Carlos Fierro con un grupo de egresados del Diplomado en Gastronomía de la UJAP

Carlos Fierro con un grupo de egresados del Diplomado en Gastronomía de la UJAP
Carlos Fierro con un grupo de egresados del Diplomado en Gastronomía de la UJAP del cual fue su Coordinador al inicio. GASTRONOMIA (del griego γαστρονομία)es el estudio de la relación del hombre con su alimentación y su medio ambiente o entorno.Gastrónomo es la persona que se ocupa de esta ciencia. A menudo se piensa erróneamente que el término gastronomía únicamente tiene relación con el arte culinario y la cubertería en torno a una mesa. Sin embargo ésta es una pequeña parte del campo de estudio de dicha disciplina: no siempre se puede afirmar que un cocinero es un gastrónomo. La gastronomía estudia varios componentes culturales tomando como eje central la comida.Para mucha gente, el aprender a cocinar implica no solo encontrar una distracción o un pasatiempo cualquiera; pues cocinar (en un término amplio) es más que solo técnicas y procedimientos... es un arte, que eleva a la persona que lo practica y que lo disfruta. Eso es para mi la cocina, con mis obvias limitaciones para preparar diversos platillos, es una actividad que disfruto en todos sus pasos, desde elegir un vegetal perfecto, pasando por el momento en que especiamos la comida, hasta el momento en que me siento con los que amo a disfrutar del resultado, que no es otro más que ese mismo, disfrutar esta deliciosa actividad o con mis alumnos a transmitirles conocimientos que les permitirán ser ellos creadores de sus propios platos gracias a sus saberes llevados a sabores

lunes, 19 de agosto de 2013

El cáncer de mama, pulmón y colon podrían prevenirse con buenos hábitos

Omitir desayuno y cena es un error común al hacer dieta

El afán por perder peso rápido puede hacer más lento el metabolismo

imageRotate
Las dietas deben contener todos los nutrientes ARCHIVO
EL UNIVERSAL
viernes 16 de agosto de 2013  
El afán por bajar unos kilos rápidamente puede hacer que las personas cometan errores que, además de ser perjudiciales para su salud, hacen que engorden más.

José Guillermo Guevara, médico endocrino de Medilight Center (www.medilightcenter.com), enumera los errores más comunes en que se incurren al hacer dieta.

Omitir el desayuno. Al saltarse la primera comida, el metabolismo se hace más lento porque aumentan las reservas de grasa. Obviar comidas puede incrementar el hambre y provocando que se coma sin control después. 

Comer pocas veces al día. Se deben hacer cinco comidas al día, tres principales y dos meriendas para acelerar el metabolismo. Las meriendas evitan que se llegue a las comidas con mucha hambre.

Dejar de cenar. Al omitir la cena se pasan muchas horas en ayuno y el metabolismo se hace lento.

No ingerir carbohidratos. Es uno de los errores más graves. Sacarlos de la dieta puede provocar problemas metabólicos o enfermedades.

Dejar de tomar agua porque se retiene líquido. Se debe tomar mínimo dos litros de agua al día porque ayuda a suprimir el apetito de manera natural y a metabolizar las grasas. Beber agua antes de las comidas aumenta la sensación de saciedad.

Las dietas "mágicas". Suelen ser pobres en sodio y altas en potasio, lo que hace eliminar líquido que se vuelve a recuperar fácilmente.

Abusar de la metamorfina. Este medicamento se usa para regular la insulina y se debe usar sólo en pacientes que lo requieran. De lo contrario puede afectar la producción normal de insulina.



Los malos hábitos tienen relación directa con tres tipos de cáncer

El cáncer de mama, pulmón y colon podrían prevenirse con buenos hábitos

EL UNIVERSAL
viernes 16 de agosto de 2013  
GE Healthcare dio a conocer los resultados de una investigación realizada por GfK Bridgehead que revela que cuatro malos hábitos guardan relación directa con tres tipos de cáncer comunes. 

El estudio, realizado entre mayo y junio de 2013, se centró en la relación directa que el uso del cigarrillo, el consumo de alcohol, la mala alimentación y la inactividad física guardan con los tumores malignos de mama, pulmón y colon. 

Hábitos como el sedentarismo o la mala nutrición son generalmente asociados con el aumento de peso, sin embargo, esta investigación demostró que las personas sedentarias tienen mayor riesgo de desarrollar cáncer de colon, con probabilidad del 61% frente a quienes se ejercitan con regularidad. 

Más de la mitad de las muertes relacionadas con cáncer se pueden prevenir con cambios saludables en la vida cotidiana como mantener el peso adecuado, no fumar, comer adecuadamente, estar activo y cumplir con controles médicos recomendados. Sin embargo, esta investigación demuestran que la mayoría de la población continúa teniendo prácticas poco saludables.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada