Carlos Fierro con un grupo de egresados del Diplomado en Gastronomía de la UJAP

Carlos Fierro con un grupo de egresados del Diplomado en Gastronomía de la UJAP
Carlos Fierro con un grupo de egresados del Diplomado en Gastronomía de la UJAP del cual fue su Coordinador al inicio. GASTRONOMIA (del griego γαστρονομία)es el estudio de la relación del hombre con su alimentación y su medio ambiente o entorno.Gastrónomo es la persona que se ocupa de esta ciencia. A menudo se piensa erróneamente que el término gastronomía únicamente tiene relación con el arte culinario y la cubertería en torno a una mesa. Sin embargo ésta es una pequeña parte del campo de estudio de dicha disciplina: no siempre se puede afirmar que un cocinero es un gastrónomo. La gastronomía estudia varios componentes culturales tomando como eje central la comida.Para mucha gente, el aprender a cocinar implica no solo encontrar una distracción o un pasatiempo cualquiera; pues cocinar (en un término amplio) es más que solo técnicas y procedimientos... es un arte, que eleva a la persona que lo practica y que lo disfruta. Eso es para mi la cocina, con mis obvias limitaciones para preparar diversos platillos, es una actividad que disfruto en todos sus pasos, desde elegir un vegetal perfecto, pasando por el momento en que especiamos la comida, hasta el momento en que me siento con los que amo a disfrutar del resultado, que no es otro más que ese mismo, disfrutar esta deliciosa actividad o con mis alumnos a transmitirles conocimientos que les permitirán ser ellos creadores de sus propios platos gracias a sus saberes llevados a sabores

domingo, 28 de septiembre de 2014

El festival de cocina zuliana que ofrecieron Ivette Franchi y Néstor Colina en Caracas tuvo al coco como hilo conductor. ¿El postre? Quesillo, eso sí, preparado con una receta de 1884, de la familia de Yolanda de Márquez, repostera de San José de Los Potreros de la Buena Esperanza ­o Potreritos­ pueblo fundado en 1774 en las costas del lago de Maracaibo.

El quesillo de Potreritos es rey de la repostería zuliana

El quesillo de Potreritos
El quesillo de Potreritos

El festival de cocina zuliana que ofrecieron Ivette Franchi y Néstor Colina en Caracas tuvo al coco como hilo conductor. ¿El postre? Quesillo, eso sí, preparado con una receta de 1884, de la familia de Yolanda de Márquez, repostera de San José de Los Potreros de la Buena Esperanza ­o Potreritos­ pueblo fundado en 1774 en las costas del lago de Maracaibo.
Franchi probó el quesillo en el matrimonio de un nieto de la repostera y recuerda el reto que le hizo una invitada: “¿Cuánto apuestas a que Yolanda no te da la receta?”.
Sí lo hizo, pero de esta manera: “Vos hacéis tu dulce y mientras le tiráis los huevos y le dáis, le tiráis la leche y le dáis”. Y así siguió relatando la dama, en rancio dialecto local,  los pasos para obtener esta delicadeza, explica Franchi, segura de que las manos prodigiosas de las abuelas son la guarda de profundos secretos de nuestro patrimonio culinario. “La señora Yolanda no es una excepción. Es repostera de las buenas y en las fiestas del Corazón de Jesús, en Las Piedras, donde vive ahora, su quesillo de coco es rey, como lo fue en la boda de su nieto y en el menú que servimos en Caracas”.
La mezcla de dulce de coco y medidas exactas permiten ofrecer, después de una larga cocción a baño de María, un quesillo untuoso con una separación perfecta entre la cama de dulce y la capa cremosa, ambas con sutil sabor de coco. La crema es de alvéolos medianos ­lo que indica que se batió bien, a mano­ y  el caramelo a punto justo para que coloree al voltear. “Para eso hay que esperar que enfríe”.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada