Carlos Fierro con un grupo de egresados del Diplomado en Gastronomía de la UJAP

Carlos Fierro con un grupo de egresados del Diplomado en Gastronomía de la UJAP
Carlos Fierro con un grupo de egresados del Diplomado en Gastronomía de la UJAP del cual fue su Coordinador al inicio. GASTRONOMIA (del griego γαστρονομία)es el estudio de la relación del hombre con su alimentación y su medio ambiente o entorno.Gastrónomo es la persona que se ocupa de esta ciencia. A menudo se piensa erróneamente que el término gastronomía únicamente tiene relación con el arte culinario y la cubertería en torno a una mesa. Sin embargo ésta es una pequeña parte del campo de estudio de dicha disciplina: no siempre se puede afirmar que un cocinero es un gastrónomo. La gastronomía estudia varios componentes culturales tomando como eje central la comida.Para mucha gente, el aprender a cocinar implica no solo encontrar una distracción o un pasatiempo cualquiera; pues cocinar (en un término amplio) es más que solo técnicas y procedimientos... es un arte, que eleva a la persona que lo practica y que lo disfruta. Eso es para mi la cocina, con mis obvias limitaciones para preparar diversos platillos, es una actividad que disfruto en todos sus pasos, desde elegir un vegetal perfecto, pasando por el momento en que especiamos la comida, hasta el momento en que me siento con los que amo a disfrutar del resultado, que no es otro más que ese mismo, disfrutar esta deliciosa actividad o con mis alumnos a transmitirles conocimientos que les permitirán ser ellos creadores de sus propios platos gracias a sus saberes llevados a sabores

sábado, 10 de agosto de 2013

Opiniones sobre el desayuno en la vida cotidiana

08/08/2013 Notitarde 

¿Desayunar mucho ayuda a perder peso?


muyinteresante.es
EEUU., 8 agosto 2013.- Según un estudio publicado a principios de año en la revista Nutrition Journal, las personas comen lo mismo a la hora del almuerzo y cenan la misma cantidad independientemente de si han tomado un desayuno normal o copioso (400 kilocalorías por encima de lo normal). Eso implica que, en el balance final, se consumen muchas más calorías a lo largo del día, desmintiendo la idea popular de que tras un desayuno abundante se reduce la ingesta calórica.

Lo que sí ayuda a perder peso es elegir determinados alimentos para comenzar el día. Daniela Jakubowicz,del Hospital de Clinicas, en Caracas (Venezuela), ha demostrado que en una dieta de pérdida de peso conviene incluir en el desayuno abundantes carbohidratos (pan, cereales...) y proteínas (huevos, carne, atún...).

Por el contrario, saltarse el desayuno reduce la atención, la memoria y la capacidad de aprendizaje en la jornada matutina, además de que sin desayunar tendemos a consumir una dieta menos equilibrada durante el resto del día, con más grasas y azúcares, lo que nos predispone a sufrir obesidad.
22/07/2013  Notitarde

Saltarse el desayuno puede aumentar el riesgo de enfermedad coronaria



Abc.es
Redacción Internacional, No se salte el desayuno. Especialmente ahora que un estudio que se publica en Circulation muestra que las personas que regularmente se saltan el desayuno tienen un mayor riesgo de sufrir un ataque al corazón o de padecer una enfermedad coronaria.

La investigación ha analizado ha una muestra muy amplia de personas, 26.902 varones, de entre 45 y 82 años de edad, durante 16 años. Y los investigadores de la Escuela de Salud Pública de la Universidad de Harvard (EEUU) comprobaron el poderoso efecto protector del desayuno. Así, aquellos que no desayunan tenían un riesgo de un 27 por ciento mayor de ataque al corazón o muerte por enfermedad coronaria que los que si desayunan.

Además, el trabajo muestra que aquellos que se saltan el desayuno suelen ser jóvenes solteros, tienden a fumar y a beber más alcohol que los que sí desayunan, además de practicar menos ejercicio.

Factores de riesgo

«Saltarse el desayuno puede conducir a uno o más factores de riesgo, como la obesidad, la presión arterial alta, el colesterol elevado y la diabetes, que a su vez puede provocar un ataque al corazón», explica Leah E. Cahill, director del estudio.

Para otro autor del trabajo, Eric Rimm, estos resultados confirman que no sólo es importante lo que se come, sino cuándo se come.

«Llevamos décadas estudiando los efectos de la calidad y la composición de la dieta, y ahora estos datos sugieren que los hábitos alimentarios pueden ser importantes a la hora de reducir el riesgo de enfermedad cardiovascular».

También en mujeres

No desayunar condiciona los hábitos alimentarias, señalan los investigadores. Así, en el estudio, aquellos que no desayunaban solían comer más veces durante el resto del día que los que sí desayunaban.

A pesar de que el trabajo se ha basado en varones -blancos y caucásicos-, los expertos creen que los resultados pueden extrapolarse también a las mujeres y otros grupos étnicos, aunque debe ser probado en otros estudios adicionales.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada