Carlos Fierro con un grupo de egresados del Diplomado en Gastronomía de la UJAP

Carlos Fierro con un grupo de egresados del Diplomado en Gastronomía de la UJAP
Carlos Fierro con un grupo de egresados del Diplomado en Gastronomía de la UJAP del cual fue su Coordinador al inicio. GASTRONOMIA (del griego γαστρονομία)es el estudio de la relación del hombre con su alimentación y su medio ambiente o entorno.Gastrónomo es la persona que se ocupa de esta ciencia. A menudo se piensa erróneamente que el término gastronomía únicamente tiene relación con el arte culinario y la cubertería en torno a una mesa. Sin embargo ésta es una pequeña parte del campo de estudio de dicha disciplina: no siempre se puede afirmar que un cocinero es un gastrónomo. La gastronomía estudia varios componentes culturales tomando como eje central la comida.Para mucha gente, el aprender a cocinar implica no solo encontrar una distracción o un pasatiempo cualquiera; pues cocinar (en un término amplio) es más que solo técnicas y procedimientos... es un arte, que eleva a la persona que lo practica y que lo disfruta. Eso es para mi la cocina, con mis obvias limitaciones para preparar diversos platillos, es una actividad que disfruto en todos sus pasos, desde elegir un vegetal perfecto, pasando por el momento en que especiamos la comida, hasta el momento en que me siento con los que amo a disfrutar del resultado, que no es otro más que ese mismo, disfrutar esta deliciosa actividad o con mis alumnos a transmitirles conocimientos que les permitirán ser ellos creadores de sus propios platos gracias a sus saberes llevados a sabores

lunes, 31 de marzo de 2014

Este año los precios de los alimentos, regulados o no, están fuera de control. Las mediciones públicas y privadas, y el bolsillo de los consumidores, así lo confirman. La canasta alimentaria normativa que mide el Instituto Nacional de Estadística (INE) reveló que en enero de este año los precios subieron 9,51%. Esa es la variación más alta que se ha registrado para un mes similar en los últimos cinco años



Venezolanos pagan más para comprar alimentos básicos

En enero se registraron los precios más alto en cinco años

imageRotate
A frutas y hortalizas se destina la mayor porción del presupuesto mensual para la compra de los alimentos de primera necesidad ARCHIVO
Contenido relacionado
ANGIE CONTRERAS C. |  EL UNIVERSAL
domingo 30 de marzo de 2014  
Este año los precios de los alimentos, regulados o no, están fuera de control. Las mediciones públicas y privadas, y el bolsillo de los consumidores, así lo confirman.

La canasta alimentaria normativa que mide el Instituto Nacional de Estadística (INE) reveló que en enero de este año los precios subieron 9,51%. Esa es la variación más alta que se ha registrado para un mes similar en los últimos cinco años.

Este valor está por encima de los picos que se registraron en 2009: 7,45% en julio y 4,37% en enero de ese año.

Según el organismo, las familias gastaron en enero Bs 3.640,55 en la compra básica de alimentos. Ese monto también es el más elevado desde 2009.

Y si se compara el monto de la canasta alimentaria de enero 2014 con el mismo mes de 2009 (Bs 915,40), el incremento en los precios es de 297,70%.

El Centro de Documentación y Análisis para los Trabajadores (Cenda) informó el resultado de su medición del costo de la canasta alimentaria: 6.623,60 bolívares en enero y 6.818,69 bolívares en febrero, casi el doble de la reportada por el INE.

Las cifras oficiales dan cuenta de que los alimentos y bebidas no alcohólicas acumularon una inflación de 6% en los dos primeros meses del año. En los últimos 12 meses, la variación fue de 74,5%, según el Banco Central.

El termómetro

En los mercados, formales o no, los alimentos registran aumentos significativos de precios.

Los consumidores reportan que por el kilo de harina precocida de maíz, que está fijado en Bs 7,41, pagan entre Bs 22 y 35.

El precio del café ha encendido las alarmas entre la población. Las presentaciones reguladas no se consiguen con regularidad y por el tipo gourmet pagan hasta Bs 270 el kilo y Bs 100 por el medio kilo.

Por el kilo de queso amarillo, que está regulado entre Bs 58,32 y Bs 66,30, pagan por encima de Bs 200 el kilo. Los quesos blancos artesanales, cuyos precios no están controlados, rondan los Bs 300 por kilogramo.

Los venezolanos pagan, al menos, Bs 40 por el kilo de pollo y Bs 90 por el de los cortes de primera que están regulados en Bs 27,29 el kilo.

En las últimas semanas se conoció que el Ejecutivo convino con algunos sectores aumentos de precios "de palabra", como medida para superar la crisis de escasez que se ha generado por la disparidad entre los costos de producción y los precios controlados y, fundamentalmente, por el rezago en la liquidación de divisas para importar insumos y materias primas para la producción local.

Las verduras, hortalizas y frutas, a las que se destina la mayor porción del presupuesto familiar para alimentos, suben de precios semanalmente.

Pero adicional al gasto directo que las familias hacen para comprar alimentos básicos, ante la escasez, que según el BCV fue de 26,2% en enero y según Datanálisis de 47,7% en febrero, las amas de casa deben dar la "propina" a los trabajadores de los supermercados para que les guarden los productos o les avisen cuando llegan.

Esto puede significar un adicional de entre Bs 30 y Bs 100 por compra.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada