Carlos Fierro con un grupo de egresados del Diplomado en Gastronomía de la UJAP

Carlos Fierro con un grupo de egresados del Diplomado en Gastronomía de la UJAP
Carlos Fierro con un grupo de egresados del Diplomado en Gastronomía de la UJAP del cual fue su Coordinador al inicio. GASTRONOMIA (del griego γαστρονομία)es el estudio de la relación del hombre con su alimentación y su medio ambiente o entorno.Gastrónomo es la persona que se ocupa de esta ciencia. A menudo se piensa erróneamente que el término gastronomía únicamente tiene relación con el arte culinario y la cubertería en torno a una mesa. Sin embargo ésta es una pequeña parte del campo de estudio de dicha disciplina: no siempre se puede afirmar que un cocinero es un gastrónomo. La gastronomía estudia varios componentes culturales tomando como eje central la comida.Para mucha gente, el aprender a cocinar implica no solo encontrar una distracción o un pasatiempo cualquiera; pues cocinar (en un término amplio) es más que solo técnicas y procedimientos... es un arte, que eleva a la persona que lo practica y que lo disfruta. Eso es para mi la cocina, con mis obvias limitaciones para preparar diversos platillos, es una actividad que disfruto en todos sus pasos, desde elegir un vegetal perfecto, pasando por el momento en que especiamos la comida, hasta el momento en que me siento con los que amo a disfrutar del resultado, que no es otro más que ese mismo, disfrutar esta deliciosa actividad o con mis alumnos a transmitirles conocimientos que les permitirán ser ellos creadores de sus propios platos gracias a sus saberes llevados a sabores

sábado, 13 de septiembre de 2014

"Todo en la vida es un sacrificio y por eso no me pesa levantarme a esa hora porque vivo en Maracay, donde pude hacerme una casa para mi esposa y mis tres hijos", relata Omar, mientras prepara una arepa de chicharrón rellena con queso, que es una de las más solicitadas en este puesto número 18 , ubicado en el nivel Planta Baja del Mercado Municipal de Chacao.

"Todo lo que tengo se lo debo a la venta de arepas de chicharrón"

Omar Acosta (hijo) heredó el puesto de su papá en el mercado de Chacao

imageRotate
Omar Acosta se siente orgulloso de su negocio VENANCIO ALCÁZARES
MIGDALIS CAÑIZÁLEZ V. , EL UNIVERSAL |  EL UNIVERSAL
viernes 12 de septiembre de 2014  12:00 AM
A las tres de la madrugada se inicia la jornada laboral de Omar Acosta los días jueves, viernes, sábado y domingo para atender el puesto de "Chicharronera Omar Acosta", en el mercado municipal de Chacao, que heredó de su padre cuando falleció hace 17 años y que es ahora su patrimonio, el cual aspira en un futuro dejárselo a sus hijos. 

"Todo en la vida es un sacrificio y por eso no me pesa levantarme a esa hora porque vivo en Maracay, donde pude hacerme una casa para mi esposa y mis tres hijos", relata Omar, mientras prepara una arepa de chicharrón rellena con queso, que es una de las más solicitadas en este puesto número 18 , ubicado en el nivel Planta Baja del Mercado Municipal de Chacao.

Acosta, quien lleva 43 años, relata que su niñez transcurrió en el puesto de su papá, quien tenía el mismo nombre en el mercado viejo. "Este es un negocio de tradición que lleva 65 años y mi papá comenzó vendiendo hallaquitas de chicharrón que hacia mi mamá, pero luego mi esposa me propuso modernizar el negocio ofreciendo otros productos y pasamos a vender arepas rellenas y ahora vendemos hasta combos, que están compuesto por una arepa con chorizo y morcilla, según el gusto del cliente", afirmó. 

Acosta recuerda que vivía, hace 16 años, en una casa en el barrio Unión de Petare, "pero la zona se puso muy peligrosa y me propuse buscar otras opciones. Como toda mi familia vive en Maracay compré un terreno allá y construí mi casa. Me compré un carro y mantengo mis tres hijos con este negocio. Todo lo que tengo se lo debo a la venta de chicharrón". 

Afirma que los días más fuertes son los sábados y domingos. "Podemos vender entre 150 y 200 arepas diarias", señaló. 

En el mercado lo conocen como "Omar el chicharronero", y ha recibido clientes desde artistas de televisión, políticos como Leopoldo López, Emilio Grateron, Gerardo Blyde, y hasta chef reconocidas como Mercedes Oropeza.

El secreto de sus arepas es la masa, que "la aliñamos con un guiso especial. Tenemos cuatro tostiarepas que se encienden a las seis de la mañana los días de mercado y el costo oscila entre 50 y 75 bolívares", apuntó el comerciante de Chacao. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada