Carlos Fierro con un grupo de egresados del Diplomado en Gastronomía de la UJAP

Carlos Fierro con un grupo de egresados del Diplomado en Gastronomía de la UJAP
Carlos Fierro con un grupo de egresados del Diplomado en Gastronomía de la UJAP del cual fue su Coordinador al inicio. GASTRONOMIA (del griego γαστρονομία)es el estudio de la relación del hombre con su alimentación y su medio ambiente o entorno.Gastrónomo es la persona que se ocupa de esta ciencia. A menudo se piensa erróneamente que el término gastronomía únicamente tiene relación con el arte culinario y la cubertería en torno a una mesa. Sin embargo ésta es una pequeña parte del campo de estudio de dicha disciplina: no siempre se puede afirmar que un cocinero es un gastrónomo. La gastronomía estudia varios componentes culturales tomando como eje central la comida.Para mucha gente, el aprender a cocinar implica no solo encontrar una distracción o un pasatiempo cualquiera; pues cocinar (en un término amplio) es más que solo técnicas y procedimientos... es un arte, que eleva a la persona que lo practica y que lo disfruta. Eso es para mi la cocina, con mis obvias limitaciones para preparar diversos platillos, es una actividad que disfruto en todos sus pasos, desde elegir un vegetal perfecto, pasando por el momento en que especiamos la comida, hasta el momento en que me siento con los que amo a disfrutar del resultado, que no es otro más que ese mismo, disfrutar esta deliciosa actividad o con mis alumnos a transmitirles conocimientos que les permitirán ser ellos creadores de sus propios platos gracias a sus saberes llevados a sabores

sábado, 15 de febrero de 2014

Hay un momento para todo: para comer arepa, frutas e incluso vegetales rojos, amarillos y verdes. La correcta combinación entre el horario del día y lo que se ingiere puede ayudar a perder kilos y tallas.

Nueva dieta combina colores con horarios para adelgazar

En la noche solo deben consumirse carbohidratos verdes y proteína

imageRotate
Los colores determinan el tipo de carbohidratos que aportan ARCHIVO
GIULIANA CHIAPPE |  EL UNIVERSAL
jueves 13 de febrero de 2014 
Hay un momento para todo: para comer arepa, frutas e incluso vegetales rojos, amarillos y verdes. La correcta combinación entre el horario del día y lo que se ingiere puede ayudar a perder kilos y tallas.

La autora de esta teoría es la nutricionista valenciana María Eugenia Zambrano (@antienvejecer y www.vidavital.com), quien asegura que ha comprobado que, con este método, las personas pueden rebajar hasta 10 kilos en 28 días, dependiendo del nivel de sobrepeso y de si son hombres, que pierden más kilos, o mujeres, que reducen más tallas. 

La dieta que recomienda Zambrano incluye proteína, grasas y carbohidratos en un mismo plato lo que garantiza, dice, acelerar el metabolismo. "Cuando se deja un grupo nutricional por fuera se rebaja pero, al comer normalmente de nuevo, se vuelve a engordar", explica.

Los diferentes carbohidratos deben consumirse según las horas del día. En la mañana, antes de las 10, pueden ingerirse aquellos que aportan glucosa rápidamente como avena, arepa integral y plátano. Sin embargo, Zambrano recomienda excluir, por completo, los derivados de la harina de trigo y los azúcares refinados.

Almuerzo y cena

El almuerzo de una persona sedentaria, la mayoría de la población, no debería incluir arroz ni papa. Sus carbohidratos deberían ser de colores verde, amarillo y rojo, es decir, tomate, pimentón y vegetales verdes. La batata es una gran opción pues es alta en fibra y baja en índice glicémico. Zambrano limita la zanahoria -y permite consumirla sólo rallada y cruda- y la auyama, a solo una vez a la semana, debido a su alto índice glicémico.

Todo esto debe estar acompañado con proteínas, preferiblemente pescado o carne de pollo, y una porción de grasa que puede ser aceite de oliva, aguacate, frutos secos o un toque de queso parmesano, entre otras opciones.

"Es importante que sea una sola porción de grasa y hay que aprender a diferenciarlas. Por ejemplo, no se deben comer mariscos y aguacates porque ambos se consideran grasa. Y si se come salmón, consumirse aguacate y mariscos porque esas son dos porciones de grasa. Y si se come salmón se debe obviar la ración de grasa pues ya ese pescado la tiene.

Después es necesario hacer una merienda, preferiblemente con proteínas, para evitar la ansiedad generada por el pico de insulina de las 5:00 pm.

En la cena, la nutricionista propone la porción de proteína y carbohidratos como calabacín, espárrago, acelga, brócoli, lechuga, vainitas y champiñones, acompañado con proteína.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada