Carlos Fierro con un grupo de egresados del Diplomado en Gastronomía de la UJAP

Carlos Fierro con un grupo de egresados del Diplomado en Gastronomía de la UJAP
Carlos Fierro con un grupo de egresados del Diplomado en Gastronomía de la UJAP del cual fue su Coordinador al inicio. GASTRONOMIA (del griego γαστρονομία)es el estudio de la relación del hombre con su alimentación y su medio ambiente o entorno.Gastrónomo es la persona que se ocupa de esta ciencia. A menudo se piensa erróneamente que el término gastronomía únicamente tiene relación con el arte culinario y la cubertería en torno a una mesa. Sin embargo ésta es una pequeña parte del campo de estudio de dicha disciplina: no siempre se puede afirmar que un cocinero es un gastrónomo. La gastronomía estudia varios componentes culturales tomando como eje central la comida.Para mucha gente, el aprender a cocinar implica no solo encontrar una distracción o un pasatiempo cualquiera; pues cocinar (en un término amplio) es más que solo técnicas y procedimientos... es un arte, que eleva a la persona que lo practica y que lo disfruta. Eso es para mi la cocina, con mis obvias limitaciones para preparar diversos platillos, es una actividad que disfruto en todos sus pasos, desde elegir un vegetal perfecto, pasando por el momento en que especiamos la comida, hasta el momento en que me siento con los que amo a disfrutar del resultado, que no es otro más que ese mismo, disfrutar esta deliciosa actividad o con mis alumnos a transmitirles conocimientos que les permitirán ser ellos creadores de sus propios platos gracias a sus saberes llevados a sabores

domingo, 29 de marzo de 2015

En una casona de Los Chorros donde se casó Isaías Medina Angarita, huele a chocolate. Uno de sus espacios es, desde enero de este año, el lugar en el que Giovanni Conversi y su pequeño equipo se encargan de multiplicar las tabletas de Mantuano y Buen beber, Por Miro Popic

Gastroetc: Chocolates de sabores

Los chocolates Mantuano
Los chocolates Mantuano

En una casona de Los Chorros donde se casó Isaías Medina Angarita, huele a chocolate. Uno de sus espacios es, desde enero de este año, el lugar en el que Giovanni Conversi y su pequeño equipo se encargan de multiplicar las tabletas de Mantuano. Quien trabajó durante 10 años en la bombonería Kakao, muestra orgulloso una edición limitada cuyo empaque tiene impresas obras de Pedro León Zapata. Esos chocolates solo se consiguen en una exposición del artista que tiene lugar en la galería Utopía 19 de El Hatillo. Allí aguardan también las tabletas con sal marina o ají picante, las de granola o chocolate blanco y naranja. Las siete alternativas las elabora con Chocolate El Rey como base y una técnica de infundir que aprendió en Italia junto a María Fernanda Di Giacobbe. Mientras, sigue explorando alternativas: una posible es con ají margariteño que, de materializarla, contará con el aval de Margarita Gastronómica.
Conversi sonríe con el gusto de quienes trabajan con el buen chocolate venezolano y sabe cómo incrementa posibilidades. Muchas veces, estando en Kakao, ofreció talleres para emprendedores que anhelaban trabajar con esta delicia. En una ocasión, en Mérida, impartió uno de esos cursos de tabletas. Dos hermanas, Giogina e Isabela Suárez, fueron, aprendieron, montaron Mantuano y luego lo invitaron a que fuera parte de esa marca para elaborar las tabletas que se ofrecerían en Caracas. "Pensamos que haría solo 200 al mes". En dos días ya hacía 400. Desde el principio, el apetito de la demanda los ha llevado a que esa cifra crezca y a instalarse en distintas esquinas del país: desde Margarita hasta Maracaibo.
Conversi sigue multiplicando esos sabores, imaginando empaques en alianzas con artistas y realizando cursos de bombones en el Mercado de Chacao para quienes, como él, quieran emprender su negocio con gusto a chocolate venezolano.
Los chocolates Mantuano se consiguen en bodegones y tiendas de productos gastronómicos en Caracas, Porlamar, Maracaibo, Mérida y Puerto la Cruz. Su cuenta de Twitter es @mantuanochocoGiovanni Conversi ofrece cursos de bombonería en el Mercado de Chacao (la información se consigue a través de su cuenta de Twitter). Los sábados vende sus chocolates en el mercado de Los Palos Grandes.

Buen beber, Por Miro Popic
Chave de Oiro Bruto
¿Vino espumoso portugués? Sí, espumoso portugués y, además, con buena relación precio valor, algo que se agradece hoy en día; tanto que, donde lo compré, era el más económico del anaquel. No sé cuánto va a durar, pero es la realidad al escribir estas líneas. Si bien actualmente en Portugal se producen vinos espumosos, la zona más importante sigue siendo Bairrada y Beira, una denominación relativamente reciente que luego de flexibilizar sus estatutos para incorporar cepas no originarias, ha ido mejorando en cantidad y calidad. Para un buen espumante se necesita alta acidez y en esa zona no hay que esforzarse mucho para obtenerlo. El vino de hoy tiene nombre capcioso para nosotros, Chave de Oiro Bruto (Llave de Oro brut) y lo menos que se puede decir es que se trata de un vino decente, correcto, vinificado, según los procedimientos establecidos. La novedad es que intervienen en él cepas como bical, arinto y maria gomes, totalmente desconocidas para nosotros. ¿Resultados? Un vino fresco, sin mayor complejidad, agradable en boca, con buena persistencia, notas frutales, cítricas y manzana, y, más que nada, chispeante. Con esta bebida se puede brindar por lo que sea, todo es cuestión de saber hacerlo, discretamente, entre amigos. Si de burbujas se trata, esta es una opción inexplorada que no les caerá mal.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada