Carlos Fierro con un grupo de egresados del Diplomado en Gastronomía de la UJAP

Carlos Fierro con un grupo de egresados del Diplomado en Gastronomía de la UJAP
Carlos Fierro con un grupo de egresados del Diplomado en Gastronomía de la UJAP del cual fue su Coordinador al inicio. GASTRONOMIA (del griego γαστρονομία)es el estudio de la relación del hombre con su alimentación y su medio ambiente o entorno.Gastrónomo es la persona que se ocupa de esta ciencia. A menudo se piensa erróneamente que el término gastronomía únicamente tiene relación con el arte culinario y la cubertería en torno a una mesa. Sin embargo ésta es una pequeña parte del campo de estudio de dicha disciplina: no siempre se puede afirmar que un cocinero es un gastrónomo. La gastronomía estudia varios componentes culturales tomando como eje central la comida.Para mucha gente, el aprender a cocinar implica no solo encontrar una distracción o un pasatiempo cualquiera; pues cocinar (en un término amplio) es más que solo técnicas y procedimientos... es un arte, que eleva a la persona que lo practica y que lo disfruta. Eso es para mi la cocina, con mis obvias limitaciones para preparar diversos platillos, es una actividad que disfruto en todos sus pasos, desde elegir un vegetal perfecto, pasando por el momento en que especiamos la comida, hasta el momento en que me siento con los que amo a disfrutar del resultado, que no es otro más que ese mismo, disfrutar esta deliciosa actividad o con mis alumnos a transmitirles conocimientos que les permitirán ser ellos creadores de sus propios platos gracias a sus saberes llevados a sabores

miércoles, 5 de noviembre de 2014

Juan Carlos Sayalero organizó el evento gastronómico "Guayana sabe bien"

MUNDO GOURMET

Juan Carlos Sayalero organizó el evento gastronómico "Guayana sabe bien"


VANESSA BARRADAS |  EL UNIVERSAL
sábado 1 de noviembre de 2014  12:00 AM
Guayana tiene sazón
Las cocinas regionales están en boca de todos. Desde Paria hemos conocido la propuesta gastronómica de Tamara Rodríguez, el estado Zulia ha estado muy bien representado por Ivette Franchi, Néstor Colina y los jóvenes del Grupo Occidental Gastronómico. Desde los Andes nos hemos deleitado con la nueva cocina merideña y tachirense.

Nueva Esparta, Lara, Amazonas, en fin, cada zona de nuestro país ha logrado plasmar su identidad en nuestros platos.

Este logro de las cocinas regionales nos ha hecho soñar con viajar más allá de nuestros lugares de origen, no sólo a conocer monumentos, museos, playas, ríos o montañas, sino también para visitar restaurantes, mercados y bares, entre otros.

Con motivo de esta movida culinaria, tuve la oportunidad de visitar el estado Bolívar, invitada por el cocinero guayanés Juan Carlos Sayalero, quien organizó el evento Guayana sabe bien. La sorpresa que me esperaba fue más que grata. Habían stands de artesanos de la región, el mazapán de merey, los quesos guayanés y de mano, los cupcakes Diangelos de merey pasao' elaborados en Ciudad Bolívar, el pescado Lau Lau tan cotizado en la capital se servía en múltiples presentaciones, ahumado y en cremas para untar eran algunas de ellas.

Visité Ciudad Bolívar, donde conocí un restaurante que está dando mucho de qué hablar. De nombre Sarrapia y con poco más de un año, este sitio fue un gran descubrimiento.

El jefe de los fogones es Néstor Acuña, un guayanés apasionado y talentoso que no sólo es experto en cocina italiana, sino que aplica técnicas vanguardistas a ingredientes criollos.

Allí probé un timbal de venado, tortellinis rellenos de Lau Lau, el plato emblema de la casa: Caribe (que es un pescado al que también se le llama piraña) y helados de queso guayanés y de sarrapia, una semilla que es comparada con la nuez moscada, aunque me atrevo a decir que es mucho más aromática, fina y que de hecho tiene un alto valor a nivel internacional. El estado Bolívar es el mayor productor de esta sarrapia en el mundo.

Por supuesto la movida de bebidas artesanales no podía pasar por debajo de la mesa y me presentaron a los primeros productores de cerveza de la zona. Amäy elabora 4 birras completamente identificadas con la región: Llovizna, Orinoco, Jaspe y Caroní. Todas tipo Ale y todas exquisitas.

El viaje duró apenas dos días y fue mucho lo que me quedó por degustar y conocer, pero esa sola muestra bastó para poner a Guayana en un mapa gastronómico digno de compartir. Sé que pronto será mucho más lo que se hablará del estado Bolívar, que tiene mucha sazón para dar.

vanessabarradas1@gmail.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada