Carlos Fierro con un grupo de egresados del Diplomado en Gastronomía de la UJAP

Carlos Fierro con un grupo de egresados del Diplomado en Gastronomía de la UJAP
Carlos Fierro con un grupo de egresados del Diplomado en Gastronomía de la UJAP del cual fue su Coordinador al inicio. GASTRONOMIA (del griego γαστρονομία)es el estudio de la relación del hombre con su alimentación y su medio ambiente o entorno.Gastrónomo es la persona que se ocupa de esta ciencia. A menudo se piensa erróneamente que el término gastronomía únicamente tiene relación con el arte culinario y la cubertería en torno a una mesa. Sin embargo ésta es una pequeña parte del campo de estudio de dicha disciplina: no siempre se puede afirmar que un cocinero es un gastrónomo. La gastronomía estudia varios componentes culturales tomando como eje central la comida.Para mucha gente, el aprender a cocinar implica no solo encontrar una distracción o un pasatiempo cualquiera; pues cocinar (en un término amplio) es más que solo técnicas y procedimientos... es un arte, que eleva a la persona que lo practica y que lo disfruta. Eso es para mi la cocina, con mis obvias limitaciones para preparar diversos platillos, es una actividad que disfruto en todos sus pasos, desde elegir un vegetal perfecto, pasando por el momento en que especiamos la comida, hasta el momento en que me siento con los que amo a disfrutar del resultado, que no es otro más que ese mismo, disfrutar esta deliciosa actividad o con mis alumnos a transmitirles conocimientos que les permitirán ser ellos creadores de sus propios platos gracias a sus saberes llevados a sabores

martes, 18 de marzo de 2014

La alimentación puede ser una gran aliada para retrasar el envejecimiento del cuerpo. Una dieta bien elegida y combinada con actividad física, llena al organismo de antioxidantes y defensas inmunológicas que combaten el deterioro.

Espinaca, brócoli y pasas retrasan el envejecimiento

Algunos alimentos aportan grandes antioxidantes que ayudan a estar mejor

imageRotate
La espinaca es uno de los alimentos recomendados CORTESÍA
EL UNIVERSAL
martes 18 de marzo de 2014 
La alimentación puede ser una gran aliada para retrasar el envejecimiento del cuerpo. Una dieta bien elegida y combinada con actividad física, llena al organismo de antioxidantes y defensas inmunológicas que combaten el deterioro. 

Sobre el tema, la Asociación de Medicina Americana realizó el estudio Envejecimiento y restricción calórica, en el que divide el envejecimiento en dos procesos: primario, que registra cambios de composición corporales naturales y secundario, que depende de los factores de su estilo de vida.

El especialista salvadoreño de Medicina Interna y Endocrinología, José Carlos Alvayero, recomienda analizar los hábitos alimenticios y la actividad física que se realiza para encontrar un balance y alterar la edad que aparenta el cuerpo. "Si una persona cuenta con una dieta balanceada y realiza actividad física 30 minutos al día 5 veces a la semana, logrará un balance entre ingesta y gasto calórico. Esto es primordial para retrasar el envejecimiento".

Rejuvenezca comiendo

Una alimentación variada, donde consumamos todos los grupos de alimentos, garantiza un retraso en el envejecimiento corporal. Sin embargo, es muy importante incluir frutas y verduras en cada plato, todos los días, para inyectar al cuerpo muchos antioxidantes.

Existen alimentos ricos que son particularmente ricos en antioxidantes, que son las sustancias que dan vitalidad a los órganos del cuerpo, retrasando la huella que deja el paso de los años.

En este sentido, se recomienda consumir, preferiblemente cada día, alimentos como ciruelas pasas, brócoli, repollo, fresas, cebolla, uvas pasas, arándanos (aunque en Venezuela son difíciles de conseguir a menos que sea en jugo o deshidratados) y espinacas pues ayudan a levantar el sistema inmunológico, evitar enfermedades y lucir mejor, lo que es todo lo contrario a un envejecimiento prematuro.

Y un poco de ejercicio

La actividad física también es clave para "quitarse unos años de encima". Los ejercicios cumplen una función "rejuvenecedora". Para esto, autoridades de salud internacionales como la Organización Nacional de la Salud recomiendan realizar un total de 150 minutos de actividad física a la semana, repartidos en por lo menos cinco días. 

El ejercicio también es fundamental para prevenir enfermedades como obesidad, presión alta y diabetes lo que, además, provoca un envejecimiento corporal acelerado.

Alvayero agrega que "esta es la razón que justifica que practicar un deporte, salir a caminar o nadar ya que reduce las posibilidades de padecer algunas enfermedades y resulta una recarga de vida y energía".

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada