Carlos Fierro con un grupo de egresados del Diplomado en Gastronomía de la UJAP

Carlos Fierro con un grupo de egresados del Diplomado en Gastronomía de la UJAP
Carlos Fierro con un grupo de egresados del Diplomado en Gastronomía de la UJAP del cual fue su Coordinador al inicio. GASTRONOMIA (del griego γαστρονομία)es el estudio de la relación del hombre con su alimentación y su medio ambiente o entorno.Gastrónomo es la persona que se ocupa de esta ciencia. A menudo se piensa erróneamente que el término gastronomía únicamente tiene relación con el arte culinario y la cubertería en torno a una mesa. Sin embargo ésta es una pequeña parte del campo de estudio de dicha disciplina: no siempre se puede afirmar que un cocinero es un gastrónomo. La gastronomía estudia varios componentes culturales tomando como eje central la comida.Para mucha gente, el aprender a cocinar implica no solo encontrar una distracción o un pasatiempo cualquiera; pues cocinar (en un término amplio) es más que solo técnicas y procedimientos... es un arte, que eleva a la persona que lo practica y que lo disfruta. Eso es para mi la cocina, con mis obvias limitaciones para preparar diversos platillos, es una actividad que disfruto en todos sus pasos, desde elegir un vegetal perfecto, pasando por el momento en que especiamos la comida, hasta el momento en que me siento con los que amo a disfrutar del resultado, que no es otro más que ese mismo, disfrutar esta deliciosa actividad o con mis alumnos a transmitirles conocimientos que les permitirán ser ellos creadores de sus propios platos gracias a sus saberes llevados a sabores

domingo, 1 de diciembre de 2013

Dinamarca vive estos días una polémica que enfrenta a autoridades e industria por la interpretación de una regulación de la UE sobre el uso de la canela que amenaza el futuro de una de las muestras más populares de la repostería nacional.Una directiva de la UE establece límites en el uso de la especia por los posibles efectos dañinos para el hígado

Uso de la canela genera conflicto en Dinamarca

Una directiva de la UE establece límites en el uso de la especia por los posibles efectos dañinos para el hígado

imageRotate
La Dirección General de Alimentación ha convocado a una reunión para responder a las protestas
EFE/EL UNIVERSAL
sábado 30 de noviembre de 2013  
Dinamarca vive estos días una polémica que enfrenta a autoridades e industria por la interpretación de una regulación de la UE sobre el uso de la canela que amenaza el futuro de una de las muestras más populares de la repostería nacional.

Una directiva de la UE establece límites en el uso de la canela por los posibles efectos dañinos para el hígado de una sustancia que contiene esta especia, la cumarina, aunque admite excepciones para la repostería tradicional o de temporada.

La Dirección General de Alimentación danesa decidió hace unos días que las caracolas de canela (kanelsnegle), unos pasteles muy populares en este país nórdico, no pueden ser incluidos en ese apartado, e informó además de que la mitad de las muestras de repostería analizadas contenía más canela de la permitida.

Uno de los motivos apuntados es que los reposteros daneses usan mayoritariamente la canela china, más barata pero con mayor cantidad de curamina.

La amenaza de obligar a reducir el uso de canela en los bollos o el riesgo de que estos puedan desaparecer han provocado una fuerte reacción del sector, defendiendo el carácter popular de los pasteles y acusando a las autoridades de exceso de celo.

"Está fuera de lugar que quieran prohibir la canela, porque la hemos usado en la repostería danesa tanto tiempo como se puede recordar", se ha lamentado el presidente de los reposteros daneses, Hardy Christensen.

La industria ha invitado a las autoridades a seguir el ejemplo de Suecia, donde los bollos de canela ("kanelbullar") han sido considerados repostería tradicional, por lo que pueden contener una mayor cantidad de canela, similar a la actual.

La reacción de los medios daneses ha sido mayoritaria en defensa de los populares bollos, al igual que la de las redes sociales, plasmada por ejemplo en la creación del grupo "Salvemos las caracolas de canela" en Facebook, que cuenta con 76.000 seguidores.

Ante las protestas de productores y consumidores, la Dirección General de Alimentación ha convocado una reunión con los reposteros para discutir el tema.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada