Carlos Fierro con un grupo de egresados del Diplomado en Gastronomía de la UJAP

Carlos Fierro con un grupo de egresados del Diplomado en Gastronomía de la UJAP
Carlos Fierro con un grupo de egresados del Diplomado en Gastronomía de la UJAP del cual fue su Coordinador al inicio. GASTRONOMIA (del griego γαστρονομία)es el estudio de la relación del hombre con su alimentación y su medio ambiente o entorno.Gastrónomo es la persona que se ocupa de esta ciencia. A menudo se piensa erróneamente que el término gastronomía únicamente tiene relación con el arte culinario y la cubertería en torno a una mesa. Sin embargo ésta es una pequeña parte del campo de estudio de dicha disciplina: no siempre se puede afirmar que un cocinero es un gastrónomo. La gastronomía estudia varios componentes culturales tomando como eje central la comida.Para mucha gente, el aprender a cocinar implica no solo encontrar una distracción o un pasatiempo cualquiera; pues cocinar (en un término amplio) es más que solo técnicas y procedimientos... es un arte, que eleva a la persona que lo practica y que lo disfruta. Eso es para mi la cocina, con mis obvias limitaciones para preparar diversos platillos, es una actividad que disfruto en todos sus pasos, desde elegir un vegetal perfecto, pasando por el momento en que especiamos la comida, hasta el momento en que me siento con los que amo a disfrutar del resultado, que no es otro más que ese mismo, disfrutar esta deliciosa actividad o con mis alumnos a transmitirles conocimientos que les permitirán ser ellos creadores de sus propios platos gracias a sus saberes llevados a sabores

viernes, 5 de septiembre de 2014

Por donde se busque, se encuentran beneficios que las frutas y verduras regalan al cuerpo humano. Incluso, ayudan a combatir los síntomas de una enfermedad tan implacable como la Esclerosis Lateral Amiotrófica, conocida como ELA por sus siglas, y también como Enfermedad de Lou Gehrig.

Frutas de colores intensos combaten la esclerosis lateral

Los carotenoides son grandes aliados de pacientes con esclerosis lateral.

imageRotate
Las frutas de brillante anaranjado, rojo y amarillo son ricas en carotenoides ARCHIVO
GIULIANA CHIAPPE |  EL UNIVERSAL
lunes 1 de septiembre de 2014  07:45 AM
Por donde se busque, se encuentran beneficios que las frutas y verduras regalan al cuerpo humano. Incluso, ayudan a combatir los síntomas de una enfermedad tan implacable como la Esclerosis Lateral Amiotrófica, conocida como ELA por sus siglas, y también como Enfermedad de Lou Gehrig. 

Sobre la Esclerosis Lateral Amiotrófica se está hablando actualmente debido alIce Bucket Challenge, o el "reto del tobazo de agua helada" que están asumiendo celebridades de distintos ámbitos para lograr donaciones que ayuden a investigar tratamientos contra la enfermedad. La Esclerosis Lateral Amiotrófica es una enfermedad neurológica progresiva que ataca las células nerviosas del cerebro y de la médula espinal que controlan los movimientos musculares produciendo, gradual pero inexorablemente, parálisis. 

Al igual que ocurre con otras enfermedades neurodegenerativas, sus causas son multifactoriales. Sin embargo, está demostrado que el estrés oxidativo siempre está vinculado al desarrollo de estos males.

María Soledad Tapia, bióloga especializada en Ciencia de los Alimentos y docente de la Universidad Central, reportó en http://miradorsalud.com/, site de información médica sobre vida saludable, un estudio que demuestra la influencia positiva que las frutas y verduras de colores intensos tienen sobre el estrés oxidativo y, en consecuencia sobre la Esclerosis Lateral Amiotrófica. 

La investigación fue publicado por Annals of Neurology(http://onlinelibrary.wiley.com/doi/10.1002/ana.23820/abstract) y realizada en 2013 por científicos de la Universidad de Harvard, del Brigham Hospital, del Women's Hospital de Boston, del Massachusetts General Hospital de Boston, del Instituto Nacional del Cáncer en Bethesda, Maryland y del Centro de Cáncer de la Universidad de Hawaii

"Además de factores biológicos como la inflamación y la excitotoxicidad, que son procesos que provocan la muerte de las neuronas, y en cierta medida, el papel de los genes involucrados en casos esporádicos, las contribuciones ambientales como la dieta y el estilo de vida, son también factores que juegan un papel importante en la aparición de estas enfermedades. Por ejemplo, entender el impacto de la alimentación en el desarrollo de las mismas, es muy importante", expresó Marisol Tapia.

En concreto, la investigación estadounidense analizó la relación entre la Esclerosis Lateral Amiotrófica y el consumo de vitamina C y carotenoides. Se basaron en datos de más un millón de personas, de los cuales 1093 son pacientes con ELA.

"Se encontró que aquellos individuos con mayor ingesta total de carotenoides, especialmente aquellos que consumían dietas ricas en betacaroteno y luteína, parecían estar asociados a un riesgo menor de desarrollar Esclerosis Lateral Amiotrófica", explica Tapia.

A su decir, la gran conclusión del trabajo es que los resultados sugieren que consumir alimentos ricos en carotenoides puede ayudar a prevenir o retrasar el inicio de esta enfermedad. Sin embargo, se advierte que se necesita más investigación para examinar en profundidad el impacto de los nutrientes dietarios sobre la ELA. "Este estudio resulta esperanzador para las personas que enfrentan esta enfermedad con valentía e incluso para quienes aún no han sido diagnosticadas", manifestó.

Las frutas de colores brillantes anaranjados, rojos o amarillos y los verdes intensos siempre tienen carotenoides pues son ellos los que las pintan con esos colores. También hay otras frutas y verduras que, aunque no son tan vistosas, son ricas fuentes de este nutriente. Entre los carotenoides está el betacaroteno, potente antioxidante y el gran promotor de vitamina A en el organismo, que fortalece la función inmune, entre muchos otros aportes que realiza. 

Otro carotenoide muy importante es la luteína. Algunos estudios han sugerido que consumir alimentos ricos en luteína pueden prevenir y retrasar la degeneración macular, prevenir las cataratas, reducir el riesgo de enfermedad cardiovascular y proteger contra ciertos tipos de cáncer. 

Entre los alimentos ricos en betacarotenos están la zanahoria, la batata rosada, el mango, la auyama, el melón, la espinaca, la col rizada y el brócoli, enetre otros. Por otra parte, de nuevo la espinaca y el brócoli, además de los repollitos de bruselas, la lechuga y la alcachofa son fuente de luteína, al igual que la yema de huevo.

Lou Gehrig fue uno de los primeros pacientes conocidos que sufrió la enfermedad y quien le dio su nombre coloquial. Actualmente, Stephen Hawking tiene cerca de cinco décadas conviviendo con Esclerosis Lateral Amiotrófica.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada