Carlos Fierro con un grupo de egresados del Diplomado en Gastronomía de la UJAP

Carlos Fierro con un grupo de egresados del Diplomado en Gastronomía de la UJAP
Carlos Fierro con un grupo de egresados del Diplomado en Gastronomía de la UJAP del cual fue su Coordinador al inicio. GASTRONOMIA (del griego γαστρονομία)es el estudio de la relación del hombre con su alimentación y su medio ambiente o entorno.Gastrónomo es la persona que se ocupa de esta ciencia. A menudo se piensa erróneamente que el término gastronomía únicamente tiene relación con el arte culinario y la cubertería en torno a una mesa. Sin embargo ésta es una pequeña parte del campo de estudio de dicha disciplina: no siempre se puede afirmar que un cocinero es un gastrónomo. La gastronomía estudia varios componentes culturales tomando como eje central la comida.Para mucha gente, el aprender a cocinar implica no solo encontrar una distracción o un pasatiempo cualquiera; pues cocinar (en un término amplio) es más que solo técnicas y procedimientos... es un arte, que eleva a la persona que lo practica y que lo disfruta. Eso es para mi la cocina, con mis obvias limitaciones para preparar diversos platillos, es una actividad que disfruto en todos sus pasos, desde elegir un vegetal perfecto, pasando por el momento en que especiamos la comida, hasta el momento en que me siento con los que amo a disfrutar del resultado, que no es otro más que ese mismo, disfrutar esta deliciosa actividad o con mis alumnos a transmitirles conocimientos que les permitirán ser ellos creadores de sus propios platos gracias a sus saberes llevados a sabores

domingo, 24 de abril de 2016

En los anaqueles de la ciudad de Maracaibo se han podido ver productos que escaseaban desde hace meses de las mismas vitrinas. Crema dental, papel higiénico, toallas sanitarias, desodorantes y salsa de tomate son algunos de los rubros que se pueden encontrar. La diferencia es que estos no han sido producidos en Venezuela sino en Colombia.

Anaqueles venezolanos se llenan de productos colombianos

El precio de una presentación de salsa de tomate de 250 gramos en casi 1.500 bolívares/ Foto: La Verdad
El precio de una presentación de salsa de tomate de 250 gramos en casi 1.500 bolívares/ Foto: La Verdad
Las productos traídos de tierra neogranadina pueden presentar un incremento de 1.000% en su precio si se compara con los precios controlados en Venezuela 

En los anaqueles de la ciudad de Maracaibo se han podido ver productos que escaseaban desde hace meses de las mismas vitrinas. Crema dental,  papel higiénico, toallas sanitarias,  desodorantes y salsa de tomate son algunos de los rubros que se pueden encontrar. La diferencia es que estos no han sido producidos en Venezuela sino en Colombia.
El diario La Verdad explica que los precios de los mismos comparándolos con los elaborados en el país presentan una diferencia en bolívares de 1.000%. Para dar un ejemplo, un frasco de kétchup de 250 gramos que se según el Pvjusto cuesta 400 bolívares se puede conseguir en 1.500 bolívares.
Habitantes de la ciudad marabina insisten en que es mejor encontrar un producto caro en un local que bachaquearlo o simplemente no encontrarlo por la escasez que vive el país.
“Nada hacemos con que sean baratos y no se encuentren,  hace meses no he logrado comprar desodorante ni  jabón, uno termina  yendo  a los revendedores”, dijo la entrevistada por el diario zuliano.
Mientras un desodorante de 250 gramos está regulado  en Venezuela en 82,72 bolívares uno traído desde Colombia se comercializa en más de 800 bolívares aproximadamente. Con el papel sanitario ocurre lo mismo, mientras  la presentación de 12 rollos está regulada en Gaceta oficial (junio de 2014) a 160,80 bolívares cuatro rollos de manufactura colombiana se  encuentran a  930 bolívares.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada