Carlos Fierro con un grupo de egresados del Diplomado en Gastronomía de la UJAP

Carlos Fierro con un grupo de egresados del Diplomado en Gastronomía de la UJAP
Carlos Fierro con un grupo de egresados del Diplomado en Gastronomía de la UJAP del cual fue su Coordinador al inicio. GASTRONOMIA (del griego γαστρονομία)es el estudio de la relación del hombre con su alimentación y su medio ambiente o entorno.Gastrónomo es la persona que se ocupa de esta ciencia. A menudo se piensa erróneamente que el término gastronomía únicamente tiene relación con el arte culinario y la cubertería en torno a una mesa. Sin embargo ésta es una pequeña parte del campo de estudio de dicha disciplina: no siempre se puede afirmar que un cocinero es un gastrónomo. La gastronomía estudia varios componentes culturales tomando como eje central la comida.Para mucha gente, el aprender a cocinar implica no solo encontrar una distracción o un pasatiempo cualquiera; pues cocinar (en un término amplio) es más que solo técnicas y procedimientos... es un arte, que eleva a la persona que lo practica y que lo disfruta. Eso es para mi la cocina, con mis obvias limitaciones para preparar diversos platillos, es una actividad que disfruto en todos sus pasos, desde elegir un vegetal perfecto, pasando por el momento en que especiamos la comida, hasta el momento en que me siento con los que amo a disfrutar del resultado, que no es otro más que ese mismo, disfrutar esta deliciosa actividad o con mis alumnos a transmitirles conocimientos que les permitirán ser ellos creadores de sus propios platos gracias a sus saberes llevados a sabores

viernes, 22 de agosto de 2014

Los caracoles terrestres ya se consumían hace 30.000 años Este dato se ha conocido con el análisis de los restos fósiles de la especie 'Iberus alonensis', conocida popularmente como caracol serrano de la Cova de la Barriada, encontrados en un yacimiento paleolítico de la localidad española de Benidorm.

Los caracoles terrestres ya se consumían hace 30.000 años

Este dato se ha conocido con el análisis de los restos fósiles de la especie 'Iberus alonensis', conocida popularmente como caracol serrano de la Cova de la Barriada, encontrados en un yacimiento paleolítico de la localidad española de Benidorm.

EL UNIVERSAL
jueves 21 de agosto de 2014  05:48 PM
Tarragona (España).- Los caracoles terrestres ya se consumían en la España del paleolítico hace 30.000 años, lo que sitúa la ingesta de estos animales en Europa en 10.000 años antes que sus vecinos del Mediterráneo, informa Efe.

Este dato se ha conocido con el análisis de los restos fósiles de la especie 'Iberus alonensis', conocida popularmente como caracol serrano de la Cova de la Barriada, encontrados en un yacimiento paleolítico de la localidad española de Benidorm.

El estudio, realizado por el Instituto Catalán de Paleoecologia Humana y Evoución Social(Iphes), fue publicado en la revista científica "PLoS ONE", en un artículo que tiene como autor principal al arqueólogo Javier Fernández-López de Pablo.

El consumo de caracoles se generalizó a finales del Pleistoceno (hace 20.000 años), siendo muy frecuente durante el Holoceno inicial (hace 11.600-8.900 años), pero no se conocía con certeza cuándo y cómo fue incorporado a la dieta humana.

Los recientes descubrimientos en la Cova de la Barriada aportaron pruebas irrefutables sobre la selección, preparación y consumo alimenticio de los caracoles terrestres durante el periodo Gravetiense (hace entre 32.000 y 26.000 años).

Fernández-López de Pablo afirma que el caracol terrestre fue objeto de una estrategia de explotación sostenible, consistente en la selección de individuos adultos, a lo largo de más de 4.000 años de ocupación de la Cova de la Barriada.

También destaca que "coincide con la aparición de estrategias de subsistencia más diversificadas durante el Gravetiense, periodo en el que se produce la consolidación demográfica de las poblaciones de Homo sapiens en la Península Ibérica".

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada