Carlos Fierro con un grupo de egresados del Diplomado en Gastronomía de la UJAP

Carlos Fierro con un grupo de egresados del Diplomado en Gastronomía de la UJAP
Carlos Fierro con un grupo de egresados del Diplomado en Gastronomía de la UJAP del cual fue su Coordinador al inicio. GASTRONOMIA (del griego γαστρονομία)es el estudio de la relación del hombre con su alimentación y su medio ambiente o entorno.Gastrónomo es la persona que se ocupa de esta ciencia. A menudo se piensa erróneamente que el término gastronomía únicamente tiene relación con el arte culinario y la cubertería en torno a una mesa. Sin embargo ésta es una pequeña parte del campo de estudio de dicha disciplina: no siempre se puede afirmar que un cocinero es un gastrónomo. La gastronomía estudia varios componentes culturales tomando como eje central la comida.Para mucha gente, el aprender a cocinar implica no solo encontrar una distracción o un pasatiempo cualquiera; pues cocinar (en un término amplio) es más que solo técnicas y procedimientos... es un arte, que eleva a la persona que lo practica y que lo disfruta. Eso es para mi la cocina, con mis obvias limitaciones para preparar diversos platillos, es una actividad que disfruto en todos sus pasos, desde elegir un vegetal perfecto, pasando por el momento en que especiamos la comida, hasta el momento en que me siento con los que amo a disfrutar del resultado, que no es otro más que ese mismo, disfrutar esta deliciosa actividad o con mis alumnos a transmitirles conocimientos que les permitirán ser ellos creadores de sus propios platos gracias a sus saberes llevados a sabores

domingo, 28 de septiembre de 2014

El ajo es el primer protagonista de esta serie en la que, de la mano de la terapista nutricional Jo Lewin y BBC GoodFood, exploraremos algunos ingredientes populares, igualmente el aceite de oliva aporta cinco grandes beneficios a la salud...

En honor a mi padre, Ing. Mario Fierro quien desde pequeño me enseñó las bondades del ajo y del aceite de oliva...

¿Cuáles son las bondades del ajo?

Tras siglos de evidencia anecdótica sobre el valor medicinal del ajo, hay estudios que indican que hay algo de verdad | Foto: BBC Mundo
Tras siglos de evidencia anecdótica sobre el valor medicinal del ajo, hay estudios que indican que hay algo de verdad | Foto: BBC Mundo
Es una de las plantas que ha sido cultivada por más tiempo y su uso antecede a la historia escrita. Registros en sánscrito documentan remedios de ajo hace aproximadamente 5.000 años

El ajo es el primer protagonista de esta serie en la que, de la mano de la terapista nutricional Jo Lewin y BBC GoodFood, exploraremos algunos ingredientes populares. ¡Bienvenidos!
A lo largo de los siglos, el ajo ha sido una especia culinaria muy apreciada.
Hace parte de la familia de las liliáceas, así como el puerro, la cebolleta y las chalotas, que también se distinguen por su fuerte aroma y sabor.
Es una de las plantas que ha sido cultivada por más tiempo y su uso antecede a la historia escrita.
Registros en sánscrito documentan remedios de ajo hace aproximadamente 5.000 años.
La leyenda cuenta que los faraones egipcios lo valoraban mucho y que a los esclavos que construyeron las pirámides les daban una ración diaria para que se mantuvieran sanos y fuertes.
Un remedio tradicional
A lo largo de la historia, se le ha considerado un remedio confiable para epidemias como cólera y tuberculosis.
Como cura para la infección, se ha usado contra virus, bacterias y hongos.
Se le llamó "la penicilina rusa", para denotar su propiedades antibacteriales.
En la Primera Guerra Mundial fue usado como antiséptico para limpiar y curar, y para tratar la diarrea causada por las malas condiciones sanitarias en las trincheras.
Algunas molestias, como las verrugas o las picadas de insectos, pueden responder bien al aceite de ajo o a la aplicación de un diente de ajo crudo machacado.
La leyenda del vampiro
La superstición ha acreditado al ajo con la habilidad de apartar, además de la enfermedad, a los espíritus malignos.
Y hay historias, versos y folclore que aseguran que el ajo es capaz de proteger contra los vampiros.
Para ello, aconsejan colgárselo del cuello o ponerlo en una ventana, y las olorosas flores de la planta los mantendrán lejos.
Ventajas nutricionales
Es una excelente fuente de vitamina B6 (piridoxina)También una buena fuente de manganeso, selenio y vitamina CAdemás, provee varios minerales, incluidos el fósforo, calcio, potasio, hierro y cobre
¿Terapéutico?
Se piensa que muchos de los efectos terapéuticos percibidos se deben al ingrediente activo, la alicina.
Este compuesto contiene sulfuro, que le da al ajo su distintivo aroma y sabor acre.
El picar o machacar ajos supuestamente estimula la producción de alicina.
Sin embargo, cocinarlos presuntamente inhibe algunas de sus propiedades medicinales.
Consejo...
...si va a comer ajo crudo pero odia el regusto, trate de masticar perejil, pues es muy bueno para refrescar el aliento.
Lo que dice la ciencia
La investigación moderna se ha enfocado en el potencial del ajo para reducir el riesgo de enfermedades cardíacas, los niveles de colesterol y cáncer.
Varios estudios indican que el ajo hace que sea menos probable que las plaquetas o tromboncitos -las células involucradas en la cuagulación de la sangre- se adhieran a las paredes de las arterias o se amontonen.
Así, actuaría como un anticoagulante, por lo que reduciría el riesgo de ataques al corazón.
También se están estudiando extensivamente los componentes sulfurosos por su habilidad de inhibir las células cancerosas y bloquear tumores lentificando la replicación del ADN.
Es posible además que el ajo baje un poco la presión arterial, principalmente por su capacidad de dilatar los vasos sanguíneos.
A la hora de comprar y guardar...
Para el mejor sabor y máximo beneficio para la salud, compre ajos frescos. Evite los que están blandos, muestren evidencia de deterioro o tengan brotes. El ajo en hojuelas, polvo o pasta es conveniente, pero no tan bueno como el fresco. La mejor forma de guardarlo es a temperatura ambiente en un contenedor abierto en un lugar oscuro, lejos de fuentes de calor o la luz del Sol. Dependiendo de su edad y variedad, un bulbo de ajo entero se mantendrá fresco entre 2 semanas a 2 meses. Una vez se rompe la cabeza de ajo, su vida útil se reduce a unos pocos días.
Riesgos
El ajo presenta pocos riesgos y las alergias son raras.
Si se usa para controlar el colesterol, hay que chequear los niveles cada tres meses.
La cantidad recomendada de consumo diario es de entre medio a un diente.
Nota: algunas personas pueden experimentar indigestión, gases intestinales y diarrea si comen mucho ajo.

Notitarde 28/09/2014 

Estos son los cinco grandes beneficios que el aceite de oliva aporta a tu salud

Noticias24
Valencia, 28 de septiembre de 2014.-De acuerdo con información del Departamento de Biología Celular, Fisiología e Inmunología de la Universidad de Córdoba, estos son algunos beneficios del consumo habitual del aceite de olivo para la salud.
1. Protege el corazón. Uno de los grandes beneficios del aceite de oliva se debe a su gran cantidad de polifenoles, que son compuestos bioquímicos con propiedades antiinflamatorias y antitrombóticas. Evitan la proliferación de placas que obstruyen los vasos sanguíneos y mejoran la circulación, obligando al corazón a bombear la sangre más de prisa.
2. Previene el envejecimiento. Sus antioxidantes y vitamina E son benéficos para evitar que los radicales libres dañen la piel y, por consecuencia, la oxidación celular. Estos componentes retrasan los efectos nocivos como son la pérdida de elasticidad y colágeno.
Tan solo, 100g. de aceite de oliva extra virgen aporta 96% del consumo diario recomendado de vitamina E, de acuerdo con información del Departamento de Agricultura de Estados Unidos (USDA).
3. Ayuda a disminuir el índice de masa corporal. A pesar de que es muy calórico, una dieta rica en aceite de oliva podría reducir los índices de obesidad porque se digiere mejor que otras grasas o aceites comestibles y aumenta el colesterol bueno en la sangre, además contiene grasas monoinsaturadas. Debido a su contenido de beta-sitosterol tiene un efecto laxante.
4. Fortalece los huesos. El aceite de oliva virgen también tiene un efecto positivo para proteger los huesos, ya que permite absorber mejor la vitamina D y calcio. Asimismo, con su consumo habitual aumenta significativamente las concentraciones de osteocalcina, una proteína exclusiva del sistema ósea.
5. Controla la presión arterial. Las grasas monoinstauradas presentes en el aceite de oliva reducen el riesgo de sufrir de hipertensión, explica la Sociedad Iberoamericana de Información Científica.
El consumo diario es de tres a seis porciones, aunque personas con obesidad y bajo un tratamiento dietético deben seguir las recomendaciones de su médico, sugiere la Fundación Española del Corazón. Estas son cinco saludables razones para cocinar tus alimentos con aceite de oliva.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada