Carlos Fierro con un grupo de egresados del Diplomado en Gastronomía de la UJAP

Carlos Fierro con un grupo de egresados del Diplomado en Gastronomía de la UJAP
Carlos Fierro con un grupo de egresados del Diplomado en Gastronomía de la UJAP del cual fue su Coordinador al inicio. GASTRONOMIA (del griego γαστρονομία)es el estudio de la relación del hombre con su alimentación y su medio ambiente o entorno.Gastrónomo es la persona que se ocupa de esta ciencia. A menudo se piensa erróneamente que el término gastronomía únicamente tiene relación con el arte culinario y la cubertería en torno a una mesa. Sin embargo ésta es una pequeña parte del campo de estudio de dicha disciplina: no siempre se puede afirmar que un cocinero es un gastrónomo. La gastronomía estudia varios componentes culturales tomando como eje central la comida.Para mucha gente, el aprender a cocinar implica no solo encontrar una distracción o un pasatiempo cualquiera; pues cocinar (en un término amplio) es más que solo técnicas y procedimientos... es un arte, que eleva a la persona que lo practica y que lo disfruta. Eso es para mi la cocina, con mis obvias limitaciones para preparar diversos platillos, es una actividad que disfruto en todos sus pasos, desde elegir un vegetal perfecto, pasando por el momento en que especiamos la comida, hasta el momento en que me siento con los que amo a disfrutar del resultado, que no es otro más que ese mismo, disfrutar esta deliciosa actividad o con mis alumnos a transmitirles conocimientos que les permitirán ser ellos creadores de sus propios platos gracias a sus saberes llevados a sabores

lunes, 11 de abril de 2016

Comprar comida a granel puede provocar enfermedades Leptopirosis y diarreas son algunas de las patologías que suelen aparecer


  • CAROLINA CONTRERAS A.
  • El Universal 11 de abril de 2016
Largas colas bajo el sol, peregrinar de supermercado en supermercado y también los altos costos en que algunos alimentos se venden por fuera de la regulación, ha hecho que cada día más venezolanos se dirijan a las ventas a granel para adquirir productos como  el arroz, el azúcar, el café y diversos tipos de granos.

Aunque no sea fácil de creer y quizás suene exagerado, algo tan inofensivo como comprar estos productos directamente desde el saco, puede traer diversas enfermedades si no se se manipulan como debe ser y no se toman las medidas mínimas de higiene.Y aunque la práctica no es nada nueva, y desde siempre ha existido la venta de estos productos al detal y por kilo, es en estos tiempos cuando se ha popularizado, lo que ha disparado las alarmas de profesionales sanitarios debido al riesgo para la salud que representan.
Luis Echezuría, pediatra y epidemiólogo, explica que por ley los alimentos deben pasar por una revisión minuciosa que certifique la calidad y el visto bueno de los mismos.
“La manipulación de los alimentos es un área delicada y  nuestras leyes son exigentes respecto a ese tema como debe ser, pero actualmente se están viendo una serie de individuos que sin el menor cuidado o control venden desde salsa de tomate hasta granos sin que se hayan cumplido los estándares que pide la legislación para el manejo de estos alimentos”, comenta.
Señala que estos alimentos puestos en sacos y vendidos en bolsas sin el menor rigor higiénico pueden causar diversas enfermedades como la leptopirosis –enfermedad febril producida por la bacteria leptospira y transmitida por ratas–, enfermedades bacterianas, diarreicas, infecciones virales y hasta parasitarias.
El galeno admite que la situación actual con los alimentos no es fácil, pero igual considera que se debe evitar su compra a granel.
“Lo sensato, lo inteligente, es que los alimentos se adquieran  bajo una garantía de que algún ente lo supervisó”, apunta Echezuría, que reitera que solamente esto es lo que indica que el alimento se puede consumir sin representar ningún peligro para la salud.
Si no queda otra opción y se deben consumir estos alimentos, el especialista indica que en cuanto al arroz y granos, estos deben ser lavados antes de su cocción y una vez hervidos puede que hayan eliminado cualquier traza de contaminación. Pero vuelve a reiterar que esto no garantiza que sea totalmente inocuos.
La carne es otro de los alimentos que no deben ser comprados en cualquier puesto callejero, al igual que el azúcar sin marca que recurrentemente se ve ahora por las calles.
En cuanto a las frutas y verduras se deben lavar con agua antes de partirlas o pelarlas. Igualmente es recomendable eliminar las hojas externas de algunos vegetales y también se les puede echar un poco de vinagre o unas gotas de limón para desinfectarlas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada