Carlos Fierro con un grupo de egresados del Diplomado en Gastronomía de la UJAP

Carlos Fierro con un grupo de egresados del Diplomado en Gastronomía de la UJAP
Carlos Fierro con un grupo de egresados del Diplomado en Gastronomía de la UJAP del cual fue su Coordinador al inicio. GASTRONOMIA (del griego γαστρονομία)es el estudio de la relación del hombre con su alimentación y su medio ambiente o entorno.Gastrónomo es la persona que se ocupa de esta ciencia. A menudo se piensa erróneamente que el término gastronomía únicamente tiene relación con el arte culinario y la cubertería en torno a una mesa. Sin embargo ésta es una pequeña parte del campo de estudio de dicha disciplina: no siempre se puede afirmar que un cocinero es un gastrónomo. La gastronomía estudia varios componentes culturales tomando como eje central la comida.Para mucha gente, el aprender a cocinar implica no solo encontrar una distracción o un pasatiempo cualquiera; pues cocinar (en un término amplio) es más que solo técnicas y procedimientos... es un arte, que eleva a la persona que lo practica y que lo disfruta. Eso es para mi la cocina, con mis obvias limitaciones para preparar diversos platillos, es una actividad que disfruto en todos sus pasos, desde elegir un vegetal perfecto, pasando por el momento en que especiamos la comida, hasta el momento en que me siento con los que amo a disfrutar del resultado, que no es otro más que ese mismo, disfrutar esta deliciosa actividad o con mis alumnos a transmitirles conocimientos que les permitirán ser ellos creadores de sus propios platos gracias a sus saberes llevados a sabores

lunes, 2 de marzo de 2015

El cielo ya no es el límite para disfrutar de la alta cocina. Esto es lo que propone la compañía Dinner in the Sky que inicia su andadura en Grecia, donde ofrece cenas con la Acrópolis como invitada. El proyecto Dinner in the Sky (Cena en el cielo) nació en Bruselas hace 9 años...se ha posado frente a la Torre Eiffel de París, la Torre de Londres, el Atomium de Bruselas o la playa de Copacabana en Río de Janeiro, pues ya ha visitado 45 países y su ambición es seguir conquistando el cielo de todo el mundo.

Una cena en el cielo de Atenas

El Partenón, en la Acrópolis
La empresa ofrece cenas en la Acrópolis
La empresa Dinner in the Sky promueve una comida con la Acrópolis de invitada

El cielo ya no es el límite para disfrutar de la alta cocina. Esto es lo que propone la compañía Dinner in the Sky que inicia su andadura en Grecia, donde ofrece cenas con la Acrópolis como invitada.
El proyecto Dinner in the Sky (Cena en el cielo) nació en Bruselas hace 9 años, pero acaba de aterrizar en Atenas de la mano de una compañía griega que va a reproducir el escenario frente a la roca sagrada. Se trata de una plataforma con 22 asientos situados alrededor de una gran mesa cuadrada, que una grúa eleva hasta 50 metros de altura para emplazarla junto al monumento en cuestión.
Dinner in the Sky se ha posado frente a la Torre Eiffel de París, la Torre de Londres, el Atomium de Bruselas o la playa de Copacabana en Río de Janeiro, pues ya ha visitado 45 países y su ambición es seguir conquistando el cielo de todo el mundo.
Esta vez la mesa solo se eleva 40 metros para lograr la perfecta visión de la Acrópolis “justo a la altura de los ojos y no por encima”, dijo Vaso Tosi, encargada de comunicación, quien aseguró que el menú está basado en los productos típicos de la gastronomía helena y que preparan dos chefs autóctonos.
Acompañando a los 22 comensales, sentados y con los cinturones de seguridad debidamente abrochados, se encuentran estos 2 cocineros que sirven los platos a la vez, un barman que prepara cocteles y una persona encargada de la seguridad, que permanecen de pie en medio de la plataforma.
En esta cena la etiqueta pasa a un segundo plano, pues hay que ir bien abrigado para evitar el intenso frío que estos días sacude la ciudad, porque aunque hay calefacciones frente a los asientos, es muy difícil, afirma la organizadora, combatir el frío a esa altura.
Lo único que se requiere es estatura. Por razones de seguridad es necesario medir más de 1,50 metros, ya que el proyecto se rige por la norma europea de parques de atracciones.
La compañía permanecerá dos meses en el centro de Atenas, pero se desplazará a otros puntos de Grecia como la ciudad de Salónica o “cerca del mar”, dice Tosi, que adelanta que entre sus próximos destinos podrían estar las islas de Mykonos y Santorini.  

El dato
120 euros por persona cuesta la cena en el cielo, porque se trata de una experiencia única y exclusiva, como la definen sus creadores, lo que, sin embargo, no ha impedido que se estrenen con boletos agotados.

A la medida
En el aire se pueden celebrar todo tipo de eventos, ya que la compañía organiza también conciertos, reuniones de empresas o bodas y a los recién casados se les ofrece la posibilidad de estrenar su nueva vida haciendo “puenting” (bungee) desde la plataforma: todo se puede personalizar al gusto del cliente.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada