Carlos Fierro con un grupo de egresados del Diplomado en Gastronomía de la UJAP

Carlos Fierro con un grupo de egresados del Diplomado en Gastronomía de la UJAP
Carlos Fierro con un grupo de egresados del Diplomado en Gastronomía de la UJAP del cual fue su Coordinador al inicio. GASTRONOMIA (del griego γαστρονομία)es el estudio de la relación del hombre con su alimentación y su medio ambiente o entorno.Gastrónomo es la persona que se ocupa de esta ciencia. A menudo se piensa erróneamente que el término gastronomía únicamente tiene relación con el arte culinario y la cubertería en torno a una mesa. Sin embargo ésta es una pequeña parte del campo de estudio de dicha disciplina: no siempre se puede afirmar que un cocinero es un gastrónomo. La gastronomía estudia varios componentes culturales tomando como eje central la comida.Para mucha gente, el aprender a cocinar implica no solo encontrar una distracción o un pasatiempo cualquiera; pues cocinar (en un término amplio) es más que solo técnicas y procedimientos... es un arte, que eleva a la persona que lo practica y que lo disfruta. Eso es para mi la cocina, con mis obvias limitaciones para preparar diversos platillos, es una actividad que disfruto en todos sus pasos, desde elegir un vegetal perfecto, pasando por el momento en que especiamos la comida, hasta el momento en que me siento con los que amo a disfrutar del resultado, que no es otro más que ese mismo, disfrutar esta deliciosa actividad o con mis alumnos a transmitirles conocimientos que les permitirán ser ellos creadores de sus propios platos gracias a sus saberes llevados a sabores

sábado, 6 de septiembre de 2014

La vendimia o cosecha Comienza el mes de septiembre y en el mundo del vino no se habla de otra cosa que de la vendimia, por lo menos en lo que respecta a la cosecha que se comienza a realizar en el viejo mundo, principalmente en países europeos donde destacan Francia, Italia, España y Portugal.

MUNDO GOURMET

La vendimia marca el inicio de la época para la elaboración del vino

VANESSA BARRADAS |  EL UNIVERSAL
sábado 6 de septiembre de 2014  12:00 AM
La vendimia o cosecha
Comienza el mes de septiembre y en el mundo del vino no se habla de otra cosa que de la vendimia, por lo menos en lo que respecta a la cosecha que se comienza a realizar en el viejo mundo, principalmente en países europeos donde destacan Francia, Italia, España y Portugal.

La época de vendimia es el inicio para la elaboración del vino, cuando se recogen las uvas que están listas para ser procesadas y transformadas en ese producto final que luego disfrutaremos en nuestras mesas. Su duración es de aproximadamente dos meses y en el hemisferio norte va desde principios de septiembre hasta finales de octubre, todo dependerá del tipo de variedad que a su vez tiene su propio proceso.

Pero así como la cosecha representa el comienzo en la producción del vino, también significa el final de un ciclo, el de la vid. Para que entiendan mejor todo lo que conlleva elaborar dicho producto más allá del proceso de vinificación, explicare en qué consiste este ciclo anual que se desarrolla tanto en el hemisferio norte como en el sur, en donde la única diferencia serán los meses en que se lleva a cabo cada uno, dependiendo de cómo caigan las cuatro estaciones en sus respectivas zonas.

Enero: este mes es de poda, siempre se deben realizar los cortes de los sarmientos en invierno, cuando la planta está dormida o en letargo. Es el único momento en que la vid descansa durante todo el ciclo. 

Febrero: se movilizan las reservas y sucede el lloro de la planta, en sencillas palabras es cuando la vid comienza a despertar de su descanso invernal y "llora" expulsando los líquidos que ingirió y le sobran.

Marzo, abril y mayo: suceden el brote y la floración. En esta etapa se comienzan a distinguir las hojas, las ramas y hasta los racimos. La planta comienza a nutrirse y a alimentarse.

Junio y julio: en este punto se desarrolla la llamada "parada de verano", aumenta la temperatura del ambiente y el grano o baya de uva comienza a llenarse del líquido azucarado desde donde posteriormente se obtendrá el mosto para la elaboración del vino. 

Agosto: como por arte de magia en la uva sucede el envero o cambio de color de la piel de la baya. Este proceso dura aproximadamente 40 días. Como dato curioso es bueno saber que todas las uvas nacen blancas, es en este paso cuando las que están destinadas a ser tintas se trasforman en tales. 

Septiembre, octubre: se cosechan las uvas en el hemisferio norte, en el sur los meses de vendimia son entre marzo y abril.

Noviembre y diciembre: caen las hojas de la vid y se prepara para descansar finalmente.

Lo antes descrito representa el trabajo de la vid durante el año, mucho antes de ser la botella que luego disfrutaremos. Con todo el trabajo y esfuerzo que representa mantener un viñedo no queda más que darle mérito a todos los tipos de vinos que tomamos, desde los más económicos hasta los más costosos. ¡Salud!

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada