina, con mis obvias limitaciones para preparar diversos platillos, es una actividad que disfruto en todos sus pasos, desde elegir un vegetal perfecto, pasando por el momento en que especiamos la comida, hasta el momento en que me siento con los que amo a disfrutar del resultado, que no es otro más que ese mismo, disfrutar esta deliciosa actividad o con mis alumnos a transmitirles conocimientos que les permitirán ser ellos creadores de sus propios platos gracias a sus saberes llevados a sabores

sábado, 7 de febrero de 2015

Son aproximadamente 6000 las uvas vitis vinífera registradas en el mundo. Es muy difícil llegar a conocerlas todas en esta vida, es decir, tendríamos que existir más de una vez y eso es imposible

MUNDO GOURMET

"De la provincia española de Murcia llega al país Bodega Castaño"

VANESSA BARRADAS |  EL UNIVERSAL
sábado 7 de febrero de 2015  12:00 AM
Monastrel para la memoria 
Son aproximadamente 6000 las uvas vitis vinífera registradas en el mundo. Es muy difícil llegar a conocerlas todas en esta vida, es decir, tendríamos que existir más de una vez y eso es imposible, obviamente.

Sin embargo, a través de los años podemos probar muchas variedades de uva, degustar distintos caldos e incluso hacer trampa consumiendo varias cepas a la vez en un solo vino. 

Hoy quiero presentarles un nuevo producto que los ayudará a ampliar su inventario de uvas tanto en la memoria olfativa como en la gustativa. De la provincia española de Murcia llega al país Bodega Castaño y en dicho lugar está la denominación de origen Yecla a la cual pertenecen estos vinos. Con un clima continental, la zona se ve beneficiada en cuanto a todas las características necesarias para el crecimiento adecuado de la uva. La altitud, los suelos, la exposición al sol y el contraste térmico entre frío y calor son perfectos en este lugar, principalmente para su uva emblemática: monastrel.

Todos los vinos elaborados en esta bodega tienen monastrel en su composición, muchos de ellos de manera varietal, es decir, al 100%. 

En Venezuela podremos encontrar dos de sus marcas: Dominio Espinal y Hécula, que a continuación los describo.

Dominio Espinal monastrel - syrah 2013. Vino joven que pasa un mes en barricas de roble, para darle una mínima complejidad ya que están pensados para ser consumidos durante el primer año y medio luego de su compra. Es de color rubí brillante, con aromas muy minerales y especiados que recuerdan a la pimienta negra sin moler. 

Los taninos se sienten suaves y en general es bastante seco. Con quesos madurados, aceitunas negras y frutos deshidratados, puede acompañar una buena tertulia. De esta línea tendremos pronto la combinación de monastrel con otras uvas como merlot y tempranillo.

Hécula monastrel 100% 2010. Luego de estar criándose seis meses en barricas de roble americano, este vino sale al mercado listo para consumir o para ser guardado por tres años. 

De color cereza oscuro, se percibirán aromas a frutas negras muy maduras, canela y madera húmeda. En boca su astringencia, es decir taninos, es elegante, se siente redondo, es decir, muy equilibrado. Es un vino sabroso, ideal para acompañar platos a base de carnes en salsas agridulces.

Con esta incorporación al mercado venezolano, a partir de ahora podemos agregar una uva más a nuestro paladar pues la monastrel ha llegado para quedarse de la mano de una bodega española especialista en trabajarla. Debemos darle nuestra una cordial bienvenida. 

¡Salud! 

vanessabarradas1@gmail.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada