Carlos Fierro con un grupo de egresados del Diplomado en Gastronomía de la UJAP

Carlos Fierro con un grupo de egresados del Diplomado en Gastronomía de la UJAP
Carlos Fierro con un grupo de egresados del Diplomado en Gastronomía de la UJAP del cual fue su Coordinador al inicio. GASTRONOMIA (del griego γαστρονομία)es el estudio de la relación del hombre con su alimentación y su medio ambiente o entorno.Gastrónomo es la persona que se ocupa de esta ciencia. A menudo se piensa erróneamente que el término gastronomía únicamente tiene relación con el arte culinario y la cubertería en torno a una mesa. Sin embargo ésta es una pequeña parte del campo de estudio de dicha disciplina: no siempre se puede afirmar que un cocinero es un gastrónomo. La gastronomía estudia varios componentes culturales tomando como eje central la comida.Para mucha gente, el aprender a cocinar implica no solo encontrar una distracción o un pasatiempo cualquiera; pues cocinar (en un término amplio) es más que solo técnicas y procedimientos... es un arte, que eleva a la persona que lo practica y que lo disfruta. Eso es para mi la cocina, con mis obvias limitaciones para preparar diversos platillos, es una actividad que disfruto en todos sus pasos, desde elegir un vegetal perfecto, pasando por el momento en que especiamos la comida, hasta el momento en que me siento con los que amo a disfrutar del resultado, que no es otro más que ese mismo, disfrutar esta deliciosa actividad o con mis alumnos a transmitirles conocimientos que les permitirán ser ellos creadores de sus propios platos gracias a sus saberes llevados a sabores

miércoles, 5 de noviembre de 2014

Tips gastronomicos

Los niños siempre deben llevar frutas y vegetales en la lonchera

Los más pequeños deben hacer tres comidas y tres meriendas al día


EL UNIVERSAL
jueves 30 de octubre de 2014  12:00 AM
Cuando los niños inician la guardería o el preescolar, comienzan nuevos retos nutricionales ya que es importante que mantengan buena alimentación fuera de casa.

Sobre todo si es el centro escolar el que se ocupa de suministrar alimentos, las interrogantes que surgen son muchas. Daniela Useche, pediatra y nutrólogo, ofreció recomendaciones para fomentar hábitos saludables.

A los niños pequeños se les debe alimentar seis veces al día, tres comidas y tres meriendas, hasta llegar a tres comidas y dos meriendas.

Es necesario además insistirles en que se laven las manos antes y después de cada comida y cepillarse los dientes, tanto en el hogar como en la guardería.

"Los padres deben enseñar a sus hijos a comer frutas y vegetales, para esto es importante variarle los alimentos, cambiar texturas, colores, olores, para que se vayan adaptando a esa nueva alimentación", expresó.

Sobre qué debe contener la lonchera del preescolar, Useche sugiere combinar todos los grupos alimenticios: "Siempre deben llevar el carbohidrato, arepa, pan o panqueca para el desayuno; para el almuerzo arroz, caraotas, plátano o puré de papas junto con la proteína, como el queso, el jamón, la carne o el pollo. Siempre acompañado de frutas y vegetales".

La masa muscular disminuye si no se desayuna bien

El individuo que no desayuna tiende a comer más en horas de la tarde

imageRotate
Un desayuno balanceado es necesario para llevar a cabo todas las actividades que el organismo necesita CORTESÍA
Contenido relacionado
EL UNIVERSAL |  GABRIEL BARRETO
jueves 30 de octubre de 2014  12:00 AM
Un suculento sandwich, preparado con jamón, queso y, por qué no, con una pieza de pollo, así como lechuga, tomates y pepinos, es lo que algunos nutricionistas consideran como ejemplo de "un desayuno ideal", pues contiene todos los nutrientes necesarios (carbohidratos, proteínas y vegetales) que el organismo requiere tras el reposo de la noche.

"Las personas vienen de un ayuno de ocho horas, por lo que es necesario que el cuerpo recupere las energías que le permitirán cumplir con todas sus funciones", asegura el nutricionista y especialista en metabolismo humano, Johan Almarza, para quien el desayuno es definitivamente la comida de mayor importancia de la jornada por una razón:

Cuando el organismo no recibe energía a consecuencia de la falta de alimentos, dice Almarza, se activan en el cuerpo los mecanismos de defensas, trayendo consigo una disminución de la masa muscular del individuo debido a que la energía es obtenida de todas las reservas musculares y grasa que tiene el organismo.

"Un desayuno ideal debe contener proteínas, carbohidratos, frutas y verduras", agrega el especialista, para quien el pan del sandwich representa el grupo alimenticio de los carbohidratos, mientras que el pollo, jamón y queso son las proteínas. Y el tomate, la lechuga y el pepino son los vegetales. Y mucho mejor si se acompaña todo ello con una fruta natural.

Pero el sandwich no debe ser igual para todos, ya que cada persona tiene un requerimiento de nutrientes en función de las actividades que suele desempeñar durante una jornada. De allí que Johan Almarza recomiende diferentes tipos de combinaciones alimenticias para la primera comida, sobre todo tomando en cuenta la cantidad y frecuencia de actividades que una persona puede ejecutar diariamente.

"El desayuno es importante porque durante la mañana aumentan los niveles de serotoninas, que es la hormona resposable de los niveles de satisfacción. Si ocurre una alteración, los pacientes se habituan a no ingerir alimentos en la mañana, lo que ocasionaría que en la tarde el individuo tienda a comer más y, por ende, a subir de peso. En conclusión, no es un método que sirva para bajar de peso porque las personas comerán el doble de lo que no pudieron comer durante el desayuno".

gbarreto@eluniversal.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada