Carlos Fierro con un grupo de egresados del Diplomado en Gastronomía de la UJAP

Carlos Fierro con un grupo de egresados del Diplomado en Gastronomía de la UJAP
Carlos Fierro con un grupo de egresados del Diplomado en Gastronomía de la UJAP del cual fue su Coordinador al inicio. GASTRONOMIA (del griego γαστρονομία)es el estudio de la relación del hombre con su alimentación y su medio ambiente o entorno.Gastrónomo es la persona que se ocupa de esta ciencia. A menudo se piensa erróneamente que el término gastronomía únicamente tiene relación con el arte culinario y la cubertería en torno a una mesa. Sin embargo ésta es una pequeña parte del campo de estudio de dicha disciplina: no siempre se puede afirmar que un cocinero es un gastrónomo. La gastronomía estudia varios componentes culturales tomando como eje central la comida.Para mucha gente, el aprender a cocinar implica no solo encontrar una distracción o un pasatiempo cualquiera; pues cocinar (en un término amplio) es más que solo técnicas y procedimientos... es un arte, que eleva a la persona que lo practica y que lo disfruta. Eso es para mi la cocina, con mis obvias limitaciones para preparar diversos platillos, es una actividad que disfruto en todos sus pasos, desde elegir un vegetal perfecto, pasando por el momento en que especiamos la comida, hasta el momento en que me siento con los que amo a disfrutar del resultado, que no es otro más que ese mismo, disfrutar esta deliciosa actividad o con mis alumnos a transmitirles conocimientos que les permitirán ser ellos creadores de sus propios platos gracias a sus saberes llevados a sabores

sábado, 16 de agosto de 2014

Llegaron las vacaciones y con ellas las constantes tentaciones para romper la dieta. Para la mayoría, viajar suele implicar ingerir mayor cantidad de alimentos procesados, comer en restaurantes y realizar menos ejercicio. Esto, por supuesto, puede ocasionar que las personas ganen kilos y pierdan el esfuerzo que han hecho lo que va de año por estar en forma.

Las vacaciones son la época perfecta para engordar

Dos especialistas ofrecen tips para evitar engordar en vacaciones.

imageRotate
Hay que hacer un esfuerzo por comer frutas (Cortesía Blue Marketing)
EL UNIVERSAL
jueves 14 de agosto de 2014  05:29 PM
Llegaron las vacaciones y con ellas las constantes tentaciones para romper la dieta. Para la mayoría, viajar suele implicar ingerir mayor cantidad de alimentos procesados, comer en restaurantes y realizar menos ejercicio. Esto, por supuesto, puede ocasionar que las personas ganen kilos y pierdan el esfuerzo que han hecho lo que va de año por estar en forma.

"Si bien las vacaciones suelen venir acompañadas de excesos,  existen recomendaciones simples, que con un poco de organización y voluntad, permitirán que no botemos la dieta por la ventana", afirma Nathaly Gerbino, directora de Medilight Center (www.medilight.com).

Estos son los tips que sugiere Gerbino para no engordar durante el tiempo de asueto:

-  La comida en los aviones no suele ser muy saludable. Si se va a viajar, se puede llevar alguna comida saludable que no sea líquida para evitarse problemas en la aduana. Snack saludables son maní, barras de proteína o semillas de calabaza. Otra opción es comer antes del vuelo en el aeropuerto, preferiblemente una ensalada, pidiendo que pongan el aderezo aparte. 

- Tomar mucha agua. Mantenerse hidratado ayuda a controlar la ansiedad y las ganas de comer.

- Si el hospedaje cuenta con cocina, hay que planificar un menú saludable, armar una lista de compras y mantener el plan. 

- Hay que pensar antes de comer. Para no perder el esfuerzo de todo el año, hay que elegir alimentos sanos en vacaciones.

- En los restaurantes, hay que pedir comida a la plancha especificando que no le coloquen harina. En muchas partes los empanizan antes de ponerlos al calor. 

- Hacer un esfuerzo consciente para comer más vegetales, pedirlos al vapor y sin aceite o en ensaladas con el aderezo aparte. 

- Al salir de paseo, llevar en el bolso frutas y frutos secos como merienda.

- Aprovechar las mañanas, antes de salir, para hacer ejercicios al aire libre y quemar calorías extras. Relajarse, disfrutar y liberarse del estrés porque también engorda.

"Introducir esos pequeños cambios en las vacaciones puede significar menos remordimiento y menos kilos que rebajar al regresar a la rutina", añadió, por su parte, Aminna Salah, directora de Aminna Salah Spa (www.aminnasalahspa.com).

Si ya es muy tarde y se ha ganado peso extra, se puede recurrir a la ayuda de tratamientos estéticos no invasivos para rebajarlos como cavitación y lipoláser, que reducen medidas y eliminan grasa localizada. Lo importante es no quedarse con esos kilos sino hacer un esfuerzo rápido por rebajarlos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada