Carlos Fierro con un grupo de egresados del Diplomado en Gastronomía de la UJAP

Carlos Fierro con un grupo de egresados del Diplomado en Gastronomía de la UJAP
Carlos Fierro con un grupo de egresados del Diplomado en Gastronomía de la UJAP del cual fue su Coordinador al inicio. GASTRONOMIA (del griego γαστρονομία)es el estudio de la relación del hombre con su alimentación y su medio ambiente o entorno.Gastrónomo es la persona que se ocupa de esta ciencia. A menudo se piensa erróneamente que el término gastronomía únicamente tiene relación con el arte culinario y la cubertería en torno a una mesa. Sin embargo ésta es una pequeña parte del campo de estudio de dicha disciplina: no siempre se puede afirmar que un cocinero es un gastrónomo. La gastronomía estudia varios componentes culturales tomando como eje central la comida.Para mucha gente, el aprender a cocinar implica no solo encontrar una distracción o un pasatiempo cualquiera; pues cocinar (en un término amplio) es más que solo técnicas y procedimientos... es un arte, que eleva a la persona que lo practica y que lo disfruta. Eso es para mi la cocina, con mis obvias limitaciones para preparar diversos platillos, es una actividad que disfruto en todos sus pasos, desde elegir un vegetal perfecto, pasando por el momento en que especiamos la comida, hasta el momento en que me siento con los que amo a disfrutar del resultado, que no es otro más que ese mismo, disfrutar esta deliciosa actividad o con mis alumnos a transmitirles conocimientos que les permitirán ser ellos creadores de sus propios platos gracias a sus saberes llevados a sabores

domingo, 10 de abril de 2016

Haciendas antiguas ofrecen diversión Casas coloniales y áreas verdes promueven cultura y recreación segura


  • JORGE HERNÁNDEZ
  • El Universal 10 de abril de 2016
  • Caracas.- En la Caracas de los techos rojos, haciendas, casonas y áreas verdes fueron centros de producción de café, cacao, o de buena convivencia familiar, y ahora se convirtieron en espacios culturales, parques recreativos y en patrimonios históricos muy visitados en el siglo XXI, afirma Corina Mora, asistente de la Hacienda La Trinidad.

    En las antiguas edificaciones que aún se conservan en una Caracas hoy con rascacielos, barriadas y construcciones modernas hay espacios bien acondicionados donde se realizan exposiciones, talleres educativos, bodas de ensueño, fiestas infantiles, degustaciones gastronómicas y conciertos musicales con seguridad, cuenta Héctor Carreño, historiador y profesor de la Universidad Central de Venezuela (UCV).

    Carreño expone que las áreas de las haciendas La Trinidad, La Vega, Pdvsa La Estancia, Jardines de Topotepuy, Casa Simón Díaz, Centro de la Diversidad Cultural (antigua Casa Zuloaga), parque El Calvario y las casas José Martí y Veroes tienen una oferta cultural y recreativa para adultos y niños durante todo el año.

    Mora anuncia por su parte que en la Hacienda La Trinidad, ubicada en la avenida Rafael Rangel Sur del municipio Baruta, la casa vieja se usa, en el siglo XXI, como sala de exposiciones. Allí hasta el 24 de abril se presentará la “cerámica maestra” que forma parte de la colección de arte de la Universidad Simón Bolívar (USB).

    “La antigua casa de semillas de la hacienda funciona como el Spa Corphus Menti. En los seis viejos secaderos de café los visitantes pueden visitar las salas de exposiciones, espacios para eventos corporativos, talleres musicales y de cultivo de bromelias, restaurante, ventas de chocolates y artesanías, y una librería”, destaca Mora.

    Aclara que los fines de semana hacen recorridos históricos para adultos. “Pronto habrá para niños. En la librería hacemos eventos de promoción de lectura, cuenta cuentos y más actividades para niños. Hay yoga y Tai Chi para la comunidad”. agrega. 

    Mientras que en los espacios de Pdvsa La Estancia, en Altamira (Chacao), todas las semanas hay programación musical en áreas históricas con capacidad para mil personas. En zonas con techos rojos se organizaron la sala de exposición de Saúl Huerta, un salón de encuentro para jóvenes y adultos que cuenta con wifi gratis, y áreas de juegos para niños.

    En Pdvsa La Estancia hay grandes jardines que usan niños y adultos para jugar, relajarse y observar árboles emblemáticos o flores.
    Sandra Cano, visitante, asiste a La Estancia los sábados para hacer yoga mientras su hijo acude al parque infantil Arquitrana o al área con colchonetas para hacer distintas figuras, ubicada en las cercanías a la Sala La Trilla, denominada de esta forma porque en esta hacienda se sembraba y secaba café.

    También en el municipio Baruta los caraqueños frecuentan los Jardines Ecológicos Topotepuy, espacio ideal para eventos sociales, subastas, picnic familiares y fiestas de menor de niños en un clima fresco y una vista agradable de la ciudad.

    Topotepuy cuenta con cuatro hectáreas de terrenos dispuestos para atender a grupos corporativos para cursos, reuniones estratégicas, charlas y juntas directivas. Allí los niños pueden jugar al aire libre, pasearse por la grama y comer sano, previa cita.

    En la reconocida Casa Simón Díaz en Petare Norte (municipio Sucre) las comunidades cercanas, visitantes y personalidades asisten a talleres, actividades musicales, biblioteca y salas de eventos en espacios de gran tamaño con una vista sorprendente de Caracas. Allí  atienden de lunes a sábados.
    Contenido relacionado

    En el otro lado de la ciudad, los espacios de la Hacienda La Vega en la avenida O’Higgins de La Paz son ideales para hacer bodas y otros festejos, cata de vinos y chocolates, juegos para niños y adultos. “Es un sitio para conciertos y proyección de películas”, destaca el personal operativo.

    En la extinta Casa Zuloaga, hoy Centro de la Diversidad Cultural en Los Rosales los techos rojos son usados para el encuentro de vecinos, festejos, y degustación, eventos que también se realizan en las casas de Las Primeras Letras, Veroes (Casa Mendoza), Quinta Anauco, Museo Sacro, Jardín Botánico y Parque El Calvario, estructuras ubicadas en el Centro y Plaza Venezuela. Estos siete sitios históricos tienen fuentes de agua, jardines, esculturas, pasillos coloniales y demás atracciones para caraqueños y otros visitantes.





No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada