Carlos Fierro con un grupo de egresados del Diplomado en Gastronomía de la UJAP

Carlos Fierro con un grupo de egresados del Diplomado en Gastronomía de la UJAP
Carlos Fierro con un grupo de egresados del Diplomado en Gastronomía de la UJAP del cual fue su Coordinador al inicio. GASTRONOMIA (del griego γαστρονομία)es el estudio de la relación del hombre con su alimentación y su medio ambiente o entorno.Gastrónomo es la persona que se ocupa de esta ciencia. A menudo se piensa erróneamente que el término gastronomía únicamente tiene relación con el arte culinario y la cubertería en torno a una mesa. Sin embargo ésta es una pequeña parte del campo de estudio de dicha disciplina: no siempre se puede afirmar que un cocinero es un gastrónomo. La gastronomía estudia varios componentes culturales tomando como eje central la comida.Para mucha gente, el aprender a cocinar implica no solo encontrar una distracción o un pasatiempo cualquiera; pues cocinar (en un término amplio) es más que solo técnicas y procedimientos... es un arte, que eleva a la persona que lo practica y que lo disfruta. Eso es para mi la cocina, con mis obvias limitaciones para preparar diversos platillos, es una actividad que disfruto en todos sus pasos, desde elegir un vegetal perfecto, pasando por el momento en que especiamos la comida, hasta el momento en que me siento con los que amo a disfrutar del resultado, que no es otro más que ese mismo, disfrutar esta deliciosa actividad o con mis alumnos a transmitirles conocimientos que les permitirán ser ellos creadores de sus propios platos gracias a sus saberes llevados a sabores

sábado, 15 de noviembre de 2014

Los Beneficios de una buena Sopa por Nayeli R.

Los Beneficios de una buena Sopa
Rastrear los orígenes de la sopa sería como tratar de dilucidar cual fue el primer alimento que el hombre se llevó a la boca tras dejar la leche materna apenas apareció en el planeta. Si bien nace de un pensamiento complejo, pues requiere cocinar un alimento de forma indirecta en un medio acuoso contenido por recipiente que resiste al calor (y por ende la sopa es un trazo de civilización más que cocinar los alimentos a fuego directo), satisface una necesidad muy básica y es que las sopas permiten racionar la despensa del rico y del pobre, concentrando los nutrientes de todo aquello que sobre ellas se disponga. En muchas ocasiones es difícil distinguir a una sopa de un caldo o una salsa, pero se puede decir que las sopas son un poco más líquidas y también que concentran menos los sabores, en comparación con éstas dos últimas preparaciones mencionadas.
Además esa brisa invernal que ya se asoma a la vuelta de la esquina hace que uno de verdad quiera reconfortarse con una buena y caliente sopa, que es una forma sencilla de absorber los nutrientes que necesitamos para mantener una vida saludable, el cocer algunos alimentos en agua por largos periodos de tiempo mejora su digestibilidad y por supuesto concentran los minerales y vitaminas que aportan todos aquellos ingredientes que colocamos en ellos, en preparados bajos en calorías. Las sopas nos permiten capturar a través de un solo platillo los nutrientes que tendríamos que obtener del consumo de varios, por lo tanto también reducen la cantidad de ingesta y nos satisface por el agua que la acompaña. Y en caso de incluir un poco de carne en las sopas también podemos esperar que ésta libere el colágeno que contiene, además del hierro y proteínas que la caracterizan. Las variantes que se pueden preparar con las sopas son casi infinitas, casi todo es válido a la hora de prepararlas y como muestra de ello te comparto las siguientes recetas que espero te hagan volver tu interés por estos acuosos preparados:

Sopa de tomate

Ingredientes
  • 1 kg. de tomates
  • 1 ½ lts de agua
  • 400 ml de leche
  • 2 cdas. de concentrado de caldo de pollo
  • 3 cdas. de paprika
  • 1 cdta. de comino
  • 1 cebolla cortada
  • 4 cdas. de aceite de oliva
  • Sal y pimienta al gusto
Preparación
  1. Asa los tomates y resérvalos, en una cazuela coloca el aceite de oliva y caliéntalo y saltea la cebolla cortada en rebanadas delgadas hasta que ésta se vuelva suave y tome una tonalidad amarilla.
  2. Agrega el comino y la paprika, cocina ligeramente hasta que las especias liberen sus fragancias. Inmediatamente después agrega los tomates, el agua y el concentrado de pollo, cuece durante unos diez minutos y con un procesador manual haz puré los tomates e incorpora los ingredientes, Añade la leche y cuece durante otros diez minutos o hasta que consigas la densidad deseada, ajusta el sabor con la sal y la pimienta.
  3. Sirve caliente con un poco de albahaca encima y unos crotones, acompáñala con lo que desees.

Sopa de pescado

Ingredientes
  • 300 grs. del filete de tu pescado de elección
  • 200 grs. de almejas
  • 1 tza. de caldo de pollo
  • 1/3 tza. de cebolla picada
  • 1 diente de ajo picado
  • ½ tza. de papas cortadas en cubos previamente cocidas
  • ½ tza. de zanahorias cortadas en cubos previamente cocidas
  • 2 cdas. de aceite de oliva
  • ¼ tza. de vino blanco
  • 1 lata de tomates
  • 200 ml de puré de tomate
  • 1 cdta. de orégano
  • Sal y pimienta al gusto
  • 1 cdta. de perejil
Preparación
  1. En una cazuela agrega el aceite y saltea la cebolla y el ajo, hasta que suavicen, añade el caldo de pollo y el vino y lleva a ebullición.
  2. Añade el puré de tomate, el orégano, sal y pimienta. Cubre durante 5 minutos. Añade la lata de tomates y el puré de tomate e incorpora junto a los demás ingredientes a fuego bajo durante otros 5 minutos.
  3. Añade las verduras, el pescado cortado en tiras y las almejas, cuece hasta que las almejas se hayan abierto, descarta aquellas que no consigan hacerlo. Sirve con un poco de perejil sobre la sopa aún caliente.

Sopa de lentejas

Ingredientes
  • 200 grs. de lentejas
  • ¼ tza. de cebolla picada
  • 1 diente de ajo picado
  • 150 grs. de tomate picado
  • 1 o 2 chiles serranos cortados en rodajas (opcional)
  • 150 grs. de tocino
  • 2 lts. de agua
  • ½ cdta. de comino
  • 3 cdas. de concentrado de caldo de pollo
  • Sal al gusto
Preparación
  1. En una cazuela fríe el tocino y con la grasa que éste libere agrega la cebolla y el ajo y saltéalo, después agrega el tomate y sofríelo ligeramente.
  2. Añade el agua, el concentrado de pollo, las lentejas y los chiles, lleva la sopa a punto de ebullición y después reduce la flama. Cuece las lentejas por alrededor de 40 min removiendo de cuando en cuando y agrega algo más de agua en caso de que se reduzca considerablemente.
  3. La sopa estará lista cuando las lentejas se encuentren suaves, sirve caliente, puedes añadir sobre ella un poco de queso fresco. En algunos lugares se les adiciona al final un poco de plátano, también puedes sustituir el tocino por alguna otra carne de cerdo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada