Carlos Fierro con un grupo de egresados del Diplomado en Gastronomía de la UJAP

Carlos Fierro con un grupo de egresados del Diplomado en Gastronomía de la UJAP
Carlos Fierro con un grupo de egresados del Diplomado en Gastronomía de la UJAP del cual fue su Coordinador al inicio. GASTRONOMIA (del griego γαστρονομία)es el estudio de la relación del hombre con su alimentación y su medio ambiente o entorno.Gastrónomo es la persona que se ocupa de esta ciencia. A menudo se piensa erróneamente que el término gastronomía únicamente tiene relación con el arte culinario y la cubertería en torno a una mesa. Sin embargo ésta es una pequeña parte del campo de estudio de dicha disciplina: no siempre se puede afirmar que un cocinero es un gastrónomo. La gastronomía estudia varios componentes culturales tomando como eje central la comida.Para mucha gente, el aprender a cocinar implica no solo encontrar una distracción o un pasatiempo cualquiera; pues cocinar (en un término amplio) es más que solo técnicas y procedimientos... es un arte, que eleva a la persona que lo practica y que lo disfruta. Eso es para mi la cocina, con mis obvias limitaciones para preparar diversos platillos, es una actividad que disfruto en todos sus pasos, desde elegir un vegetal perfecto, pasando por el momento en que especiamos la comida, hasta el momento en que me siento con los que amo a disfrutar del resultado, que no es otro más que ese mismo, disfrutar esta deliciosa actividad o con mis alumnos a transmitirles conocimientos que les permitirán ser ellos creadores de sus propios platos gracias a sus saberes llevados a sabores

jueves, 27 de febrero de 2014

Empanaderas del sector El Palito de Puerto Cabello aseguran que no solo deben lidiar con la escasez de los ingredientes necesarios para la preparación de las ricas empanadas, sino que debido a la situación por la que atraviesa el país desde hace dos semanas, ya no hay turistas. Y la dotación de insumos muy costosa e imposible sin hacer largas colas desde la madrugada...

27/02/2014 07:25:00 a.m.
Aseguran que ventas han bajado considerablemente

Ausencia de turistas pone en jaque a empanaderas

Puerto Cabello, febrero 26 (María Sánchez Yrigoyen).- Empanaderas del sector El Palito de Puerto Cabello aseguran que no solo deben lidiar con la escasez de los ingredientes necesarios para la preparación de las ricas empanadas, sino que debido a la situación por la que atraviesa el país desde hace dos semanas, ya no hay turistas.

Yoli Carrizález, vendedora en el mencionado parador turístico, expresó que en los últimos días la visita de turistas se ha visto mermada considerablemente, por lo que en ocasiones pierden las empanadas.

A las 9:45 de la mañana confesó que todavía no había vendido la primera empanada, pese a que estaba en el puesto desde las 4:30 de la madrugada.

Afirman que sus ventas se encuentran como en un 20 por ciento y “aquí estamos como el pez, esperando a ver qué agarramos”, dijo Laura Álvarez, otra vendedora.

Vendedoras de la zona aseguran que en años anteriores para estos días las ventas empezaban a subir, pero por las protestas que se registran en los municipios y estados vecinos, se vislumbran días difíciles.

Cabe mencionar que este negocio es llevado sobre todo por mujeres y por lo general constituye para ellas la única fuente de sustento familiar.



“Todo es un sacrificio”

Estas madres de familia declararon que todo es un sacrificio, pues diariamente luchan por conseguir los alimentos escasos e insustituibles cuando de preparar empanadas se trata.

Estas mujeres junto a su familiares pasan trabajo, ya que no solo es conseguir la harina precocida, sino también azúcar, aceite, la carne y el pollo para los guisos de las mismas. Además de café, refrescos, jugos y maltas para ofrecerles a los turistas diversas opciones.

Revelaron que cuando se enteran de que están vendiendo alguno de estos productos en un establecimiento comercial de la ciudad, dejan a una sola persona atendiendo el puesto y los demás miembros de la familia se van a hacer su cola para tratar de comprar la mayor cantidad posible de ingredientes y así garantizar la venta de varios días.

Carrizález y Álvarez también agregaron que otra de las luchas que mantienen es por conseguir la bombona de gas, la cual han tenido que pagarla más cara para poder obtenerla, al tiempo que mencionaron que la historia se repite cuando les toca buscar las servilletas con las que entregan el producto, que están desaparecidas de los anaqueles.

Empanaderas mencionaron tener más de 30 años en el oficio y aseguraron que es primera vez que sufren tanto para conseguir los insumos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada