Carlos Fierro con un grupo de egresados del Diplomado en Gastronomía de la UJAP

Carlos Fierro con un grupo de egresados del Diplomado en Gastronomía de la UJAP
Carlos Fierro con un grupo de egresados del Diplomado en Gastronomía de la UJAP del cual fue su Coordinador al inicio. GASTRONOMIA (del griego γαστρονομία)es el estudio de la relación del hombre con su alimentación y su medio ambiente o entorno.Gastrónomo es la persona que se ocupa de esta ciencia. A menudo se piensa erróneamente que el término gastronomía únicamente tiene relación con el arte culinario y la cubertería en torno a una mesa. Sin embargo ésta es una pequeña parte del campo de estudio de dicha disciplina: no siempre se puede afirmar que un cocinero es un gastrónomo. La gastronomía estudia varios componentes culturales tomando como eje central la comida.Para mucha gente, el aprender a cocinar implica no solo encontrar una distracción o un pasatiempo cualquiera; pues cocinar (en un término amplio) es más que solo técnicas y procedimientos... es un arte, que eleva a la persona que lo practica y que lo disfruta. Eso es para mi la cocina, con mis obvias limitaciones para preparar diversos platillos, es una actividad que disfruto en todos sus pasos, desde elegir un vegetal perfecto, pasando por el momento en que especiamos la comida, hasta el momento en que me siento con los que amo a disfrutar del resultado, que no es otro más que ese mismo, disfrutar esta deliciosa actividad o con mis alumnos a transmitirles conocimientos que les permitirán ser ellos creadores de sus propios platos gracias a sus saberes llevados a sabores

lunes, 31 de marzo de 2014

Venezuela es un país petrolero pero a conveniencias del interés importador se ignora que cuenta con tierras suficientes donde sembrar y criar para producir la mayor parte de las necesidades del consumo y la demanda de alimentos.

El campo sin insumos

Es del todo errado no estimular nuestra agricultura "comprando venezolano"


PEDRO E. PIÑATE B. |  EL UNIVERSAL
lunes 31 de marzo de 2014  
Desde el campo, productores y agrotécnicos reiteramos al país nuestra plena disposición a producir los alimentos que se necesitan. Para ello requerimos se resuelva el grave problema de la falta de insumos, desde tractores y respuestos hasta semillas y agroquímicos. Ellos son indispensables para hacer producir la tierra y hacer el mejor uso de la capacidad de producción existente. Además es fundamental que se considere al productor y la producción nacional dentro de los planes oficiales de alimentos y alimentación, y no se excluyan en favor de los productores y productos extranjeros. La producción y oferta interna de alimentos es sin duda el mayor estímulo que pueda tener la agricultura nacional. Por el contrario el facilismo agroimportador nos condena como país a una larga y costosa dependencia externa en desmedro de nuestra potencialidad agrícola.

Venezuela es un país petrolero pero a conveniencias del interés importador se ignora que cuenta con tierras suficientes donde sembrar y criar para producir la mayor parte de las necesidades del consumo y la demanda de alimentos. En consecuencia es del todo errado no estimular nuestra agricultura "comprando venezolano" e invertiendo en el desarrollo agrícola. También siendo cada vez mayor el gasto anual en alimentos importados, el dinero de las resultas petroleras empleado en su adquisición, ni el de los consumidores con sus compras, impulsan la producción nacional como debieran.

Porque la producción del campo no es posible sin insumos, es de destacar muy importante su calidad, así como su oferta oportuna y suficiente acorde con los requerimientos. De allí que el gobierno como el agrocomercio deben asegurar la calidad de los agroinsumos, para mejores rendimientos y calidad de las cosechas y productos.

ppinate@gmail.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada