Carlos Fierro con un grupo de egresados del Diplomado en Gastronomía de la UJAP

Carlos Fierro con un grupo de egresados del Diplomado en Gastronomía de la UJAP
Carlos Fierro con un grupo de egresados del Diplomado en Gastronomía de la UJAP del cual fue su Coordinador al inicio. GASTRONOMIA (del griego γαστρονομία)es el estudio de la relación del hombre con su alimentación y su medio ambiente o entorno.Gastrónomo es la persona que se ocupa de esta ciencia. A menudo se piensa erróneamente que el término gastronomía únicamente tiene relación con el arte culinario y la cubertería en torno a una mesa. Sin embargo ésta es una pequeña parte del campo de estudio de dicha disciplina: no siempre se puede afirmar que un cocinero es un gastrónomo. La gastronomía estudia varios componentes culturales tomando como eje central la comida.Para mucha gente, el aprender a cocinar implica no solo encontrar una distracción o un pasatiempo cualquiera; pues cocinar (en un término amplio) es más que solo técnicas y procedimientos... es un arte, que eleva a la persona que lo practica y que lo disfruta. Eso es para mi la cocina, con mis obvias limitaciones para preparar diversos platillos, es una actividad que disfruto en todos sus pasos, desde elegir un vegetal perfecto, pasando por el momento en que especiamos la comida, hasta el momento en que me siento con los que amo a disfrutar del resultado, que no es otro más que ese mismo, disfrutar esta deliciosa actividad o con mis alumnos a transmitirles conocimientos que les permitirán ser ellos creadores de sus propios platos gracias a sus saberes llevados a sabores

sábado, 14 de junio de 2014

Durante el Mundial de Fútbol los bocadillos que se suelen consumir durante los partidos son hipercalóricos...Además de emociones y adrenalina, los mundiales de fútbol suelen dejar kilos de más. Durante los partidos, los aficionados suelen beber y comer de más y por impulso.

Cuidado con engordar durante el Mundial de fútbol

Los bocadillos que se suelen consumir durante los partidos son hipercalóricos

imageRotate
Casi sin darse cuenta, y para drenar los nervios, los espectadores beben y comen de más ARCHIVO
EL UNIVERSAL
jueves 12 de junio de 2014  12:00 AM
Además de emociones y adrenalina, los mundiales de fútbol suelen dejar kilos de más. Durante los partidos, los aficionados suelen beber y comer de más y por impulso.

Pues es bueno saber que, en solo cuatro rebanadas de pizza, hay 1200 calorías, casi la mitad de lo que, se supone, un hombre debería consumir todo el día. Los demás snacks tampoco son light: además de mucha grasa, una docena de alitas de pollo aporta 840 calorías y un plato mediano de nachos, 760. 

La nutricionista Larisa Páez explica que este tipo de comida suele ser muy calórica porque contienen alimentos como quesos altos en grasa, masa gruesa o son fritas. 

Opciones más saludables para picar son los ceviches -pero sin acompañarlos con tostones o chips fritos- y cotufas hechas en casa en cotufera u olla pero con poca sal. Las de microondas deben evitarse pues son ricas en grasas saturadas y, en consecuencia, en calorías.

Otro penal contra la salud puede prevenir de las bebidas. Algunas pueden ser realmente calóricas, como la cerveza. Larisa Páez advierte que un vaso de 12 onzas de pilsen puede aportar 150 calorías. Las cervezas light tampoco lo son tanto: 12 onzas contienen 120 calorías.

Una copita de vino blanco, de cinco onzas, tiene cien calorías y de tinto, 120. La situación es peor en el caso de los otros licores: onza y media de ginebra tiene 100 calorías; de vodka, 97 y de whisky o ron, 95. Esto se potencia si al trago se le agrega refresco o jugo de naranja industrial, con alto contenido de azúcar. 

"Muchas personas piensan que al ingerir tragos con soda o agua, van a disminuir el número de calorías. Esto es cierto. Sin embargo, hay que acordarse que todas las calorías cuentan", alerta Páez.

Lo que aconseja la nutricionista es hacer más suaves los tragos, tratar de acompañarlos con bebidas light, como refrescos tipo diet, agua o soda; e intercalarlos con bebidas menos calóricas. 

En síntesis, para no terminar "redondos" como la pelota de fútbol, hay que tomar conciencia de cuántas calorías contienen esas bebidas y bocadillos con los que se acompañan los partidos del Mundial y no comer por impulso ni para drenar los nervios. GCH

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada