Carlos Fierro con un grupo de egresados del Diplomado en Gastronomía de la UJAP

Carlos Fierro con un grupo de egresados del Diplomado en Gastronomía de la UJAP
Carlos Fierro con un grupo de egresados del Diplomado en Gastronomía de la UJAP del cual fue su Coordinador al inicio. GASTRONOMIA (del griego γαστρονομία)es el estudio de la relación del hombre con su alimentación y su medio ambiente o entorno.Gastrónomo es la persona que se ocupa de esta ciencia. A menudo se piensa erróneamente que el término gastronomía únicamente tiene relación con el arte culinario y la cubertería en torno a una mesa. Sin embargo ésta es una pequeña parte del campo de estudio de dicha disciplina: no siempre se puede afirmar que un cocinero es un gastrónomo. La gastronomía estudia varios componentes culturales tomando como eje central la comida.Para mucha gente, el aprender a cocinar implica no solo encontrar una distracción o un pasatiempo cualquiera; pues cocinar (en un término amplio) es más que solo técnicas y procedimientos... es un arte, que eleva a la persona que lo practica y que lo disfruta. Eso es para mi la cocina, con mis obvias limitaciones para preparar diversos platillos, es una actividad que disfruto en todos sus pasos, desde elegir un vegetal perfecto, pasando por el momento en que especiamos la comida, hasta el momento en que me siento con los que amo a disfrutar del resultado, que no es otro más que ese mismo, disfrutar esta deliciosa actividad o con mis alumnos a transmitirles conocimientos que les permitirán ser ellos creadores de sus propios platos gracias a sus saberes llevados a sabores

domingo, 1 de septiembre de 2013

La cesta básica del Instituto Nacional de Estadísticas (INE) está en Bs. 2.779,21, con una variación absoluta de 42,14, mientras que el salario mínimo es de dos mil 475,02. Existe un déficit en el bolsillo de los venezolanos de 304,19 bolívares. En Valencia ese diferencial es aún mayor puesto que la media nacional para julio es 1,54%, mientras en Valencia con 3,16%, ocupando el tercer lugar.

El carabobeño 22 agosto 2013

Valencianos deben lidiar a diario con altos precios de alimentos

La cesta básica del Instituto Nacional de Estadísticas (INE) está en Bs. 2.779,21. (Foto El Carabobeño)
Dayana Benavides
La cesta básica del Instituto Nacional de Estadísticas (INE) está en Bs. 2.779,21, con una variación absoluta de 42,14, mientras que el salario mínimo es de dos mil 475,02. Existe un déficit en el bolsillo de los venezolanos de 304,19 bolívares. En Valencia ese diferencial es aún mayor puesto que la media nacional para julio es 1,54%, mientras en Valencia con 3,16%, ocupando el tercer lugar.
Esa cifra no incluye los recientes aumentos de la pasta, la harina precocida y el pan anunciados por el Ejecutivo. Además los consumidores suelen encontrar sustitutos de los productos regulados a mayor precio, porque no se consiguen de manera regular, lo que encarece aún más sus compras.
La leche en polvo, cuyo valor en lata de un kilo es de 36,44 bolívares y 32,04 para la bolsa de 900 gramos, está desaparecida de los anaqueles de acuerdo a numerosos testimonios. Solo se consiguen en presentaciones de bajo contenido graso o con agregados de calcio cuyos precios oscilan entre 47,70 y 60 por kilo. La leche pasteurizada cuesta 6,60 el litro, pero la de larga duración cuesta 16,90.
Carmen Da Silva, compradora, al ver un empaque de este producto comentó que es un crimen lo que está pasando. Igual sucede con la harina precocida, con el nuevo ajuste anunciado por el gobierno costará 7,41 bolívares, pero en presentaciones con trigo y avena, integral, entre otros, cuesta más del doble.
Otra queja recurrente son los altos precios en verduras y hortalizas. Entre los vegetales que han tenido una variación significativa están cebolla 28,82%; melones 19,19%; ocumo 15,51%; auyama 14,02% y plátanos 13,58%, de cuerdo a cifras del INE.
Ana Rodríguez, invidente y jubilada, relató lo difícil que es para ella cubrir sus necesidades. Nada más en medicamentos gastó 900 bolívares, y no pudo comprar todo, pero no tiene otra elección. “Si no los compró me muero” dijo afligida, mientras trataba de adquirir algunas verduras con el dinero restante, pues debe seguir un régimen sano de alimentación.
Juliet de Tenorio comentó que después de trabajar muchos años asalariada, tomó la decisión de independizarse, y aunque dice que el sueldo le alcanza para cubrir sus gastos, relató que no es nada fácil, pues debe invertir tres salarios mínimos para ello.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada