Carlos Fierro con un grupo de egresados del Diplomado en Gastronomía de la UJAP

Carlos Fierro con un grupo de egresados del Diplomado en Gastronomía de la UJAP
Carlos Fierro con un grupo de egresados del Diplomado en Gastronomía de la UJAP del cual fue su Coordinador al inicio. GASTRONOMIA (del griego γαστρονομία)es el estudio de la relación del hombre con su alimentación y su medio ambiente o entorno.Gastrónomo es la persona que se ocupa de esta ciencia. A menudo se piensa erróneamente que el término gastronomía únicamente tiene relación con el arte culinario y la cubertería en torno a una mesa. Sin embargo ésta es una pequeña parte del campo de estudio de dicha disciplina: no siempre se puede afirmar que un cocinero es un gastrónomo. La gastronomía estudia varios componentes culturales tomando como eje central la comida.Para mucha gente, el aprender a cocinar implica no solo encontrar una distracción o un pasatiempo cualquiera; pues cocinar (en un término amplio) es más que solo técnicas y procedimientos... es un arte, que eleva a la persona que lo practica y que lo disfruta. Eso es para mi la cocina, con mis obvias limitaciones para preparar diversos platillos, es una actividad que disfruto en todos sus pasos, desde elegir un vegetal perfecto, pasando por el momento en que especiamos la comida, hasta el momento en que me siento con los que amo a disfrutar del resultado, que no es otro más que ese mismo, disfrutar esta deliciosa actividad o con mis alumnos a transmitirles conocimientos que les permitirán ser ellos creadores de sus propios platos gracias a sus saberes llevados a sabores

sábado, 13 de septiembre de 2014

Comienzan las clases en Venezuela, lo cual impone el tema de las loncheras y meriendas escolares

Las loncheras pueden engordar

Las meriendas escolares pueden ser gran fuente escondida de azúcar.

imageRotate
Es preferible enviar agua que bebidas comerciales pues contienen mucha azúcar ARCHIVO
Contenido relacionado
GIULIANA CHIAPPE |  EL UNIVERSAL
viernes 12 de septiembre de 2014  07:27 AM
La obesidad infantil viene envuelta en empaques vistosos, con muñequitos dibujados y colores alegres. A veces sin que los padres se percaten, los niños consumen pequeñas pero muchas porciones de azúcar y grasas, que se traducen en kilos de más.

Con la lonchera, en particular, se debe tener cuidado. Es un tema que preocupa a los nutricionistas de Fundación Bengoa, quienes sugieren no acostumbrar a los niños a encontrar jugos comerciales o chucherías en sus meriendas.

La razón es simple: la suma de calorías vacías provenientes del azúcar que los pequeños consumen. Explican que una cajita de jugo comercial contiene el equivalente a seis cucharadas de azúcar. Esto significa que, en un mes, el niño consume 600 gramos de azúcar sólo por ese juguito al día.

El peligro continúa. Si además del jugo en la lonchera se incluye una galleta dulce, hay que sumarle dos cucharadas más de azúcar que consumen los niños. En total, por esos dos alimentos, el chico ingiere 9,6 kilos de azúcar en un año.

En su Plan de acción para la prevención de la obesidad en la niñez y la adolescencia, de junio de 2014, la Organización Paramericana de la Salud exhorta a combatir de manera efectiva la obesidad infantil, que ha aumentado en todo el continente. Considera que ni siquiera el ejercicio infantil puede contrarrestar el efecto de los excesos de azúcares en el peso, por lo que solicita disminuir, con conciencia, el dulce que se ingiere.

MERIENDAS RICAS Y SANAS

EL UNIVERSAL
viernes 12 de septiembre de 2014  12:00 AM
Arepita de yuca. En agua hirviendo, o al vapor, cocinar medio kilo de yuca con un poquito de sal hasta que esté blanda. Retirarlas y dejarlas enfriar hasta que se pueda pasar por un pasapuré o un tenedor y hacer una masa homogénea. Formar las arepitas y cocinar en budare caliente para sellarlas, luego hornearlas media hora a 180 grados. Rellenar. Estas arepitas se pueden preparar la noche anterior y, en la mañana, sólo calentarlas un rato en el horno.

Panqueca de cambur. Triturar un cambur bien maduro con un tenedor. Incorporar un huevo y una gota de esencia de vainilla y mezclar con el mismo tenedor o con batidora. Cocinar en una sartén antiadherente por ambos lados hasta que estén doradas. Como contienen proteína, se pueden consumir solas o acompañadas de queso o jamón.

Lonchera segura. Estas recetas son de Cocina Segura (@CocinaSegura), que ayuda a preparar loncheras higiénicas y con meriendas sanas. Dará taller en Caracas el 27 de este mes. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada