Carlos Fierro con un grupo de egresados del Diplomado en Gastronomía de la UJAP

Carlos Fierro con un grupo de egresados del Diplomado en Gastronomía de la UJAP
Carlos Fierro con un grupo de egresados del Diplomado en Gastronomía de la UJAP del cual fue su Coordinador al inicio. GASTRONOMIA (del griego γαστρονομία)es el estudio de la relación del hombre con su alimentación y su medio ambiente o entorno.Gastrónomo es la persona que se ocupa de esta ciencia. A menudo se piensa erróneamente que el término gastronomía únicamente tiene relación con el arte culinario y la cubertería en torno a una mesa. Sin embargo ésta es una pequeña parte del campo de estudio de dicha disciplina: no siempre se puede afirmar que un cocinero es un gastrónomo. La gastronomía estudia varios componentes culturales tomando como eje central la comida.Para mucha gente, el aprender a cocinar implica no solo encontrar una distracción o un pasatiempo cualquiera; pues cocinar (en un término amplio) es más que solo técnicas y procedimientos... es un arte, que eleva a la persona que lo practica y que lo disfruta. Eso es para mi la cocina, con mis obvias limitaciones para preparar diversos platillos, es una actividad que disfruto en todos sus pasos, desde elegir un vegetal perfecto, pasando por el momento en que especiamos la comida, hasta el momento en que me siento con los que amo a disfrutar del resultado, que no es otro más que ese mismo, disfrutar esta deliciosa actividad o con mis alumnos a transmitirles conocimientos que les permitirán ser ellos creadores de sus propios platos gracias a sus saberes llevados a sabores

sábado, 28 de diciembre de 2013

Beber un vasito de ponche crema es como comer un postre líquido. Tiene azúcar, huevos, leche y, además, alcohol. Aunque puede variar según cómo se prepare -algunos artesanales llevan leche condensada y pudín-, una porción de este licor navideño puede contener 300 calorías, según el Instituto Nacional de Nutrición. Eso es más que las 200 calorías de la rebanada de pan de jamón o lo mismo que media hallaca.

El exceso de licor también engorda

Las bebidas alcohólicas son generosas en azúcares y grasas

imageRotate
| 1 | 2 | 3 | 4 |
GIULIANA CHIAPPE |  EL UNIVERSAL
lunes 23 de diciembre de 2013 
Beber un vasito de ponche crema es como comer un postre líquido. Tiene azúcar, huevos, leche y, además, alcohol.

Aunque puede variar según cómo se prepare -algunos artesanales llevan leche condensada y pudín-, una porción de este licor navideño puede contener 300 calorías, según el Instituto Nacional de Nutrición. Eso es más que las 200 calorías de la rebanada de pan de jamón o lo mismo que media hallaca.

Los demás licores también son generosos en calorías y, al consumirlos en exceso en las festividades, inciden de forma importante en el sobrepeso. La nutricionista clínico del Centro Médico Energía Vital (@energiactiva), María Elvira Salcedo, recomienda, simplemente, evitarlos. Asegura que "solo contienen calorías vacías que elevan triglicéridos, ácido úrico y grasa abdominal".

Según la Tabla simplificada de calorías y nutrientes elaborada por las nutricionistas Bethania Blanco y Eglys González, la bebida alcohólica que más calorías aporta es el vodka. Una porción de 30 cc cuenta con 180 calorías.

La misma porción de whisky trae 98 calorías y de ron, 102. Para Nelson Brunetti, especialista en obesidad, esos dos destilados influyen mucho en el sobrepeso. Sugiere preferir champaña o vino, pero máximo tres copas por día. En el caso de estos dos licores, la incidencia calórica es menor que para otras bebidas. Una copa pequeña de vino tinto, de 120 cc, contiene cerca de 130 calorías, según la tabla realizada por Blanco y González. Si esa misma copa se llena con champaña tradicional (tipo Brut, con menos azúcar), el cuerpo recibe 84 calorías. Una lata de cerveza de 250 cc, tiene 120 calorías.

El problema no es beber alcohol, sino hacerlo con moderación. El internista y cardiólogo, Róger Uzcátegui, recomienda que los hombres no ingieran más de dos copas diarias y las mujeres, una. "El alcohol aumenta las probabilidades de sufrir arritmia cardíaca, incluso en gente joven", dice. Para contrarrestar sus efectos, sugiere ingerir un bocadillo una hora antes de salir y beber más agua de lo acostumbrado.

Así que, además de cuidar la calidad y cantidad de alimentos que se ingieren para no engordar, se debe vigilar lo que se bebe. Las calorías también llegan en forma líquida.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada